Policiales

Lo condenaron a prisión como partícipe de un brutal homicidio

Tiene 23 años y lo hallaron culpable de manejar la moto desde la cual en julio de 2014 mataron a un empresario en una salidera bulevar Oroño y Gaboto, en julio de 2014.

Viernes 30 de Octubre de 2015

Un joven de 23 años fue condenado a 8 años y 11 meses de prisión efectiva al ser considerado partícipe necesario del impactante crimen de un empresario chaqueño que fue víctima de una salidera y ultimado de al menos tres disparos mientras se desplaza con su auto por bulevar Oroño y Gaboto, en julio del año pasado. El autor material del crimen, en tanto, fue apresado y se sucidó hace por lo menos 6 meses mientras cumplía la prisión preventiva (ver aparte).
  El homicidio del empresario Víctor Hugo Garnero, de 53 años y afincado en Chaco, conmocionó a la opinión pública el año pasado porque ocurrió a plena luz del día en una zona muy transitada de Rosario y a la vista de peatones, vecinos y automovilistas. El hombre vivía desde hacía más de 10 años en la localidad chaqueña de Las Breñas y era socio gerente de la empresa Garnero Maquinarias (concesionaria de las sembradoras Super Walter), dedicada al mercado de implementos agrícolas.

Emboscada. El crimen ocurrió el 25 de julio de 2014 cuando el hombre conducía su Volkswagen Vento por bulevar Oroño hacia el sur y antes de llegar a Gaboto fue emboscado por dos personas que se desplazaban en una moto. Uno de los ladrones se bajó de la moto con un arma y directamente le apuntó al conductor. El empresario se agachó para cubrirse y allí recibió la descarga de balas que le impactaron en las piernas afectándole la arteria femoral, por lo que se desangró y murió. Mientras tanto los maleantes sacaron un maletín del baúl que contenía 300 mil pesos en efectivo y cheques y huyeron.
  En la escena del delito, y apenas acudió una brigada de la Policía de Investigaciones (PDI), se especuló con que los atacantes dispararon al menos seis veces, ya que se recogieron en el lugar seis vainas calibre 11.25. Y sobre el móvil del hecho, los pesquisas hablaron de una “batida” ya que el empresario había concretado la venta de una cosechadora de granos que había cobrado en efectivo en Rosario.
  Momentos después del crimen, dos muchachos de 21 y 28 años fueron detenidos por efectivos del Comando Radioeléctrico en el complejo Fonavi de Rouillón y bulevar Seguí cuando intentaban ingresar a una vivienda. El fiscal a cargo de la pesquisa, Florentino Malaponte, dijo que el dato que los llevó hasta esos jóvenes surgió “de una advertencia al 911”.
  Los acusados fueron identificados como Juan José Ríos, de 21 años y sindicado como el conductor de la motocicleta Honda Tornado; y Nelson Gastón Cuevas, de 28, imputado de ser el autor material del homicidio. Al detenerlos se les secuestró el bolso de la víctima con los 300 mil pesos en efectivo, cheques, un pasaporte del empresario y un Nextel.

Imputados. Al otro día el fiscal Malaponte les imputó la coautoria del delito de homicidio calificado criminis causa agravado por alevosía, uso de arma de fuego y portación de arma de guerra. Entonces, el juez Gustavo Pérez de Urrechu les dictó la prisión preventiva sin plazos. Además, hermana de Ríos fue acusada de entorpecer el accionar policial al momento de las detenciones.
  La carpeta judicial de la pesquisa avanzó con evidencias concretas respecto a la participación y el rol que tuvo Ríos en la fatal salidera. Y tras reconocer su culpabilidad, fue condenado en un juicio de trámite abreviado.
  En una audiencia celebrada en Tribunales, Malaponte dejó constancia de la pena acordada con la defensa del acusado, circunstancia que también notificó a los familiares de la víctima, quienes manifestaron su conformidad con el trámite.
  El juez Juan Carlos Leiva declaró admisible el acuerdo de procedimiento abreviado y condenó a Ríos a 8 años y 11 meses de prisión de cumplimiento efectivo como partícipe secundario del delito de homicidio en ocasión de robo, agravado por el uso de arma de fuego; y ordenó que se decomise la moto Honda Tornado XR 250, dominio 299 JIU, utilizada en el crimen.

El autor material se quitó la vida

El 5 de enero de 2013 un ex convicto de 26 años que se había evadido de la cárcel de Coronda fue detenido y acusado de ser uno de los delincuentes que el año anterior había asaltado al ex jugador de Rosario Central Jesús Méndez frente a su departamento de Moreno al 100 bis sacándole 120 mil pesos en efectivo. El detenido fue identificado como Nelson Gastón Cuevas, sobre el que en ese monento pesaban tres pedidos de captura. Pero tras esa última detención volvió a ganar la calle y 18 meses después quedó acusado del crimen del empresario Víctor Hugo Garnero. Pero hace seis meses se suicidó mientras cumplía la prisión preventiva.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS