Policiales

Liberan a un policía acusado de haber baleado a un ladrón

Se trata de Maximiliano C., en disponibilidad desde el año pasado tras dispararle a un joven luego condenado y fraguar la escena.

Viernes 23 de Agosto de 2019

Un policía que estaba en prisión domiciliaria acusado de balear por la espalda a un ladrón en fuga y luego fraguar la escena del hecho obtuvo la libertad mediante el pago de una caución de 10 mil pesos. Lo dispuso ayer el juez Hernán Postma al aceptar un pedido de la defensa al que no se opuso la Fiscalía. La medida se dictó un año después de que el muchacho baleado aceptara una condena a cuatro años y medio de cárcel por el intento de robo, previo al disparo, a un súper de Maipú al 1200.

   El efectivo deberá presentarse cada quince días a firmar en la Oficina de Gestión Judicial y no podrá acercarse a la víctima.

   El suboficial Maximiliano Agustín C. estuvo en prisión preventiva desde mayo del año pasado. Entonces fue imputado por el hecho ocurrido el martes 13 de febrero de 2018, feriado de carnaval, cuando un hombre intentó asaltar un supermercado chino en Maipú al 1200. Por allí pasaba en un Renault Sandero el policía de 39 años, quien alcanzó a ver cómo un joven salía armado del local y corría hacia una moto en la que lo esperaba un cómplice.

   Al notar la presencia del agente de civil el joven arrojó el arma al piso. Sin embargo el efectivo le disparó igualmente por la espalda y el ladrón cayó con una herida de arma de fuego en la zona lumbar. El herido, Nahuel Olivieri, de 28 años, estuvo internado cinco días.

   Si bien el hecho se presentó como muy confuso en primer momento, luego se estableció a partir de imágenes captadas por un domo que, luego de dispararle y reducirlo, el policía volvió hasta el lugar donde Olivieri había arrojado el arma y la levantó, para luego acercarla hasta donde el ladrón había caído.

Condenado   

El ladrón fue sentenciado en agosto del año pasado por el asalto, que no llegó a concretarse, a una pena de cuatro años y medio de prisión unificada con otra anterior de tres años de prisión condicional por otros cuatro robos. El policía, en tanto, fue imputado tres meses más tarde como autor de un intento de homicidio agravado por ser funcionario público y la falsificación de documento público. Esto último, por adulterar la escena al cambiar la disposición de la pistola 9 milímetros que llevaba Olivieri y volcar esos datos falsos al acta.

   A los dos meses la jueza María Trinidad Chiabrera dictó la prórroga de la prisión pero aceptó morigerarla con arresto domiciliario con la imposición de un dispositivo electrónico de control, así como una caución de 10 mil pesos. En noviembre, al policía en disponibilidad le otorgaron salidas laborales para trabajar en forma particular. Su defensor, José Alcácer, solicitó ayer la libertad y remarcó que luego de un tiempo “prudente” y tras nueve meses de medida cautelar, “parece lógico que después de un determinado tiempo la medida sea revisada”.

Abreviado en trámite

El abogado indicó que se encuentra en tratativas de un acuerdo abreviado con la defensa en el que podría variar la calificación legal si se considera que las lesiones causadas a Olivieri no pusieron en peligro su vida. La fiscal Bartocci, de la reformada unidad de Violencia y Corrupción Institucional, no se opuso al pedido de libertad aunque añadió algunas restricciones y adelantó que es “inminente” la presentación de la acusación, donde constará el pedido de pena.

   El querellante Ezequiel Torres se opuso a la medida y a su vez anticipó que bajo el encuadre actual solicitaría un pedido de 15 años de pena efectiva y puso el acento en la falsificación del acta policial. Finalmente El juez Postma dispuso concederle la libertad a C. tras el pago de una caución de 10 mil pesos, con la obligación de no contactar a la víctima, fijar un domicilio, presentarse cada quince días a firmar en la Oficina de Gestión Judicial y designar un garante. La medida tendrá vigencia hasta finalizar la audiencia preliminar al juicio, donde podrá revisarse la medida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario