Policiales

Liberan a un acusado de homicidio por el vencimiento de los plazos procesales

Walter C. está detenido hace 3 años y 13 días, tiempo que supera lo establecido por la ley para ser sometido a juicio. Rechazó un acuerdo abreviado.

Miércoles 26 de Junio de 2019

El preso Walter C. estuvo un año negociando una pena mediante un acuerdo abreviado del que se arrepintió a último momento. Está acusado de matar en un asalto, junto a un cómplice ya condenado, a un hombre que en junio de 2016 acompañaba a su esposa a tomar un colectivo en Larrea al 500. Como lleva más de tres años preso y el juicio oral no puede agendarse en lo inmediato el tribunal tomó una decisión tan sorpresiva como inusual: lo dejó libre. Es que pasaron trece días desde que venció el plazo máximo previsto en la ley para mantener a una persona detenida sin condena. Ahora esperará el juicio en libertad, bajo caución y sometido a algún dispositivo de rastreo.

De ese modo terminó ayer una audiencia en la que estaba previsto cerrar el caso con un juicio abreviado. El acuerdo entre partes fijaba una pena unificada a 15 años de prisión para Walter C. como autor del crimen. La propuesta de condena se había presentado el 13 de junio, cuando se cumplieron tres años de su encierro preventivo, pero entonces el tribunal sugirió algunos retoques formales. El convenio iba a revisarse ayer al mediodía en el Centro de Justicia Penal. Pero el imputado dio marcha atrás. "No lo quiero firmar", dijo.

Por falta de beneficios

El preso intentó explicar sus motivos con expresiones que el tribunal no llegó a comprender y que aclaró el defensor público Gonzalo Armas. Es que, por el tipo de delito que le imputan, no podría acceder a beneficios propios de la ejecución de la pena como las salidas anticipadas de prisión. "Yo pensaba que iba a gozar de los permisos a la mitad de la pena", se excusó Walter C., de 29 años. Con su retractación quedó sin efecto el acuerdo, que sólo puede celebrase con su consentimiento.

Cancelada esa vía alternativa, el defensor solicitó que se agende a la brevedad el juicio oral y público por el caso. El fiscal Luis Schiappa Pietra pidió que mientras tanto el acusado siga preso bajo la prórroga extraordinaria de la prisión preventiva que se había fijado a los dos años de su arresto. El defensor, en cambio, reclamó que el imputado recupere la libertad.

Tras un cuarto intermedio para deliberar, los jueces Hebe Marcogliese, Silvia Castelli y Carlos Curto resolvieron tres cosas. Primero, dejar sin efecto el abreviado. Segundo, fijar la audiencia preliminar para avanzar en los pasos previos al juicio y en la cual el fiscal concrete su pedido de pena y las partes propongan las pruebas a discutir en el debate.

Esa audiencia había sido suspendida hace un año por el juez Hernán Postma ante un pedido de la defensa, que no quería celebrarla sin la presencia del otro acusado, Nicolás Gómez, quien por entonces cursaba una grave enfermedad contraída en la cárcel. Esa audiencia fue agendada para hoy a las 9.

En tercer lugar, por estricta aplicación de normas procesales, dejaron en libertad a Walter C. "La ley dispone tres años como plazo máximo de la prisión preventiva, que cesará definitivamente si una vez cumplidos no comenzó la audiencia de debate", explicó la jueza. El tribunal consideró que en el caso hubo dilaciones innecesarias y además reprendió al acusado por su "especulación de mala fe" y "actitudes sumamente contradictorias" en las idas y vueltas que insumió el abreviado fracasado. "Un año es mucho tiempo. Hubo una suerte de paralización de la causa", cuestionó Marcogliese.

La prisión preventiva se dicta para asegurar pruebas o que un acusado no intente escapar. En este caso, la libertad de Walter C. fue otorgada con algunas condiciones. Deberá pagar una caución de 150 mil pesos, fijar un domicilio a inspeccionar con una visita ambiental, colocarse algún dispositivo de rastreo y presentarse dos veces por semana en la Oficina de Gestión Judicial. Además le prohibieron portar armas de utilería y salir de la ciudad. Mientras se completan esos trámites, el Servicio Penitenciario deberá retirarlo del buzón de resguardo donde está alojado y donde, según indicó, convive con ratas, y alojarlo en un pabellón común.

El crimen

El crimen por el que C. está acusado como coautor es el de Juan Ramón Aguirre, de 46 años y a quien en el barrio conocían por su sobrenombre de "Correntino". El 10 de junio de 2016, alrededor 5.45, el hombre acompañaba a su esposa, Norma, a tomar el colectivo hasta la esquina de Larrea al 500, detrás del complejo de cines Village. De pronto aparecieron dos muchachos que intentaron asaltarlos, uno de ellos con un arma.

"Correntino" se resistió con un machete que llevaba como medida de protección porque ya habían sufrido robos en ese trayecto. Pero uno de los asaltantes le disparó tres veces y el último proyectil lo hirió en el pecho y lo mató en el acto.

Con el relato de la esposa de Juan y su descripción precisa de los asaltantes, entre otras evidencias, el ex fiscal Rafael Coria llegó a Walter Fabián C., detenido cinco días más tarde cuando llegó al Hospital de Emergencias con una herida de bala.

El 1º de diciembre de ese año la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a Nicolás Leonardo "Huevada" Gómez, de 25 años. Según la reconstrucción fiscal, los maleantes primero intentaron robar un camión estacionado en San Lorenzo al 5300 pero desistieron al ser sorprendidos.

El 23 de abril pasado Gómez fue condenado a 12 años de cárcel en un juicio abreviado como partícipe secundario de un robo agravado por el uso de arma y homicidio en ocasión de robo. Cumplirá la pena bajo arresto domiciliario por razones de salud, dado que se encuentra en silla de ruedas.

Los dos acusados habían sido imputados inicialmente por Coria por el delito de homicidio críminis causa, es decir, cometido para ocultar el robo u obtener impunidad, que prevé prisión perpetua. Cuando el fiscal Schiappa Pietra tomó el caso readecuó la imputación al delito de homicidio en ocasión de robo y agravado por el uso de arma. Bajo ese encuadre, podría solicitar para Walter C. una pena que oscila entre los 13 y los 33 años de prisión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario