Policiales

Le sacan las esposas mientras lo fichaban y se escapó de una dependencia policial

Gabriel "Chiqui" S. había sido apresado por un crimen en Tablada y se escapó horas después de la sede de la Agencia de Investigación Criminal.

Martes 25 de Febrero de 2020

Apenas lo detuvieron como sospechoso por un homicidio y por haber efectuado amenazas a mano armada de Tablada un joven de 23 años apodado “Chiqui” se fugó de la celda transitoria donde estaba alojado mientras le realizaban el fichaje prontuarial en la sede de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de Lamadrid al 500.

   La evasión ocurrió la tarde del sábado y es investigada por la Fiscalía de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos, que dio intervención a la Agencia de Control (ex Asuntos Internos) para la toma de testimonios de efectivos presentes, secuestro del libro de guardia y celulares, relevamiento del lugar e inspección de la celda para verificar si el mecanismo de seguridad de la misma fue forzado o no.

   En ese sentido, fuentes judiciales señalaron que se pudo corroborar una ruptura en el techo de la celda por el cua hasta ayer no se descartaba que haya sido utilizado para salir.

   Gabriel Iván S. había sido detenido la madrugada del sábado en allanamientos realizados por la Fiscalía de Criminalidad Organizada y la de Homicidios en relación a diversas investigaciones,

una de ellas la del crimen de Franco Navarro, apodado “Gordo Milhouse”, asesinado el pasado 29 de enero en Isola al 300 bis.

  Producto de los allanamientos fueron detenidos Chiqui y dos adolescentes. Como en manos de Gabriel S. se encontró un arma de fuego de guerra, el domingo 23 le iban a imputar el delito de tenencia. En tanto, uno de los adolescentes, de 17 años y apodado “Pichón de Tablada”, quedó detenido en el Irar acusado del homicidio de Milhouse y a disposición de la Justicia de Menores. En tanto, el otro fue restituido a sus padres por tener 15 años y, por ende, ser inimputable.

Un sándwich

Según trascendió, cerca de las 17 del sábado Chiqui estaba en la oficina de fichaje de prontuario custodiado por dos suboficiales que hacían trámites de fichas dactilares. Cerca de las 18 uno de los agentes salió de la oficina para organizar el traslado del detenido, a quien se le sacaron las esposas “para que comiera un sandwich”.

   El otro agente que estaba allí fue a la oficina de la División Sumarios a entregar las fichas y dejó sólo al sospechoso. Cuando el agente volvió al lugar donde debía estar Gabriel S. el muchacho se había evadido. Pudo haberlo hecho por el techo o por la de la celda transitoria, que estaba sin seguridad. En tanto, en la oficina de sumarios estaban dos suboficiales más y en la armería un oficial mayor.

   Al instante los efectivos recorrieron el predio, pero no encontraron al fugado. A las 19 llegaron al lugar oficiales de alto rango que luego de comunicarse con el fiscal confeccionaron un acta de procedimiento y el personal de la ex Asuntos Internos allanó el lugar y tomó fotos.

Encapuchados

Navarro fue asesinado el pasado 29 de enero cuando dos hombres encapuchados lo emboscaron en los monoblocks del Parque del Mercado y lo balearon.

   El cuerpo de Milhouse, de 23 años, fue hallado en la el descanso del primer piso de la escalera que lleva a los nodos 3-4. Tenía al menos dos impactos de balas calibre 11.25 en el tórax. “Se escucharon no más de cuatro detonaciones. Los que lo mataron llegaron a pie porque no se escuchó motor de auto o de moto. Había gente en la calle, pero nadie vio nada, y si vieron no te lo van a contar”, explicó un vecino la mañana posterior al crimen.

   Según comentaban por esos días en el vecindario, el “Milhouse” Navarro tenía broncas varias en la zona. Pero además había sido acusado de balear un quiosco de drogas en Chacabuco al 4100.

   Ese ataque a balazos fue la punta de la investigación para esclarecer el crimen, a cargo de la fiscal de Homicidios Georgina Pairola. Es que en ese quiosco de venta de drogas, al parecer, se encontraban Chiqui y el pibe de 17 años conocido como “Pichón de Tablada”.

   La pesquisa continuó hasta establecer dónde los sospechosos se estaban escondiendo, en barrio Tablada. El viernes se allanaron ambas viviendas y en una de ellas fueron encontrados, además del pibe de 15 años, los buscados Pichón y Chiqui.

Amenazas a tiros

Los investigadores establecieron que ambos habían sido sindicados, un par de días antes, como quienes fueron hasta la puerta de un centro comunitario de Garibaldi al 200 bis y amenazaron a sus responsables, tanto verbalmente como disparando contra la fachada.

   El argumento de los agresores fue que desde el centro comunitario estaban denunciando la actividad del quiosco de drogas en cuestión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario