Policiales

Le imputan dos hechos que cometió cuando era menor

Chucky cumplió 18 años y ahora le atribuyen responsabilidad penal por un robo calificado y un crimen que habría perpetrado a los 16-

Viernes 27 de Marzo de 2015

Una jueza de Menores le atribuyó a un joven de 18 años la responsabilidad penal en dos violentos sucesos que cometió cuando tenía 16: un robo calificado y el crimen de Leonardo Balbuena, ocurrido en septiembre de 2013 en la zona sur. El pibe, conocido como “Chucky”, también fue acusado de ser uno de los ejecutores del atentado contra Maximiliano “Quemadito” Rodríguez que derivó horas después en el triple crimen de villa Moreno, en el cual el 1º de enero de 2012 murieron tres jóvenes militantes. Por este hecho el joven fue sobreseído.
  La resolución de la jueza de Menores Gabriela Sansó fue apelada por Mirna Segré, defensora de Sergio Claudio “Chucky” S. En ese marco, ayer se realizó una audiencia ante los jueces Daniel Acosta, Otto Crippa García y Alfredo Ivaldi Artacho en la que la fiscal de Cámaras Cristina Rubiolo y la misma Segré expusieron sus argumentos.

El robo. El pibe cumplió 18 años el 12 de marzo pasado y por lo tanto alcanzó la mayoría de edad, por lo que ahora le pueden aplicar la pena. El robo que le atribuyen ocurrió en Presidente Roca al 4500 y según la fiscal un hombre que regresaba del casino fue “atacado” por los ocupantes de tres motos. “A la víctima la obligaron a tirarse al suelo y le robaron mil pesos y el celular. El hombre alertó a la policía y poco después los detuvieron. Eran menores de 13, 14 y 15 años. En la comisaría el denunciante los vio cuando ingresaban detenidos y los reconoció”, explicó la responsable de la acusación.
  Pero el hombre asaltado no señaló a los ladrones en una rueda de personas. “Cuatro meses después (el denunciante) ratificó sus dichos pero dijo no estar en condiciones de reconocerlos porque andaban por su casa”, señaló Rubiolo.
  En su descargo, Segré planteó que no existe ninguna prueba en contra de su cliente para involucrarlo en el atraco. “Llegaron a él por el tema de la moto, pero mi cliente no tenía ni tiene moto. Además se dijo que tenían armas cuando el denunciante declaró que actuaron como si las tuvieran. Y tampoco fueron secuestradas armas”, afirmó.
  La abogada también planteó que “el denunciante refirió que los policías le dijeron que tenían presos a los culpables y después reconoció a mi cliente en un mosaico fotográfico. Este acto, que es nulo, fue tomado como única prueba por la fiscal interviniente y la jueza”, por lo que requirió la absolución de su cliente.

El crimen. Leonardo Balbuena, conocido como “Leito” o “Enano”, fue asesinado la medianoche del 30 de septiembre de 2013 cuando circulaba por 24 de Septiembre al 1700 en una Honda Tornado negra junto a su novia y una amiga. Antes de cruzar Italia una Yamaha YBR roja se le puso a la par y quien iba como acompañante le disparó con una pistola calibre 11.25. La víctima, que vivía en el barrio La Lata y tenía prontuario abierto, recibió cinco balazos y murió poco después en el Heca. Los nombres de los supuestos asesinos llegaron casi de inmediato a oídos de los pesquisas: Brenda, como la que manejaba la moto, y Chucky, el que abrió fuego. A Brenda P., luego de estar tres meses detenida, el juez Luis María Caterina le dictó la falta de mérito.
  Rubiolo señaló que Chucky le disparó los tiros a Balbuena. Y para eso se basó en los dichos de las dos acompañantes de Balbuena y de otro testigo. “La novia (de la víctima) dijo que lo conocía de villa Moreno y que su novio era de villa La Lata. A su vez, la amiga de la pareja acudió con el rostro ensangrentado a pedir ayuda un vecino de la zona donde fue baleado el joven. Este hombre señaló, según Rubiolo, que la chica le dijo: «Lo mataron a Leo y escuché el nombre de Chucky»” (como autor) antes de desmayarse.
  Tras el crimen, Chucky se presentó en Tribunales acompañado de su mamá y la abogada Segré. “Soy inocente. Yo sólo quise salvar mi vida. No quiero decir nada más”, sostuvo el adolescente. Después “aclaró que en el barrio lo sindicaban como el autor del crimen (de Balbuena) y que por eso temía que lo lincharan”, refirió la abogada.
  Chucky proclamó su inocencia. Dijo que cuando ocurrió el robo que le atribuyen “estaba en su casa”. Explicó que cursó el tercer año de la secundaria en el Instituto de Recuperación del Adolescente (Irar) donde está actualmente detenido. En los próximos días, el Tribunal dará a conocer el fallo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS