Policiales

Lo engañaron con la excusa de comprarle unas zapatillas y lo asesinaron

A Nelson "Ale" Barreto "le hicieron una cama", cuentan sus amigos. El martes a la noche ofreció a la venta en un grupo de Facebook un par de zapatillas Nike de mujer.

Jueves 09 de Enero de 2020

A Nelson "Ale" Barreto "le hicieron una cama", cuentan sus amigos. El martes a la noche ofreció a la venta en un grupo de Facebook un par de zapatillas Nike de mujer. Instantes después una tal "Mary" le ofreció comprárselas. El joven pedía 4.500 pesos o bien un "cambio por otras y plata a mi favor". Incluso promocionaba que el calzado no tenía "ningún detalle, poco uso". Pactaron encontrase a las 22 en Brasil y 27 de Febrero, frente al paredón del cementerio "La Piedad". Cuando Barreto llegó al lugar "Mary" no estaba. Lo esperaban dos personas en una moto tipo enduro blanca. Uno de ellos bajó y lo ejecutó ferozmente con tiros en el abdomen, la cara y la boca con una pistola 9 milímetros.

Algunos vecinos y amigos de "Ale" comentaron que quien lo contactó para la compra es la hermana de un tal "Tatita" o "Tartita", quien se moviliza en una Honda XR125 similar a la vista por los testigos del homicidio, y con quien la víctima tenía antiguos problemas.

Ayer a la tarde, mientras la familia de "Ale" iba en busca del cuerpo del joven de 18 años al Instituto Médico Legal, una tía aseguró no saber "qué pasó". "La piba que le quería comprar las zapatillas borró su cuenta de Facebook y creemos que «Ale» la conocía".

Todo por Facebook

La página de Facebook donde Barreto promocionaba distintos productos se llama "Manejes y viseras". Y las zapatillas que ofrecía, dijeron, eran de una de sus hermanas. Además ofrecía unas "Crocs" de niño en "buen estado para la venta" y promocionaba la compra venta de mercaderías en distintas páginas.

A las 22.30 del martes, cuando "Ale" fue a Brasil y 27 de Febrero, a dos cuadras de su casa, llevaba las zapatillas convencido de concretar la venta. "Se ve que reconoció a los que le tiraron, por eso no le dieron tiempo a nada", comentó un policía.

Según los testigos, quienes dispararon llevaban el rostro cubierto y viseras. "Primero le tiraron en el estómago. Después, le pusieron el arma en la boca y gatillaron varias veces", dijo un vecino.

A las 22.45 llegó el aviso al 911 y cuando la policía arribó junto a un móvil del Sies encontraron el cuerpo en la parada de colectivos, sobre un charco de sangre. "Ale" tenía múltiples heridas en el rostro, el cráneo y el vientre. En tanto, el Gabinete Criminalístico de la Agencia de Investigaciones Criminales levantó al menos ocho vainas 9 milímetros.

Distintos testigos aseguraron que el conductor de la moto llevaba casco y el acompañante una máscara. Éste se bajó de la moto, se colocó frente a la víctima, le acercó el arma de fuego al rostro y sin mediar palabras le efectúo un disparo para luego hacerle más tiros y huir.

Antes de escapar, los homicidas robaron el celular de "Ale" y los pesquisas presumen que en ese móvil están registradas las llamadas que pudo haber tenido con la falsa compradora. También evalúan que no fue a encontrarse con nadie que desconociera e incluso que antes pactó algo por teléfono. El caso lo quedó a cargo del fiscal Luis Schiappa Pietra, quien ordenó el relevamiento de cámaras en la zona.

"A «Ale» le tendieron una cama amigo. Nosotros no sabemos si fue «Tatita» o quién, no sabemos nada, pero que no le iban a comprar las zapa seguro", dijeron amigos del muchacho parados y en silencio en la esquina de pasaje Volta al 7200, a pocos metros de la casa de la víctima.

El padre de Barreto, Nelson "Koki" Jara, de 41 años, fue asesinado en enero de 2017 en Gutemberg y Rueda, en la Villa Banana. Por ese crimen, en septiembre del 2019 Nicolás Saucedo fue sentenciado a 17 años de cárcel. El martes "Ale" Barreto posteó en su Facebook: "Yo extraño mucho a mi papá".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario