Policiales

Ladrones desatan una balacera frente a una escuela para cubrirse tras intento de robo

Sucedió este mediodía en Camilo Aldao y Cerrito. Como no pudieron llevarse el auto de la víctima y el de ellos se descompuso, abrieron fuego para impedir que los vecinos se acercaran o llamaran a la policía. Hay un detenido.

Martes 03 de Diciembre de 2019

Vecinos de Villa Urquiza vivieron momentos de extrema tensión este mediodía cuando dos delincuentes que pretendían robar un auto cubrieron su retirada a los tiros. El incidente causó mucha angustia ya que sucedió a escasos metros de la escuela "Nuestra Señora de la Rocca" y un centro deportivo para chicos en Camilo Aldao y Cerrito. Uno de los asaltantes fue detenido en cercanías del lugar.

Todo comenzó a las 12, cuando un hombre que conducía su Chevrolet Onix por Camilo Aldao, al llegar a Cerrito fue interceptado por dos delincuentes. Los maleantes iban en un Ford Sierra.

"Me cruzaron el auto adelante y bajaron dos tipos con los revólveres en las manos. Me decían 'bajate, bajate'. Yo lo primero que hice fue sacar las llaves de mi auto, bajar y salir corriendo. Como las luces del coche quedaron encendidas, comenzó a sonar una alarma", contó la víctima.

El dueño del Onix salió corriendo asustado en dirección a calle Asunción en busca de ayuda. A todo esto, y cuando advirtieron que no iban a poder llevarse el auto, los delincuentes volvieron al Ford Sierra para escapar, pero no pudieron poner en marcha el auto.

escuelalarocca22.jpg

Una falla mecánica o eléctrica hizo que el viejo Sierra no respondiera. Fue en ese momento en que muchos transeúntes ya habían visto lo ocurrido y empezaron a los gritos a llamar a la policía. Esa reacción de la gente hizo que uno de los maleantes comenzara a hacer disparos al aire.

Una mujer contó en televisión cómo fue el momento más dramático. "El auto, un Sierra viejo, no les arrancó. Entonces uno de ellos empezó a empujar y el otro comenzó a disparar constantemente para que no nos acerquemos. Fueron varios disparos, derechos como para que la gente no se les arrimara y apuntaba constantemente a la gente. Lo único que hicimos fue preservar a los chicos, a mi hijo lo tuve que poner contra la pared. Había muchísima gente dando vueltas".

Muy conmovida por lo ocurrido, la mujer dijo que los robos violentos "ocurren todo el tiempo en la zona. La policía hizo un trabajo espectacular. En segundos detuvieron a uno de los ladrones".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario