Policiales

La provincia dijo que no detectó indicios de un plan para asesinar a Luis Paz

En rigor quien advirtió la eventual amenaza fue la Policía Federal. "Nunca estuvo en peligro su seguridad", dijo un funcionario penitenciario.

Viernes 04 de Enero de 2019

El Secretario de Asuntos Penitenciarios de Santa Fe, Juan Martínez Saliba, aseguró que no se advirtió ningún indicio que corroborara el plan para asesinar a Luis Paz, tal como surgió de la investigación de inteligencia de la Policía Federal y que, según reveló este diario en su edición de ayer, consistía en matar al detenido con una granada en la cárcel de Coronda.


El gobierno santafesino confirmó la existencia de escuchas que permitieron a la Policía Federal deducir la planificación de un atentado contra la vida de Paz, quien en ese momento se encontraba detenido en la cárcel de Coronda. Martínez Saliba convocó a una conferencia de prensa en la que admitió la existencia de las cinco páginas en las que el área de Inteligencia de la mencionada fuerza nacional transcribió las escuchas a dos presos que dan la idea de un ánimo de eliminar a Paz, más allá del método utilizado, de haber podido cometer el atentado.

Decisión previa

La intención del funcionario fue precisar que el traslado de Paz a la cárcel de Marcos Paz, en la provincia de Buenos Aires, no estuvo motivada en el presunto plan para atentar contra la vida del preso sino en una decisión previa por la que los presos por delitos federales son derivados a cárceles federales, fundamentalmente cuando se trata de personajes de la entidad del empresario rosarino.

Paz, quien vivía en un country de la ciudad de Santa Fe, fue detenido el 10 diciembre por orden del fiscal federal Walter Rodríguez y se encuentra procesado con prisión preventiva por el por el juez federal Francisco Miño desde el pasado 27 de diciembre por asociación ilícita para lavado de dinero y tráfico de drogas. Son delitos todos de carácter federal. Pese a que la decisión previa del traslado y el descubrimiento del plan para asesinar al preso no son cuestiones incompatibles, Martínez Saliba subrayó ayer que ingresar una granada a la celda en que se encontraba recluido en Coronda habría resultado imposible.

En las escuchas reveladas por este diario dos presos conversan sobre la intención de hacer explotar una granada en habitáculo que ocupaba Paz. Ayer el funcionario provincial describió para demostrar que ello hubiera resultado imposible. Lo que no desmiente el ánimo de eliminación física que contenían las escuchas. "La celda donde estaba alojado Paz era una pabellón de alto perfil. Más allá de lo que trascendió, nosotros no tuvimos ninguna novedad dentro de la cárcel de Coronda porque se aplicó el protocolo de seguridad pertinente", dijo Martinez Saliba.

No obstante, el funcionario admitió que las escuchas de la policía Federal existen y que ellas están centradas en un atentado a la vida del preso ahora trasladado a la cárcel bonaerense.

"Paz estuvo alojado en el Servicio Penitenciario de Santa Fe desde el 12 de diciembre hasta el 20 de diciembre. Ocho días en un pabellón especialmente acondicionado de la cárcel de Coronda, para alojar a un interno de alto perfil, con las medidas de seguridad necesarias para resguardar su integridad física. Asimismo, posteriormente, un día antes del traslado, recibimos una comunicación que podrían atentar contra la vida del interno. No obstante ello entendemos que las medidas se adoptaron oportunamente, y que los niveles de seguridad eran los adecuados para la custodia de un interno como era el señor Paz. Más allá del presunto plan que existía, como ser el ingreso de una granada, no se detectó ningún elemento ingresado. Si fuera tan sencillo de llevar a cabo, tendríamos un nivel de incidencia muy alto. No nos olvidemos de que tenemos 6 mil presos en la provincia de Santa Fe y el año pasado solamente tuvimos dos homicidios dentro de las cárceles", sostuvo.

Martínez Saliba desvinculó el traslado de la amenaza contenida en los diálogos interceptados. Afirmó más bien que tuvo que ver con la condición de preso federal de Paz. Adujo que existe un convenio entre provincia y Nación con 50 cupos para alojar internos federales pero que en Santa Fe hay 650 presos de esa condición. "Estamos sobrepasados en 600 internos federales, por ese motivo inmediatamente se pidió el traslado (de Paz) a una cárcel federal".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});