Policiales

Lo condenaron a dos años de prisión por matar a un vecino bajo emoción violenta

Un hombre de 60 años y herrero de oficio seguirá bajo arresto domiciliario después de aceptar, en un juicio abreviado, una pena de dos años de prisión condicional.

Sábado 12 de Octubre de 2019

Un hombre de 60 años y herrero de oficio seguirá bajo arresto domiciliario después de aceptar, en un juicio abreviado, una pena de dos años de prisión condicional por el crimen bajo estado de emoción violenta de un vecino en el marco de una discusión que tuvieron el 12 de junio del año pasado en un humilde barrio costero de Villa Gobernador Gálvez.

Miguel Angel "Gusti" G. acordó la pena impuesta por el juez Juan Andrés Donnola tras homologar el acuerdo al que llegaron la fiscal Marisol Fabbro y la defensora oficial Andrea Siragusa y por el cual el imputado fue hallado autor material y penalmente responsable de los delitos de amenazas simple, daños, homicidio atenuado por el estado de emoción violenta y agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, portación ilegítima de arma de fuego de uso civil, todo en concurso real.

El hecho que se juzgó ocurrió la mañana del 12 de junio de 2018 en una casa de Alem y La Rioja, en la zona ribereña de Villa Gobernador Gálvez. Aquel día "Gusti", al que todos en el barrio consideraban "un buen vecino", le disparó con un arma de fuego a Nicolás Alberto Moreyra tras mantener un áspero cruce de palabras motivado en viejos rencores y la reiteración de delitos que había sufrido y por los cuales acusaba a la víctima.

Según reconstruyó la fiscal Fabbro a la hora de imputar a "Gusti", alrededor de las 7.15 del día del hecho el hombre fue hasta la casa que habitaba Moreyra, quien tenía 24 años, y desde la puerta lo amenazó a los gritos:"Te voy a matar, sos una rata, que te pensás. Más vale que no te vea porque te voy a cagar a tiros". Pero como el blanco de las amenazas ni se asomó a la puerta, Miguel Angel tomó un encendedor y le prendió fuego a la cortina de plástico de ingreso a la vivienda. Tras ello se retiró.

Minutos después Moreyra fue a la casa de "Gusti", lo llamó pero no lo encontró. Entonces se metió en la propiedad y desató un incendio que alcanzó a una moto estacionada en el lugar. Todo eso mientras vociferaba: "Yo no fui, si me vas a matar vení y matame ahora".

Ese hecho fue observado por "Gusti" desde unos 30 metros y entonces todo escaló más de la cuenta. El dueño de casa sacó un arma y le disparó a Moreyra que resultó gravemente herido en el abdomen. Como pudo Nicolás llegó a su casa, cayó desvanecido en el patio y fue llevado al Hospital Provincial de Rosario donde murió días después.

Viejas disputas y un robo

De acuerdo al relato de una hermana del ahora condenado, todo el hecho se había originado dos meses antes, cuando Moreyra robó algunos objetos de la casa de "Gusti" y éste se enojó mucho y prometió venganza.

En la audiencia en la cual fue condenado Miguel Angel G., el juez además de los dos años de prisión condicional le impuso una serie de reglas de conducta como es el de fijar residencia, someterse al cuidado de la Dirección Provincial de Control y Asistencia Pospenitenciaria, acreditar la búsqueda de trabajo y no tener relación alguna con familiares o allegados a la víctima.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario