Policiales

Lo condenan a 14 años por asesinar de 24 puñaladas a un conocido

Una sangrienta discusión. Mauro Alexander Campos fue hallado culpable del crimen de Marcial Palavecino, ocurrido en mayo de 2014 en Capitán Bermúdez.  

Martes 30 de Junio de 2015

Un año atrás, dos jóvenes que volvían de bailar con otros tres amigos comenzaron a discutir y la pelea escaló en violencia hasta que, de manera inesperada, uno de ellos hirió al otro con 24 puñaladas en plena calle, en el barrio Copello de Capitán Bermúdez. El acusado fue sometido a un juicio oral que cerró con fallo unánime: una condena a 14 años de cárcel como autor de homicidio simple. La gran cantidad de heridas provocadas a la víctima incidió en el monto de la pena, elevado para esa figura penal que tiene un mínimo de 8 años.

La condena fue dictada por un tribunal presidido por la jueza de San Lorenzo Griselda Strólogo, acompañada de sus pares Jesús Rizzardi, de Cañada de Gómez, y Rubén Bissio, de Villa Constitución. Es el segundo juicio oral que se celebra en el distrito judicial de San Lorenzo tras la reforma procesal del año pasado, aunque por primera vez se ventila en audiencias públicas un homicidio (el anterior fue por robo).

La pena recayó sobre Mauro Alexander Campos, quien se había entregado en la comisaría 2ª de Capitán Bermúdez el 27 de mayo del año pasado. Desde entonces estuvo en prisión preventiva acusado del homicidio a puñaladas de Marcial Iván Palavecino, con quien habían salido juntos a bailar la noche del 25 de mayo hasta que una discusión derivó en el brutal ataque. Los fundamentos del fallo se conocerán el viernes y entonces las partes estarán en condiciones de apelar.

Indefenso. Los fiscales Juan Alberto Ledesma y Leandro Lucente habían pedido que se condenara a Campos a prisión perpetua por homicidio calificado por ensañamiento, dada la cantidad de puñaladas. Por su parte la defensora pública Priscila Aramberri solicitó la absolución, alegando que Campos no fue el autor del homicidio.

Finalmente, para el tribunal no se dio el presupuesto del ensañamiento aunque las especiales características del hecho se tuvieron en cuenta al momento de graduar la pena. Así, según explicó Strólogo, el estado de indefensión de la víctima y la cantidad de puñaladas determinaron una pena de 14 años, casi el doble del mínimo previsto para el homicidio simple.

El juicio arrancó el 16 de junio pasado y el caso se discutió en tres jornadas de debate más un día de alegatos. Desfilaron doce testigos propuestos por la fiscalía, entre ellos tres conocidos de la víctima y el imputado que presenciaron el hecho. En el debate quedó claro que Campos, entonces de 22 años, y Palavecino, de 29 años y padre de dos hijos, habían salido con otros tres conocidos la noche del sábado 24 de mayo de 2014 y fueron a bailar a boliches de Bermúdez y Baigorria.

Eran cerca de las 5 y los amigos volvían en auto cuando se originó la discusión entre víctima y victimario por motivos que no quedaron claros. Los testigos contaron que Palavecino estaba alcoholizado y que la discusión subió tanto de tono que en una calle de barrio Copello, ambos bajaron del vehículo y empezaron a golpearse. Como no pudieron separarlos, los otros miembros del grupo decidieron seguir camino y volvieron al auto. Cuando el conductor puso en marcha el vehículo vio que Palavecino se desplomaba.

Así, si bien no advirtieron el momento exacto en que se producían las puñaladas, los tres dieron cuenta de la pelea y su resultado. Luego cargaron a la víctima aún consciente en el auto, donde se desvaneció antes de llegar al Hospital Eva Perón. Según la autopsia sufrió 24 puñaladas, tres letales. El arma homicida no se halló. Una médica forense certificó que Palavecino registraba un grado de alcoholismo tan alto que le hubiera impedido lesionar a una persona en una pelea.

Aunque nunca habló en audiencias previas, Campos declaró en la primera jornada del juicio. Admitió que mantuvo una pelea a trompadas y que llegó a esgrimir un arma blanca para defenderse, pero sostuvo que no alcanzó a herirlo y se fue del lugar antes del desenlace. En definitiva, adujo que a Palavecino lo mató otra persona.

Altísima. "En el juicio se acreditó que fue él quien dio las más de 20 puñaladas y los testigos lo sindicaron. Vieron a la víctima herida y al atacante lleno de sangre. Todos eran conocidos", dijo a este diario el fiscal Ledesma, y explicó que a criterio de la fiscalía el crimen fue cometido con ensañamiento por la cantidad de cuchilladas y la agonía constatada por la forense. "Sufrió mucho", indicó. Aunque no se aplicó perpetua, admitió que la pena impuesta es "altísima" para un homicidio simple.

Campos se entregó dos días después luego de que los policías lo buscaran en casas de familiares y amigos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS