Policiales

Lo atrapan robando adentro de un auto

Un joven fue apresado el mediodía de ayer en la esquina de Urquiza y Sarmiento.

Miércoles 15 de Mayo de 2019

Un joven fue apresado el mediodía de ayer en la esquina de Urquiza y Sarmiento cuando el dueño de una camioneta, que había bajado para hacer un trámite rápido, volvió y lo encontró dentro del habitáculo robándole sus pertenencias. El ladrón, según dijo la víctima, había accedido al vehículo mediante el uso de un inhibidor de alarmas y quedó encerrado hasta la llegada de la policía ya que "la gente lo insultaba y quería lincharlo".

Todo ocrurrió pocos minutos después del mediodía cuando el titular de una camioneta Toyota Hilux detuvo la marcha del vehículo sobre calle Urquiza, a metros de su cruce con Sarmiento, y con las balizas encendidas bajó de la misma para dejar un cartel en un negocio de la cuadra donde habitualmente realiza el servicio de desinfección.

Cuando regresó al auto, se encontró con que en el asiento delantero del mismo estaba tirado un muchacho revolviendo sus pertenencias y con una mochila en la cual ya había guardado la billetera de la víctima. Ante semejante situación, el hombre le preguntó qué estaba haciendo y el muchacho, sin inmutarse, atinó a responderle que se había equivocado y que pensaba que era la camioneta de su tío.

Sin botín

Pero cuando el dueño de la camioneta le enrostró que si era de su tío por qué le estaba robando las cosas, el ladrón le devolvió la billetera y atinó a irse. Por entonces ya se había juntado en el lugar un número importante de transeúntes y vecinos que insultaban al ladrón y pedían a la víctima que lo bajase "para lincharlo".

"No lo quise largar porque la gente estaba enfurecida y lo quería linchar", explicó la víctima a un canal de televisión. Enseguida el hombre llamó al 991 y "en unos 3 o 4 minutos llegaron los de la Policía Motorizada y después un patrullero que lo llevó detenido, aunque en ese tiempo el pibe habló por celular con alguien y dijo «avisa que me agarraron», como poniendo en alerta a alguien superior a él y manifestando estar acostumbrados a estas cosas".

Finalmente, la víctima dijo que ya en otra oportunidad, y también en el microcentro de la ciudad, le vaciaron el vehículo con un inhibidor de alarmas, "un delito que parece que está de moda". Y se lamentó de que "aunque este muchacho haya sido llevado preso y no linchado por la gente, en un par de días vuelve a estar en la calle porque el delito que cometió quedará en grado de tentativa".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario