Policiales

Le dan 17 años de cárcel por matar para robar una moto

Un joven fue condenado a 17 años de cárcel como autor de un homicidio en ocasión de robo ocurrido el último día de 2013 en la zona oeste de la ciudad.

Domingo 08 de Septiembre de 2019

Un joven fue condenado a 17 años de cárcel como autor de un homicidio en ocasión de robo ocurrido el último día de 2013 en la zona oeste de la ciudad. Se trata de César David Cosenza, de 26 años, quien fue sentenciado al término de un juicio oral y público llevado adelante por un tribunal conformado por los jueces Juan Andrés Donnola, Hebe Marcogliese y Mariano Alliau. Por el hecho ya había sido condenado por la Justicia de Menores un adolescentes que participó del fatal atraco.

   Al inicio del debate oral el fiscal Gonzalo Fernández Bussy había pedido la pena de prisión perpetua para Cosenza por el crimen de Carlos Gaitán, de 52 años, asesinado cerca de la 0.30 del 31 de diciembre de 2013 en Deán Funes y Alsina.

   Según se demostró durante el juicio, Cosenza manejaba la moto Suzuki AX 100 en la que junto con un adolescente abordaron a la víctima para robarle su moto, una Honda Titán gris.

   Según recordó el fiscal en su alegato de inicio del juicio, aquella noche Gaitán volvía a su casa por Deán Funes seguido por una moto azul con dos ocupantes. Cuando llegó al cruce con Alsina dobló en contramano hacia su casa. En ese momento, quienes lo seguían le dispararon por la espalda sin ninguna amenaza previa.

Testigo amenazado

Gaitán avanzó unos metros pero cayó malherido sobre un montículo de tierra, justo frente a su casa. Brian Rojas, entonces de 16 años, fue condenado como el tirador que mató al hombre.

   Según se expuso en el juicio, mientras la víctima agonizaba en el suelo el adolescente levantó la moto de Gaitán y se la llevó a pie porque no pudo hacerla arrancar.

   Al llegar nuevamente a la esquina de Alsina y Deán Funes volvió a disparar dos veces hacia un costado, donde se encontraba un vecino al que amenazó para que no contara nada. Luego se fueron en ambas motos por Deán Funes de contramano hacia el este.

   Sin embargo, como la Honda Titán tenía un sistema eléctrico por el cual dejaba de funcionar si se alejaba de su dueño, los ladrones debieron descartarla. El vehículo fue hallado a unas seis cuadras de la escena del crimen, en Amazonas al 3100, con el manubrio trabado y una linga atada en la parte trasera.

   Antes del juicio contra Cosenza, celebrado casi seis años después del trágico hecho, Rojas ya había sido condenado en segunda instancia por el crimen. Es que primero había sido absuelto por la jueza de Menores Dolores Aguirre Guarrochena, quien encontró deficiencias en la investigación policial y consideró que pudo haber influencias de los familiares sobre el testigo.

   Sin embargo en 2017 dos jueces de un tribunal de apelación, Carina Lurati y Alfredo Ivaldi Artacho, revocaron el fallo y el joven fue condenado a 13 años de prisión. La sentencia fue cuestionada con un recurso de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia y aún no fue resuelta.

   Días atrás se conoció la sentencia contra Cosenza, para quien el fiscal había pedido en principio la pena de prisión perpetua. Sin embargo, el tribunal resolvió sentenciarlo a 17 años de prisión efectiva por el delito de homicidio en ocasión de robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de un menor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario