Policiales

Le imputan asesinar a un vecino en un enfrentamiento

Alejandro Nahuel L. quedó preso acusado de matar a Enrique Candia. Su hermano Abel L., herido en ese hecho, también está sospechado.

Martes 05 de Febrero de 2019

Alejandro Nahuel L., de 28 años, fue imputado ayer de matar a un vecino unos días antes de Navidad en un Fonavi de Villa Gobernador Gálvez. La víctima fue un joven de 27 años que cumplía prisión preventiva con tobillera electrónica en su casa y luego de recibir una serie de amenazas y protagonizar dos peleas con tres jóvenes del barrio, fue asesinado de un tiro en el pecho. Para la Fiscalía, Alejandro fue uno de los atacantes y por eso solicitó que quede detenido mientras la investigación avanza. Su hermano Abel, de 24 años, está internado con custodia policial desde el día del hecho y la Justicia espera que los médicos le den autorización para imputarle el mismo hecho. Un tercer sospechoso seguía hasta anoche prófugo.

La audiencia contra Alejandro L. se celebró ayer a las 8 en el Centro de Justicia Penal. La fiscal Marisol Fabbro lo consideró coautor de los delitos de "homicidio calificado por haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas y agravado por el uso de arma de fuego", "amenazas calificadas por el uso de arma de fuego" y "portación ilegítima de arma de fuego de uso civil".

Tiroteo

El crimen que le imputaron es el de Enrique Alberto Candia, un joven de 27 años apodado "Chicho" y asesinado el 22 de diciembre pasado en Villa Gobernador Gálvez. Estaba en prisión domiciliaria con tobillera electrónica desde hacía cuatro meses pero ese día protagonizó dos encontronazos con un grupo de jóvenes del mismo barrio. En el último, terminó muerto.

Según expuso ayer Fabbro, el primer episodio ocurrió cerca de las 15, cuando tres jóvenes arribaron a la casa de Candia, en Mármol y Vuelta de Obligado. El trío vivía en el Fonavi ubicado a 50 metros ese lugar y, según dijeron los vecinos ese día a LaCapital, la víctima ya había recibidos amenazas de dos de esos muchachos: los hermanos Alejandro y Abel L.

De acuerdo con la investigación, los tres muchachos amenazaron de muerte a Chicho y a su familia, que estaban sentados en la puerta. Uno sacó un arma de fuego y gatilló pero la bala no salió, por lo que huyeron de lugar.

Pero el entredicho no quedó en eso. Cerca de las 16.45, Alejandro Nahuel L. y sus dos cómplices regresaron a la casa de Candia y comenzó un nuevo enfrentamiento, primero a golpes de puño y luego a los tiros. Alejandro y los chicos que lo acompañaban tenían armas y tiraron contra el frente de la vivienda de la familia de la víctima. Candia, también armado, repelió las agresiones a los tiros. Las balas cruzadas volaron por unos instantes, hasta que Candia cayó herido de muerte. Tenía una balazo en un brazo y otro en el pecho.

Sospechosos

El primero en caer por el crimen de Candia fue Abel. El joven ingresó al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) el mismo 22 de diciembre cerca de las 17 con severos traumatismos provocados por golpes que hasta el día de hoy lo tienen internado. Está en el centro de salud con custodia policial de la comisaría 29ª y, según las fuentes consultadas, el Ministerio Público de la Acusación espera que le den autorización médica para ser sometido a una audiencia imputativa.

En tanto, Alejandro Nahuel L. cayó preso el sábado pasado en el marco de un allanamiento a su casa del Fonavi que había sido ordenado por la Fiscalía.

En la audiencia de ayer, además de plantear la imputación, la fiscal Fabbro consideró que la posible pena en expectativa, el riesgo de fuga y la potencialidad de un entorpecimiento probatorio estaban probados, por lo que solicitó que el sospechoso quede en prisión preventiva por el plazo de ley, es decir, dos años. El juez Rafael Coria hizo lugar al pedido.

En tanto, indicaron voceros judiciales, el tercer sospechoso del crimen está identificado y sobre él pesa un pedido de captura pero hasta anoche al cierre de esta edición se mantenía prófugo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario