Policiales

Lo acribillaron a balazos desde un auto cuando iba en moto

Fue a las 15.30 de ayer en la esquina de Colón y Viamonte. La víctima tenía 19 años y vínculos familiares con Alexis Caminos, el hijo de "Pimpi".

Domingo 28 de Junio de 2020

Alan Joel Gudiño tenía 19 años y la tarde de ayer, poco después de las 15.30, conducía una moto tipo enduro por las calles del barrio República de la Sexta. Junto a él iba un amigo en otro rodado similar. Pero en el camino de ambos se cruzó la parca a bordo de un auto blanco, desde donde partieron al menos cinco balazos. Tres proyectiles alcanzaron a Alan en el tórax, la espalda y un brazo y lo derribaron sobre el pavimento. Sin embargo el muchacho logró levantarse e intentó subirse a la moto de quien iba con él. No lo logró y volvió a caer pesadamente a la calle mientras su amigo escapaba del lugar. El cuerpo quedó tendido en una de las ochavas de Colón y Viamonte ante la vista de algunos pocos vecinos que se animaron a asomarse a las puertas de sus viviendas tras escuchar las detonaciones. En pocos minutos a la esquina llegó un móvil de la Policía Comunitaria y luego los agentes de la Brigada de Homicidios y del Gabinete Criminalístico de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) que levantaron cuatro vainas servidas calibre 9 milímetros y un plomo encamisado del mismo calibre.

La muerte de Gudiño, cuyo último domicilio era Isola al 100 bis, en el barrio Parque del Mercado y vecino al bastión de la familia del ex jefe de la barra brava de Newell's Roberto "Pimpi" Caminos, elevó a 92 el número de crímenes registrados en Rosario en 2020. Y el lugar donde vivía la víctima no es un dato menor. El muchacho tenía relación familiar con Alexis Caminos, el hijo de "Pimpi", de quien algunos investigadores dicen que era un soldadito.

El homicidio

Colón al 2300 es una cuadra serena los sábados a la hora de la siesta. Una calle de barrio de clase media, arbolada y con un flujo vehicular importante hacia el sur de la ciudad por la que transitan varias líneas de colectivos. Pero esa calma se rompió ayer a las 15.30 cuando al menos cinco estampidas sorprendieron a todos los vecinos. Los primeros que se asomaron a la calle escucharon el rugir de una moto y el arar de un auto que huían del lugar.

Entonces vieron que sobre la ochava noreste de Colón y Viamonte había quedado tirada una moto Honda tipo enduro roja y blanca sin patente. En diagonal, sobre el cordón de la esquina suroeste, un muchacho daba sus últimos suspiros. "Ver, vimos poco, pero escuchamos todo. Fueron cinco o seis disparos secos. Cuando salimos el muchacho herido se estaba levantando para subirse a la moto de otro pibe, pero no pudo y quedó tirado junto al cordón. Entonces el otro chico se escapó en su moto por Viamonte (hacia el oeste) y un auto blanco se iba por Colón hacia el sur", contó una mujer espantada por la escena.

Cuando llegaron los pesquisas, en el lugar ya había algunos familiares y amigos de Gudiño, que llegaron rápidamente avisados quizás por quien acompañaba a la víctima. Una joven de buzo rojo y calza negra lloraba cerca del cadáver y recibía consuelo de otra mujer. Algunos muchachos sentados en el cordón empezaban el duelo. En la escena los agentes marcaban con tiza los impactos de balas (algunos en la planta baja del edificio delante del cual quedó la moto de la víctima) y donde quedaron las vainas servidas.

El cuerpo de Gudiño fue derivado al Instituto Médico Legal por orden de la jueza de Homicidios Dolosos Georgina Pairola, quien también dispuso que se recaben testimonios y se releven las cámaras de seguridad públicas y privadas del lugar para poder llegar así a los asesinos.

En tanto, poco después personal policial en pasaje Chopin al 1200 (entre Entre Ríos y Mitre) hallaron un Volkswagen Gol Trend blanco patente AA942TU cuyo conductor chocó a otros vehículos esacionados y escapó a la carrera dejando abandonado el auto, que se investiga si es el usado en el ataque mortal.

Hipótesis

Una de las hipótesis que empezaron a manejar los pesquisas para esclarecer el crimen de Alan Gudiño es el recrudecimiento de la violencia por el control del narcomenudeo en la zona del Parque del Mercado (donde vívía la víctima) y el barrio Municipal de Grandoli y Lamadrid.

En ese sentido, recordaron que el 11 de mayo dos hombres en moto llegaron hasta Lamadrid 98 bis y atacaron a balazos la casa donde residen un sobrino de "Pimpi" Caminos y la hermana de Gabriel Sánchez, un joven asesinado en octubre de 2009. Por aquellos días, la hermana del joven muerto acusó del crimen a "Pimpi" como ideólogo y a su hijo Alexis, que tenía sólo 14 años, como ejecutor. El tiempo pasó y aquella mujer, hermana de "Gaby" Sánchez, es tía de Alan Gudiño, uno de los blancos de la contienda con las huestes de "Peladito", un joven detenido y considerado soldadito de René "El brujo" Ungaro, líder de la banda enfrentada a los Caminos.

Diez días más tarde la escena volvió a repetirse. Dos jóvenes en moto llegaron al playón de Lamadrid 92 bis y dispararon a mansalva. Pero los locales los estaban esperando con una pistola ametralladora FMK3 y los pusieron en fuga.

Los vecinos que hablaron con La Capital aquel día dijeron que "los de «Peladito» vinieron a tirar en motos y acá los estaban esperando con una metra. Primero les tiraron por Lamadrid y después los persiguieron por calle Alice hacia el Parque del Mercado". Y agregaron: "Esto arrancó con una venganza de «Peladito» contra Alan (Gudiño), un ex tira tiros de Alexis Caminos; pero ahora es contra Alan y todos en el barrio Municipal".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario