Policiales

"Lentini me llamó a Córdoba unas 30 veces en 20 días", dijo el camionero

Declaró ante el juez que investiga al comisario por pedido de coima. También lo hizo el productor de TV. Afirman no haber inducido al oficial a aceptar el dinero. "Me lo sacó de las manos", adujo el periodista.

Viernes 16 de Septiembre de 2011

"Hubo unos 30 ó 40 llamados telefónicos en veinte días desde el primer contacto hasta que acordamos el monto y el lugar del encuentro para la entrega del dinero. Primero me pidió 12 mil pesos y terminamos arreglando en 6 mil pesos". La frase la pronunció el transportista Mario Franchos, pasado el mediodía de ayer, en los Tribunales provinciales tras declarar como testigo en la causa en la que se investiga al comisario Claudio Lentini. El 21 de julio pasado, el camionero y un productor de un programa que emite la televisión cordobesa se entrevistaron con el oficial que estaba entonces a cargo de la comisaría 32ª y lo filmaron con una cámara oculta mientras cobraba para agilizar el recupero de un camión de Franchos que había sido robado en Córdoba y un mes después apareció en Rosario.

Lentini fue registrado el pasado 14 de agosto por el programa ADN, de canal 10 de Córdoba. Ese día relató la historia de Franchos, un camionero cordobés que, en noviembre pasado, sufrió el robo de un camión por el que recibió pedidos de reintegro a cambio de plata. El realizador de la cámara oculta es Miguel Ponce de León, de ese programa televisivo.

El periodista realiza estas investigaciones periodísticas desde el 2006 y contó que es la primera vez que la persona sospechada "me saca el dinero de la mano" y la escena quedó reflejada en el video. Para Ponce de León, la secuencia adquiere importancia para demostrar que "no hubo insistencia de mi parte" para que el oficial aceptara el efectivo. Si esto hubiera existido, el juez Javier Beltramone, a cargo de la investigación del caso, podría acusar al productor y a Franchos por el delito de cohecho activo.

El trámite. Franchos y Ponce de León declararon cerca de dos horas en el tribunal interviniente. El periodista dijo sentirse sorprendido por la liviandad con la que se manejó Lentini en los contactos telefónicos con Franchos previos a la cámara oculta. "Hablabla abiertamente. A nosotros nos sorprendió que lo hiciera con tanto desparpajo de algo que supuestamente era ilegal. Al principio dudamos de que fuera un comisario y pensamos que era un delincuente que se hacía pasar por un comisario", sostuvo el productor cordobés.

Ponce de León recordó los detalles del 21 de julio pasado cuando se grabó la cámara oculta. Ese día, según dijo, el oficial acusado parecía tener controlada la situación y nada lo inquietaba. "Lentini estaba muy cómodo. Se sentía como en el living de su casa y hablaba con total naturalidad de lo que había arreglado por telefono. No estaba para nada nervioso. Al contrario hacía bromas y contaba chistes", memoró.

La conversación entre el oficial y sus interlocutores se planteó en los términos pactados, según dijeron estos, y el productor deslizó las frases que utilizó el policía para explicar la necesidad que tenía el transportista de aceptar el acuerdo. "Hay muchas cosas que nos fueron dando a entender que iba a pedir el dinero. Comenzó diciendo «si yo me manejo con mis tiempos esto demora mucho (por la entrega del camión). Ustedes lo daban por perdido (por el vehículo) y conmigo lo pueden recuperar en 15 días»", comentó Ponce de León.

Lo pactado. En el diálogo grabado en la cámara oculta el oficial también habló de sus contactos en el Poder Judicial para concretar el trámite. "Se empezó a jactar de que tenía un juez amigo para hacer el arreglo. No dio el nombre, pero supuestamente era el que estaba a cargo de la causa. Entonces en ese momento le preguntamos por el costo y nos respondió que el precio era lo pactado con Franchos por teléfono", sostuvo.

-Por qué no denunciaron el caso a la fiscalía de Córdoba?

-Por el riesgo de que la informacion se filtrara y se cayera la investigación. En Córdoba es suficiente una cámara oculta para iniciar una investigación y el juez Beltramone me planteó que acá también, pero sostuvo que la pesquisa es más efectiva con la participación de la fiscalía.

A su vez, Franchos también explicó por qué no realizó una presentación en la fiscalía cordobesa. "No tenía idea de los trámites que tenía que hacer para recuperarlo (el vehículo). En la sección Sustracción de Automotores me decían que no era mi camión porque la policía de Rosario tendría que haber informado que estaba secuestrado, pero nunca lo hizo. Por eso fui a la TV ", explicó con un indisimulable acento cordobés.

Con relación a la calificación penal de la causa en la que está implicado el comisario Lentini, Ponce de León señaló que el juez le dijo que encuadraría el caso en la figura penal de exacciones ilegales.

Casos en que el video valió

¿Cuánto vale como prueba lo registrado por una cámara oculta? En algunos casos de alto impacto el video se transformó en fundamento de las condenas. En 1998 la Cámara Federal de La Plata condenó a diez años al subjefe de la Brigada de Narcotráfico de Quilmes, Roberto Calzolaio, acusado de proteger a traficantes de su área. Su subalterno Mario Florentín recibió seis años. Dos años antes habían sido captados por una cámara de Canal 13 cuando hacían una operación de comercialización de drogas.
  Ese tribunal rechazó los pedidos de nulidad de los abogados de Calzolaio, quienes querían procesar a productores de Canal 13 por cómo consiguieron el medio de acusación. “Los simples particulares no se encuentran comprendidos por los límites formales establecidos en la ley procesal penal y no parece razonable exigirle al periodismo la obtención de una orden judicial para llevar a cabo una investigación ni la imposición de sus derechos al interlocutor antes de conversar con él”, dijo el fallo.
  En ese mismo texto la Cámara, fundándose en doctrina de la Corte Suprema, afirmó que tampoco se violó la intimidad del imputado, ni lo obligó a autoincriminarse. “El riesgo tomado a cargo por un individuo que voluntariamente propone a otro un delito o que voluntariamente permite a otro tomar conocimiento de tal propuesta (...) incluye el riesgo de que la oferta o los hechos puedan ser reproducidos ante los tribunales por quien, de esa forma, tomó conocimiento de ellos”.
  El video sirvió para condenar también al funcionario de Planeamiento de Moreno, Rodolfo Galeliano, grabado al cobrar coima para la habilitación una bailanta murmurando “la platita, la platita”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario