Policiales

Lo matan a puñaladas y buscan a un vecino como sospechoso

Apenas pasadas las 8.30 de ayer el cuerpo de Pablo Leonel de Marco apareció tirado en el patio de su casa de Fray Luis Beltrán.

Martes 18 de Diciembre de 2018

Apenas pasadas las 8.30 de ayer el cuerpo de Pablo Leonel de Marco apareció tirado en el patio de su casa de Fray Luis Beltrán. Los datos sobre los hechos que desembocaron en el crimen indican que una hora antes el joven de 28 años habría discutido con un vecino que le terminó aplicando dos puntazos en el abdomen. Si bien está identificado, anoche al cierre de esta edición el sospechoso continuaba prófugo.

La pareja de la víctima llamó desesperada al 911 para avisar que su marido estaba tirado en el patio de su humilde vivienda de Estrada 238. En el llamado se indicaba que podría estar herido de gravedad, pero minutos después llegó al lugar personal del Comando Radioeléctrico y constató que ya estaba muerto "producto de heridas de arma blanca en el pecho".

Los primeros pasos de la investigación indican que Pablo se encontraba en su domicilio cuando su vecino, que vive en una casa lindera, ingresó a las patadas. Allí, según el parte policial, se produjo un altercado y el vecino, "utilizando un arma blanca, le produce heridas en zona del tórax a la víctima".

La pareja del muchacho declaró a la policía que "en momentos que ella se encontraba durmiendo en el interior de la vivienda escuchó a su marido discutir con el vecino, principal sospechoso del asesinato".

Con los testimonios de la mujer y un testigo presencial del asesinato, un amigo de la víctima que realizaba trabajos de albañilería y vio como el vecino cruzó el alambrado y mató a sangre fría a Pablo, la policía requisó con una orden judicial la vivienda del sospechoso y secuestró un cuchillo que al parecer sería el arma homicida, lo cual será confirmado o no por las pericias.

Conflicto

Según trascendió, la víctima y su agresor eran amigos de hacía tiempo y el conflicto tiene su origen en que tanto De Marco como el sospechoso eran propietarios individualmente de sendos pequeños kioscos de venta de golosinas.

Al parecer, el vecino le recriminaba a De Marco que su negocio le habría restado ventas al suyo.

El fiscal de San Lorenzo Maximiliano Nicosia Herrero dio intervención al gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) para que realizara las primeras medidas investigativas (planimetría, pericia fotográfica y toma de testimonios). También ordenó una serie de allanamientos en busca del sospechoso.

En ese sentido, fuentes judiciales señalaron que el sindicado como autor del homicidio está identificado, hasta anoche permanecía prófugo mientras había medidas en curso para localizarlo.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});