Policiales

Lo condenan a cinco años de cárcel por participar en un crimen

Carolina Magalí Urquiza admitió su vinculación con el homicidio de Pamela Spinetti, apuñalada en 2015 delante de su hija de 9 años.

Lunes 02 de Diciembre de 2019

"Vi que a mi mamá la rodearon, la agarraron de las manos y Brenda le clavó el cuchillo". Una nena de 9 años contó así cómo, hace cuatro años, mataron delante de ella a su mamá, Pamela Spinetti, frente a su casa de zona sur. Por ese crimen fueron detenidas tres mujeres. La principal acusada, Brenda Pared, recuperó la libertad por el vencimiento de plazos aunque está en prisión domiciliaria por una causa federal; otra está prófuga y la tercera admitió la semana pasada ante una jueza que tuvo un rol en el ataque. Se trata de Carolina Magalí Urquiza, quien aceptó una condena a 5 años de cárcel como partícipe secundaria del crimen.

La pena fue acordada en un juicio abreviado entre la fiscal Marisol Fabbro y los defensores Rodrigo Mazzuchini y Antonela Travesaro. En ese acto Urquiza, de 31 años, fue declarada partícipe secundaria del delito de homicidio simple. Luego de escuchar la propuesta de las partes e interiorizarse sobre el estado de la causa, la jueza María Trinidad Chiabrera dictó la sentencia, la primera condena en este caso.

Si sus defensores no realizan ningún planteo previo, Urquiza deberá dejar la casa donde cumple prisión domiciliaria al cuidado de dos hijos para ser trasladada a una cárcel común y purgar la pena. De todos modos, con el tiempo que lleva detenida podría pedir libertad condicional en algunos meses.

Puñalada

De 24 años, Spinetti fue asesinada de una puñalada el jueves 16 de julio de 2015 frente a su casa de Coulin al 2000 donde vivía con sus dos hijos: un nene de 3 años y una nena de 9. Cerca de las 18.30 de ese día cuatro o cinco mujeres llegaron en un VW CrossFox, tocaron bocina y la llamaron por su nombre hasta que la joven salió a la vereda con su hija.

Del auto bajaron tres mujeres que en medio de la discusión sostuvieron a Pamela de atrás y de los costados, mientras una de ellas hacía a la nena a un costado para herir a la joven con una navaja. El ataque fue presenciado por una hermana de la víctima desde el interior de la casa y por una vecina que salió con un palo a defenderla. Spinetti murió camino al hospital.

"La Mago" Urquiza fue de las primeras detenidas junto a Damiana "Mona" P. Ambas fueron acusadas como partícipes secundarias y quedaron en prisión domiciliaria por tener hijos menores de 5 años.

Luego fue detenida Romina Aneley A., una joven trans medio hermana de Brenda, como partícipe primaria. Sin embargo fue desvinculada porque probó que estaba trabajando a la hora del hecho.

Finalmente cayó Brenda Pared, de entonces 20 años y apodada "La Cote", quien admitió el crimen aunque dijo que fue en legítima defensa.

"Fui a la casa de Pamela con dos amigas para hablar porque no quería tener más problemas con ella, que andaba con el papá de mi hijo. Pero me empezó a pegar y yo me defendí con una sevillana que llevo siempre porque recibo amenazas desde que mataron a mi papá hace dos años", dijo al ser imputada de homicidio. La hija de la víctima que prestó su testimonio en Cámara Gesell la ubicó como quien mató a su madre. Dijo que era la única que tenía un cuchillo.

Esta fue la declaración principal que tuvo en cuenta la fiscal para colocar a Urquiza como partícipe secundaria. Dijo que la motivación del ataque era una bronca personal de Pared, que había visto en Facebook fotos del padre de su hijo con a Spinetti, quien además estaba embarazada fruto de esa relación.

Urquiza fue imputada como una simple colaboradora aunque luego la imputación varió a un delito más grave, el del homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas, lo que prevé prisión perpetua. Pero el acuerdo retornó a la imputación original porque esa figura requiere que haya acuerdo previo para matar en grupo mientras que en este caso, según la fiscal, Brenda asumió haber sido la autora y dijo que las otras sólo la acompañaron hasta el lugar.

Suspensiones

Ahora resta resolver la situación de las otras dos imputadas. Fabbro indicó que la audiencia preliminar al juicio se suspendió cuatro veces por distintos motivos. La primera porque no se presentó Damiana P., prófuga desde entonces. En tanto que Pared recuperó la libertad por vencimiento de plazos porque cumplió dos años en prisión preventiva sin que se resolviera el caso. Para la acusación y la familia de la víctima ella es la principal acusada.

El jueves 22 de febrero de 2018 "La Cote" fue detenida por Gendarmería en Mosconi y Avellaneda cuando caminaba con un hombre que arrojó una pistola ametralladora FMK3 con su numeración limada y logró huir corriendo. Pared también intentó fugarse, pero la alcanzaron. En su huida arrojó una mochila en la que hallaron unos 160 gramos de cocaína y dos balanzas de precisión.

Testigo

Brenda había sido testigo del crimen de su papá, asesinado a las 7 de la mañana del 14 de febrero de 2013. Sergio Alberto Pared estaba en la puerta de la granjita que atendía en su casa de Doctor Riva 2785 cuando un Chevrolet Astra negro con dos personas pasó por allí lentamente. Uno de los ocupantes le gritó a Pared "hijo de puta" y martilló un único disparo. Un proyectil calibre 32 largo se incrustó en el pecho de Pared, que cayó agonizante.

Antes de morir le dijo a su hija: "Fue «Pollo», el de Puente Gallegos", en relación a Leandro Vinardi, luego condenado en un juicio a 13 años de prisión por el crimen.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario