policiales

Lo mataron de cinco tiros mientras trabajaba en la puerta de su casa

Un hombre de 46 años fue acribillado por dos jóvenes y los pesquisas suponen que se trata de una cuestión vinculada al narcomenudeo.

Miércoles 17 de Junio de 2020

Otra vez plomo y sangre en el barrio Stolfi de Villa Gobernador Gálvez, a metros de donde la familia de Luis "Pollo" Bassi supo tener una remisería en la cual mataron a su padre y a dos de sus hermanos. Ahora la víctima fue Carlos Gerónimo Aquino, un hombre de 46 años con antecedente policiales y sindicado como un vendedor de drogas de la banda de "Jerry". El lunes, alrededor de las 19.45 y mientras realizaba mejoras en la vereda de su casa, dos sicarios lo emboscaron y lo balearon con pistolas calibres 3.80 y 9 milímetros en un asesinato con claro ribete mafioso.

"A los sicarios no les importa nada. Vienen y te matan. La madre del hombre decía que había sido para robarle el celular. ¿Cinco tiros para robar un celular? Pobre ¿qué iba a decir?", comentó una mujer de la zona. Aquino murió al filo de la medianoche del lunes en el Hospital de Emergencias. Fuentes consultadas confiaron que una de las hipótesis es que Aquino había quedado en la mira de Los Monos por una disputa territorial.

En lo que va del año la ciudad de Villa Gobernador Gálvez fue escenario de al menos ocho crímenes, tres de ellos en un radio de 15 cuadras y la mitad en forma de ejecuciones. "Desde que la remisería de estos personajes cerró (por la familia Bassi, cuyo integrante más conocido es el ex barra brava de Newell's Luis "Pollo" Bassi, hoy preso en Coronda) estábamos mucho mas tranquilos. Pero mientras haya droga en la calle nadie puede estar seguro. A esa familia le mataron a tres hombres por eso", rememoró otra vecina.

"La remisería Cinco Estrellas está cerrada hace años. Poco después de que mataran a Luis, el padre del «Pollo»", recordó otro vecino. Luis Bassi fue ejecutado de diez balazos en el frente de su local el 22 de octubre de 2014. A partir del asesinato de Claudio "Pájaro" Cantero, el líder de Los Monos asesinado el 26 de mayo de 2013 en Villa Gobernador Gálvez, buena parte de la familia Bassi chocó de llenó contra el poder de fuego de la organización nacida de barrio La Granada. Además de Luis fueron asesinados Leonardo, en diciembre de 2013; y Maximiliano Gerardo, en febrero de 2014.

Nació y murió en el barrio

Carlos Aquino se crió en el barrio Stolfi y vivía en la casa de su madre junto a su esposa y su hija, a escasos 40 metros del cruce de 20 de Junio y Chile, donde funcionaba la remisería de los Bassi. La última anotación que tenía en su prontuario, según el Ministerio de Seguridad, fue un robo calificativo con secuestro de armas en diciembre de 2013. Algunos vecinos e investigadores lo señalaban como uno de los vendedores de drogas de la banda de "Jerry", una marca que también apareció mencionada en el asesinato de Martín "Narigón" Bertón, ejecutado de 30 disparos en el interior de su auto el pasado 19 de febrero frente a la casa de su madre, en San Juan y Roca, también en Villa Gobernador Gálvez y a unas 12 cuadras de donde ocurrió el homicidio de anteayer.

Según la reconstrucción del hecho, el lunes a la tarde Aquino trabajaba en la vereda de su casa sacando tierra para nivelar el terreno y mejorarla con material. La tierra que sacaba la arrojaba en un volquete colocado sobre el frente de su casa, una vivienda con un portón de chapa y un enrejado que no permite ver hacia el interior. La víctima estaba sola cuando a las 19.45, bajo una oscuridad desafiada por el alumbrado público, fue emboscada por dos hombres.

Emboscado

"Eran dos tipos que iban en un auto gris. Uno se bajó en la esquina de 20 de Junio y Chile y comenzó a caminar por la vereda de la casa de Aquino mientras el que manejaba avanzó lentamente en el auto y se estacionó frente a la casa del hombres que estaba regalado trabajando en la vereda. El conductor se bajó arma en mano y le disparó; y el otro que caminaba por la vereda hizo lo mismo. Aquino quedó entre dos fuegos. Cuando salieron sus familiares lo cargaron en un auto y lo llevaron primero al Hospital Gamen y de ahí lo trasladaron al Heca. Pero estaba muy malherido", explicó la mujer. Sin embargo otros vecinos indicaron que los tiradores llegaron y huyeron a pie, y que corrieron por Chile hacia calle 20 de Junio. Lo cierto es que la víctima recibió al menos cinco impactos en el tórax y la policía recolectó en el lugar una vaina servida calibre 9 milímetros y siete vainas calibre 3.80.

Aquino falleció a las 23.45 del lunes en el Heca y la pesquisa quedó en manos del fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Luis Schiappa Pietra, quien comisionó a efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) para que trabajen sobre el territorio en busca de posibles testigos ya que en las inmediaciones no se observan, a simple vista, cámaras de videovigilancia públicas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario