Policiales

Lo detuvieron e imputaron por matar a un comerciante

El fiscal Pablo Pinto sindicó al detenido como integrante de la banda que asaltó y mató el 30 de octubre de 2014 al comerciante Pablo Jiménez en su local de Granadero Baigorria.

Sábado 24 de Octubre de 2015

Fernando D., quien tenía pedido de captura por el homicidio de un comerciante ocurrido hace un año en Granadero Baigorria, fue detenido el jueves por efectivos de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) en bulevar Seguí y Pedro Lino Funes, y ayer fue sometido a una audiencia imputativa en la que le dictaron la prisión preventiva sin plazo.

   El fiscal Pablo Pinto sindicó al detenido como integrante de la banda que asaltó y mató el 30 de octubre de 2014 al comerciante Pablo Jiménez en su local de Granadero Baigorria en un intento de robo resistido por el comerciante, quien mató a uno de los maleantes, idnetificado como Sebastián Alva.

   En el caso de Fernando D., el fiscal argumentó ante la jueza Marcela Canavesio que el detenido tuvo una activa participación en el robo y aportó como indicios “llamadas telefónicas que lo sitúan en el lugar junto a su hermano, también integrante de la banda; registros de cámaras de vigilancia que tomaron en el lugar un Nissan Tiida robado en Villa Constitución por la misma banda; y cruces de llamadas que lo ligan a otros maleantes del grupo. Es más, su celular fue detectado en el lugar en el que la banda se reunió aquel 30 de octubre para ir luego a cometer el hecho en Baigorria”, sostuvo enfáticamente y solicitó la prisión preventiva sin plazo.

Falta de pruebas. En tanto el abogado Marcelo Piercecchi, defensor del acusado, sostuvo que “no hay nada contundente que sitúe a Fernando D. en el lugar” y pidió que, en caso de quedar detenido, fuera trasladado a la misma prisión en la que está su hermano. Luego la jueza determinó que el inculpado quede bajo prisión preventiva por “el máximo de tiempo que marca la ley en espera de más pruebas y por tener pedido de captura”.

   Tanto los padres como la hermana de Jiménez estuvieron en la audiencia portando remeras blancas con la cara estampada de la víctima, las mismas que usaron en distintas marchas en las que pidieron justicia. En ese marco Gabriela Jiménez, hermana de Pablo, dijo que “este asesino quiere estar con su hermano en la misma cárcel y yo al mío lo voy a ver al cementerio”.

   Por el homicidio de Jiménez, en diciembre del año pasado fueron detenidos Néstor Fabián “Cumbia” R., Joaquín P. y Andrés D, a quienes el fiscal Pinto les atribuyó el delito de robo calificado por el uso de arma de fuego con aptitud para el disparo, portación de arma de guerra y encubrimiento agravado. A su vez, también se detuvo a Germán Walter O. y Daniel Eugenio P., a quienes se les imputó encubrimiento agravado. El juez Juan Carlos Curto les dictó prisión preventiva y actualmente cumplen la pena en distintos centros de detención. Entonces la policía secuestró un revólver calibre 32 y una pistola 9 milímetros de la cual salió el proyectil que mató a Jiménez, quien fue alcanzado por dos balazos, uno disparado por Alva y otro por un arma secuestrada en las detenciones de diciembre de 2014.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS