Policiales

Lo detienen con un auto robado en una entradera en Alberdi

El vehículo, un Ford Focus modelo 2013, fue robado a punta de pistola a una mujer que llegaba a la casa de una amiga en Valentín Gómez al 2200 el martes pasado.

Domingo 02 de Noviembre de 2014

A partir de una investigación por un caso de abuso de armas —un hombre con prontuario había baleado a un vecino por una deuda— efectivos de la subcomisaría 21ª lograron recuperar, en un allanamiento en Parque Casas, un auto robado dos días antes en una entradera en barrio Alberdi.

   El vehículo, un Ford Focus modelo 2013, fue robado a punta de pistola a una mujer que llegaba a la casa de una amiga en Valentín Gómez al 2200 el martes pasado. En el allanamiento fue detenido un hombre de 26 años, con prontuario abierto y que no era el objetivo del procedimiento, quien quedó a disposición de la Fiscalía de Flagrancia.

   Días antes, el miércoles 22 de octubre en Juan B. Justo al 7700, entre Fisherton Noroeste y Emaús, uno de los muchachos que transitan por esas calles se topó con un vecino verdulero ambulante que mantenía con él una deuda.

   Sin muchas palabras, el joven con fama de pesado —ya identificado— disparó contra el vendedor. El agresor tenía varias causas penales y el verdulero se fue hasta la subcomisaría 21ª, del barrio 7 de Septiembre, y radicó la denuncia por el abuso de arma. “El agresor suele definir sus conflictos a balazos”, dijo una fuente de la pesquisa, en manos de la fiscal de Flagrancia Andrea Vega.

La entradera. El martes pasado, Stella, una mujer de unos 55 años, llegó a la casa de una amiga en Valentín Gómez al 2200, en barrio Alberdi, en su flamante Ford Focus con 3000 kilómetros recorridos.

   Antes de que llegara al umbral dos hombres armados le cortaron el paso como para concretar una entradera, la modalidad de robo que comienza con un descuido de la víctima cuando ingresa o sale de un domicilio. El delito no pudo consumarse y los ladrones entonces optaron por llevarse el Focus. La denuncia del robo del automotor quedó radicada en la seccional 10ª.

   Sin embrago, las dos investigaciones habrían de tocarse ayer a la mañana cuando efectivos de la seccional 21ª llegaron a un domicilio en el que había un quiosco y que fuentes policiales definieron como un “aguantadero”, ubicado en Ghiraldo al 1700, jurisdicción de comisaría 30ª.

   En las inmediaciones funcionó una cocina de cocaína, desbaratada parcialmente en 2011, y un búnker allanado y puesto a trabajar nuevamente en forma reiterada. Los vigilantes de la sub 21ª llegaron con el apoyo de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE), quienes se encargaron de la irrupción y el aseguramiento del perímetro.

El otro. Una vez que los TOE entraron se toparon con que la persona que se buscaba no estaba en el interior de la vivienda. Pero si había otro sospechoso.

   Entonces los policías dieron parte a la fiscal Vega quien tramitó con el juez Hernán Postma una nueva orden, que terminó con la detención Cristian Fernando G., de 26 años y prontuario abierto, al que se le incautaron dos handys digitales con frecuencia policial y el Ford Focus robado en Alberdi.

   Fuentes consultadas indicaron que “se investigará si el ahora detenido y el buscado por el abuso de arma en Emaús son parte de una gavilla de ladrones dedicados a entraderas en la zona norte y noroeste de Rosario”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario