Policiales

Lo condenan a 16 años de prisión por matar a un vecino en Nochebuena

Un policía retirado de 57 años fue condenado a 16 años de prisión por haber matado a su vecino Cristian Mautone en una fiesta callejera que se celebraba en Echesortu en la Nochebuena de 2017.

Viernes 08 de Noviembre de 2019

Un policía retirado de 57 años fue condenado a 16 años de prisión por haber matado a su vecino Cristian Mautone en una fiesta callejera que se celebraba en Echesortu en la Nochebuena de 2017. El crimen se desató cuando el acusado increpó a unos jóvenes por el volumen de la música y la víctima fue apuñalada cuando quiso evitar una pelea. La condena fue impuesta al término de un juicio oral.

Hace ocho días, Angel Eduardo Ruiz se sentó en el banquillo ante el tribunal oral integrado por los jueces María Trinidad Chiabrera, Hernán Postma y Román Lanzón. El fiscal Sebastián Narvaja pidió 20 años de prisión. Al finalizar el debate, los jueces dieron a conocer el veredicto el miércoles. Le impusieron una pena de 16 años de cárcel.

El crimen ocurrió durante una fiesta callejera que se celebraba en Echesortu el 25 de diciembre de 2017. Alrededor de las 5 de la madrugada el ex policía se acercó portando un arma blanca al lugar donde un grupo de jóvenes escuchaba música, en Marcos Paz al 4200, y les reclamó que bajaran el volumen. Mautone charlaba con una amiga en la puerta de la casa cuando vio a Ruiz salir con un perro pitbull a increpar a los jóvenes por el volumen de la música.

Ajeno a la fiesta, el muchacho de 36 años decidió intervenir cuando vio al vecino caminar exaltado hacia los jóvenes portando dos cuchillas. La secuencia terminó con Mautone apuñalado en el tórax. Finalmente murió mientras lo operaban en el Hospital Clemente Alvarez.

"Estábamos sentados tomando algo en la puerta de mi casa, charlando, mientras estos chicos festejaban. En ese momento salió el vecino de Marcos Paz 4251, caminó hacia los jóvenes con el perro y Cristian salió corriendo para calmarlo. El hombre empezó a mover el cuchillo para todos lados. Luego volvió ensangrentado y me dijo «el vecino me pegó, pedí una ambulancia»", fue uno de los testimonios clave que sirvió como base para la imputación contra el acusado.

En la primera declaración del policía retirado, oriundo de la provincia de Buenos Aires que llevaba poco tiempo viviendo en Echesortu, admitió que estuvo en el lugar pero sostuvo que estaba jubilado y tenía cuchillos porque se dedicaba a venderlos. Pero no pudo explicar cómo el taxista terminó apuñalado. Tras evaluar las evidencias y testimonios durante el juicio, para el tribunal no quedaron dudas de que fue el autor del crimen y por eso lo condenaron a 16 años de prisión, el doble de la pena mínima que prevé el delito de homicidio simple.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario