Policiales

"Le dije que si Marcelo salía de la cárcel ella tenía asegurado el cajón"

"Si él salía, le dije a Carla que tenía el cajón asegurado". Con esa frase Walter Tomaselli, el hermano del hombre que en General Pico asesinó a puñaladas a su esposa después de salir de la cárcel donde estaba preso por violarla, recordó los últimos días de una traumática historia de pareja.

Lunes 12 de Diciembre de 2011

La Pampa.- "Si él salía, le dije a Carla que tenía el cajón asegurado". Con esa frase Walter Tomaselli, el hermano del hombre que en General Pico asesinó a puñaladas a su esposa después de salir de la cárcel donde estaba preso por violarla, recordó los últimos días de una traumática historia de pareja. El muchacho sostuvo que la relación que mantenían "era una obsesión mutua", y reveló que su madre vio el momento en que su hermano degolló a la joven.

Marcelo Tomaselli, de 26 años, asesinó de once puñaladas a su esposa Carla Figueroa, de 19, le madrugada del sábado. Se habían conocido siete años atrás y a los pocos meses se fueron a vivir juntos. Tuvieron un hijo al que llamaron Valentín y que tiene 3 años. Pero en marzo pasado se pelearon y ella se fue a vivir a la casa de su abuela.

El 14 de abril Marcelo fue a buscar a Carla al maxiquiosco donde trabajaba y se la llevó bajo amenazas con un cuchillo. En las afueras de General Pico, ante la negativa de ella a reiniciar la relación, la violó. Ella hizo la denuncia y el ataque se comprobó con análisis de ADN, los golpes que presentaba Carla y el cuchillo que se encontró en lugar donde ocurrió el hecho.

Marcelo fue preso. Y mientras se realizaba la instrucción del juicio, Carla empezó a visitarlo en la cárcel a diario. También le pidió a su abogado, Raúl Quiroga, y al abogado de Marcelo, Armando Agüero, que la ayudaran a sacarlo de prisión. Allí surgió la posibilidad de aplicar el avenimiento, un perdón de la víctima que extingue la acción penal.

De nuevo juntos. El 4 de octubre, la Cámara del Crimen de General Pico rechazó el avenimiento. Pero 14 días después la pareja se casó por civil y más tarde el Tribunal de Impugnación Penal otorgó el favor solicitado en un fallo dividido. La fiscal Ivana Hernández se opuso al dictamen y prometió apelar el fallo para anular el casamiento y que el violador volviera a la cárcel. Pero no tuvo tiempo. Marcelo quedó en libertad el 2 de diciembre y junto a Carla y su hijo se fueron a vivir a la casa de su mamá. Allí la mató a puñaladas. "Yo hablé con Carla. Le dije que me parecía bien que lo ayudara. Pero que se alejara de él", aseguró Walter.

Tanto Marcelo como Carla cargaban con historias pesadas. El era adicto desde la adolescencia, a los 19 años tuvo un intento de suicidio que repitió cuando Carla amagó con dejarlo. Y volvió a tenerlo este fin de semana, cuando ya estaba preso por el crimen. Ella quedó huérfana de madre a los 8 meses, cuando su padre asesinó a su mamá.

"Carla se re portaba. Trabajaba, lo alejaba de las drogas a mi hermano", dijo Walter, y confesó: "Iba a terminar mal, mi hermano estaba perdido. Y ella había empezado a visitar la tumba de su madre. Fijate, se repitió la historia".

Walter también contó que Marcelo y Carla tenían un diario de la pareja. "Escribía una hoja cada uno. Y el otro le contestaba. Hablaban de Dios, pero en una forma mala", confiesa.

El muchacho dijo que cuando iba a a salir su hermano le pidieron a Carla que se alejara. "Le dije, en una forma grotesca, que ella tenía asegurado el cajón si el salía. Porque ya lo había intentado una vez. No estaban bien, no disfrutaban, discutían".

Asimismo, Walter relató que su madre presenció el asesinato de Carla. "Vio todo mi mamá. Se levantó a los gritos. Buscó ayuda con los vecinos. Y vio cuando Marcelo degollaba a Carla. El nene estaba ahí", contó. Además, cuando se entrego su hermano, él estaba presente. "Estaba fumando un cigarrillo, con el nene en brazos y la mirada perdida", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario