Policiales

Lo condenaron por circular en un auto "emponchado"

Fue detenido en 2018 en un auto robado con patentes correspondientes a otro vehículo y los guarismos adulterados. Acordó en juicio abreviado una pena de dos años, pero fue liberado porque la cumplió en prisión preventiva

Miércoles 30 de Septiembre de 2020

Un hombre fue condenado a dos años de cárcel por falsificar las patentes y otra documentación del auto en el que circulaba cuando fue detenido en un control vehicular de Gendarmería en la autopista Rosario-Buenos Aires en junio de 2018. Se trata de Jonatan Fabián Hernández, de 27 años, quien fue sentenciado en el marco de un procedimiento abreviado propuesto por la Fiscalía, aceptado por la defensa y homologado este miércoles por la jueza de primera instancia María Melania Carrara.

El acusado tenía una condena anterior a siete años que no había terminado de cumplir cuando fue detenido, ya que estaba en libertad condicional. Y si bien el acuerdo judicial contemplaba unificar la pena en nueve años, como la pena anterior se venció en 2019 finalmente no se unificó. Así, habiendo transcurrido dos años en prisión preventiva, Hernández recuperó la libertad luego de firmar el abreviado.

Falso

Hernández fue detenido la mañana del 19 de junio de 2018 en un control vehicular que realizaba Gendarmería a la altura del kilómetro 272 de la autopista Rosario-Buenos Aires. Como los uniformados detectaron una anomalía en las chapas patentes del Volkswagen Gold Trend que manejaba Hernández le pidieron la documentación del vehículo. Entre los papeles, el automovilista presentó un documento privado que pretendía acreditar que la transferencia del vehículo estaba en trámite.

En la revisión los gendarmes advirtieron la existencia de diferencias entre los datos consignados en la tarjeta verde y los obrantes en el titulo automotor por lo que llevaron el procedimiento a una comisaría. Allí se comprobó que la chapa patente estaba adulterada.

Además se verificó que el documento referido al supuesto trámite de la transferencia era falso. Días más tarde la policía estableció que el también habían sido adulterados los correspondientes números de motor y de chasis, de lo cual se infirió que el auto en cuestión podría haber sido robado.

Gemelo

La investigación comprobó que se trataba de lo que se conoce como un auto "emponchado" o "mellizo". Es que cuando llamaron a la persona a cuyo nombre estaban los números de patente dijo que no le habían robado el auto sino las chapas patentes de su vehículo, por lo que estaba circulando legalmente con duplicados. Así se estableció que el Volkswagen en el que detuvieron a Hernández se trataba de un auto "gemelo" que tenía los números de motor de otro vehículo y las patentes de otro. En la jerga eso se conoce como "poncho".

En ese marco, por haber falseado documentación y haber utilizado un vehículo proveniente de un delito previo Hernández recibió imputaciones varias: falsificación de numeración de un objeto registrable en concurso real con falsificación de documento privado y encubrimiento. Por ello se lo sentenció a dos años de prisión efectiva por circular en lo que en la jerga se conoce como un"auto emponchado".

Y como había transcurrido dos años, el mismo tiempo de la pena, en prisión preventiva Hernández recuperó la libertad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS