POLICIALES

Le dieron 16 años de prisión por manejar la moto para un sicario

Lucas Aguirre fue condenado por conducir el rodado desde el cual Franco Duarte acribilló a Carlos Escobar en diciembre de 2015 en La Cerámica.

Miércoles 03 de Marzo de 2021

El asesinato de Carlos “Costilla” Escobar terminó por recibir justicia casi seis años después de ocurrido, el 26 de diciembre de 2015 en las inmediaciones de Siripo y Anchoris, en el barrio La Cerámica. Por unanimidad un tribunal pluripersonal condenó este miércoles a Lucas Emiliano Aguirre a 16 años y 6 meses por el homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego de “Costilla” y por la tentativa de homicidio simple contra otra víctima que resultó herida. Aguirre tiene 27 años y según la acusación era quien manejaba la moto Honda Tornado blanca y negra desde donde el sicario terminó matando a Escobar. Dos años atrás Franco Duarte, sindicado como el tirador, fue sentenciado a 18 años de cárcel fue condenado por el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con portación de arma de fuego de guerra.

Carlos Ramón "Costilla" Escobar era un convicto con salidas transitorias y fue emboscado la tardecita del 26 de diciembre de 2015 en Anchoris y Siripo, cuando esperaba el ómnibus para regresar a la cárcel luego de pasar la Navidad junto a su familia. Aproximadamente a las 19.30 Escobar estaba junto a su esposa, sus dos hijas de 2 y 4 años, una hija mayor de la mujer con su marido, Jonatan “Sopa” V., quien empujaba un cochecito con el bebé de ambos, y el apodado “Cara de hamburguesa” y su pareja. Todos coincidieron que al llegar a la esquina Anchoris y Siripo apareció una moto Honda Tornado blanca y negra con dos ocupantes vestidos de negro y usando cascos. El acompañante, a quien los testigos reconocieron como Duarte, bajó de la moto y primero le disparó dos tiros a Jonatan V. que lo hirieron en una rodilla y el muslo.

Escobar alcanzó a desprenderse de su hija de 2 años, que llevaba en brazos y salió corriendo. Lo ultimaron con cinco tiros por la espalda. “Sopa” recibió tres disparos. En total el tirador disparó al menos once veces hasta que se quedó sin balas. El conductor de la moto escapó. Familiares de la víctima atraparon al homicida, le quitaron el arma y un casco color naranja. Pero la novia y una hermana irrumpieron con piedras y palos y lo rescataron antes de que llegara la policía.

>>Leer más: Lo condenan a 18 años de prisión por matar a un hombre de cuatro balazos

Al día siguiente, según contaron los parientes de Escobar, Duarte volvió y recuperó el arma bajo amenazas. Los parientes de Escobar atribuyeron el ataque a problemas con vendedores de drogas del barrio. Quien conducía la moto escapó, pero fue identificado por los parientes del hombre asesinado. Lucas Emiliano Aguirre fue capturado tres años más tarde, en junio de 2018, días antes de que su cómplice fuera sentenciado.

El fiscal Adrián Spelta lo imputó como coautor del homicidio, aunque no como quien esgrimió el arma, dado que según la teoría fiscal del caso existió una actuación conjunta y un reparto de tareas. Aguirre estaba prófugo en otra causa que investigaba el fiscal Fernando Dalmau por el robo a mano armada de una moto Honda Titán en Rondeau y avenida de Circunvalación. Por ello había obtenido la prisión domiciliaria. Pero cuando fueron a constatar su situación no lo encontraron y desde entonces tenía captura. Sobre su ausencia, explicó que todo ese tiempo estuvo trabajando en el negocio de su esposa para ayudar a su familia.

>>Leer más: Empezaron a juzgar a un joven por un homicidio ocurrido hace más de cinco años

Al explicar el motivo por el que estuvo prófugo, el acusado dijo que tuvo "miedo" luego del asesinato de su hermano Miguel Aguirre, baleado el 3 de marzo de 2016 en La Cerámica, dos meses después del crimen de Escobar. Tenía 19 años y circulaba en su moto Honda Tornado cuando fue acribillado con diez tiros desde un auto Chevrolet Astra o Corsa negro o verde, cerca de las 21.30, en Unión e Yrigoyen, a unas ocho cuadras de su casa. Aguirre residía a 200 metros de la escena del crimen.

El jueves pasado Aguirre comenzó a ser juzgado ante el tribunal conformado por los jueces de primera instancia Hebe Marcogliese, Nicolás Vico Gimena y Florentino Malaponte. El fiscal Gastón Avila, quien llevó la causa a juicio, le atribuyó los delitos de homicidio agravado por uso de arma de fuego en concurso real con tentativa de homicidio agravado por uso de arma de fuego. Y solicitó la misma pena que le aplicaron a su cómplice: 18 años de prisión efectiva. Este miércoles al mediodía la presidenta del tribunal leyó la sentencia condenatoria contra Aguirre.

,

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS