Policiales

Lo condenaron a 16 años de cárcel por matar a su primo a raíz del robo de un celular

Juan Ramón Sandoval fue sentenciado por el crimen de Héctor Iván Torres, ocurrido la mañana del 31 de octubre de 2016 en Virasoro al 3700.

Domingo 13 de Octubre de 2019

Juan Ramón Sandoval fue condenado a 16 años de cárcel por un tribunal pluripersonal por el homicidio simple de su primo, Héctor Iván Torres, ocurrido la mañana del 31 de octubre de 2016 en barrio San Francisquito. El asesinato ocurrió luego de que tres de sus primos le recriminaran a Torres haber robado un celular en la casa de uno ellos. Luego de una discusión se produjo una balacera en la que Sandoval disparó cuatro veces contra su primo y lo mató.

Torres tenía 25 años y estaba bajo libertad asistida. Hacía ocho meses había salido de Coronda luego de purgar una pena a siete años de cárcel. Otros dos primos de la víctimas recibieron condenas en procesos abreviados durante 2017: Mauro Gastón Pinto aceptó una pena de 4 años por portación de arma y abuso de arma, y Víctor Matías Sandoval, una condena de 2 años y 6 meses condicional por portación de arma de fuego de uso civil.

Parientes

Luego de siete años en Coronda, en marzo de 2016 Torres salió con libertad asistida y se instaló en la casa de sus padres en Virasoro al 3700, frente al patio trasero del Mercado de Productores. Sus primos, los hermanos Víctor y Juan Ramón Sandoval vivían en Constitución y las vías que corren paralelas a calle Gálvez, contra el paredón del mercado.

El 31 de octubre de 2016 a primera hora de la mañana Torres se cruzó con tres de sus primos, parentesco que provenía por el lado de sus abuelas. Según la acusación a las 7.30 de ese día otro primo de la víctima, Mauro Pinto, llegó a la casa de Torres y le recriminó el robo de un celular.

Torres negó esa acusación pero Pinto no le creyó. Con un arma que portaba agarró del cuello a una de las hermanas de Torres y le gatilló dos veces sin que las balas salieran. Entonces Héctor se encolerizó. Agarró un cuchillo y sacó del lugar a su pariente mientras éste le disparaba a las piernas.

Media hora más tarde Pinto regresó. Pero esta vez venía con los hermanos Sandoval. "A los pocos minutos volvieron y ahí Juan Ramón se apersonó con una pistola frente a la casa de Torres. Sin mediar palabra le disparó en varias oportunidades a medida que se iba acercando. Estaban en la vereda cuando recibe el impacto que le ocasiona la muerte minutos más tarde en el Heca", describió el fiscal Adrián Spelta en su alegato de inicio del debate.

Torres trató de huir, pero fue alcanzado por una descarga de plomo. Llegó al baño de su casa donde quedó agonizante. Había recibido cuatro balazos, dos de ellos en el tórax. En la escena fueron secuestradas cinco vainas calibre 22. Su padre lo llevó al hospital Clemente Alvarez en un auto, pero los médicos nada pudieron hacer por Torres. El fiscal Spelta solicitó 20 años de condena para Sandoval.

Otra historia

La defensa de Sandoval, en manos de Marcelo Piercecchi contó otra historia de la muerte de Torres. Contó que la víctima "estaba amanecido y agresivo". Y que todo comenzó cuando Torres cruzó a la casa de su abuela y le robó un porrón de cerveza y el celular de Pinto. Al darse cuenta del robo éste fue a encarar a Torres, quien lo recibió con dos cuchillas en sus manos. "Además —continuó el defensor— de la locura que tenía Torres se autolesionó con una de las cuchillas. Esto motivó que Pinto, temiendo ya por la vida de la abuela y de los otros familiares, fuera al mercado a buscar a sus primos Sandoval en auxilio de la situación".

Juan Ramón Sandoval, según la versión de la defensa, fue hacia el lugar y se topó con Torres armado con los cuchillos. Trató de esquivarlo y se refugió en su casa de Constitución y las vías. Según esta versión Torres lo persiguió y cuando intentó entrar a la vivienda de su primo éste le disparó haciéndolo huir. Arma en mano lo volvió a cruzar en Virasoro al 3700 y, sin querer matarlo, le disparó "simplemente para amedrentarlo", según Piercecchi. Al entender que se trató de un caso de legítima defensa, la defensa pidió la absolución.

Fallo

Una semana después del comienzo del debate presidido por el tribunal compuesto por los jueces Pablo Pinto, Ismael Manfrin y Facundo Becerra se conoció la sentencia. Por unanimidad los jueces condenaron a Juan Ramón Sandoval a 16 años de prisión por los delitos de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego y por portación de arma de fuego.

Sus primos ya habían cerrado procesos abreviados dos años atrás: Mauro Gastón Pinto aceptó una pena de 4 años por los delitos de portación de arma de fuego en concurso real con abuso de arma en carácter autor y Víctor Matías Sandoval, hermano de Juan Ramón, se hizo responsable del delito de portación de arma de fuego de uso civil y acordó una condena de 2 años y 6 meses condicional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario