Policiales

La muerte de un delegado de la UOM aumentó la tensión en el conflicto de Electrolux

El deceso se produjo por un ataque cardíaco, pero hubo acusaciones cruzadas sobre la responsabilidad del desenlace en medio de una jornada con incidentes en la entrada de la planta.

Miércoles 08 de Mayo de 2019

Un delegado de la Unión Obrera Metalúrgica murió hoy dentro de la planta industrial de la empresa Electrolux y el deceso tensó aún más el conflicto entre esa compañía y un grupo de empleados que fueron despedidos y reclaman su incorporación.

Se trata de un hombre que no representa a los empleados de Electrolux pero que fue a la planta supuestamente para apoyar a los operarios que continúan trabajando pese al reclamo de los despedidos. El delegado sufrió una descompensación y fue atendido en el lugar mientras esperaban la llegada de una ambulancia. Cuando esto finalmente pasó, ya había fallecido.

Embed

El deceso agravó la tensión en la planta y dio lugar a un intercambio de acusaciones sobre quién tiene la responsabilidad de lo sucedido. Mientras referentes de la UOM y de la empresa culparon por el desenlace fatal a los manifestantes, entre los que había empleados despedidos, estudiantes y militantes de agrupaciones políticas, estos negaron que hayan impedido el paso de la ambulancia y mostraron videos en los que se ve que permiten su ingreso para atender al delegado descompensado.

Embed

El conflicto tiene su origen en el despido de 17 operarios y la tensión fue en aumento con el paso de los días. La planta mantiene su actividad aun con los manifestantes en la puerta, aunque con dificultades. Este mediodía hubo encontronazos e incidentes entre cuadros de la UOM y los operarios despedidos y quienes apoyan su pedido para ser reincorporados y el lunes también hubo cruces y versiones encontradas sobre unas pintadas que habrían aparecido en el estudio del abogado de la UOM.

"Mi papá se murió como un perro"

"Quiero que alguien pague por esto, no digo que su reclamo no sea justo, tendrán sus motivos, no lo sé, pero solo pido un poco de humanidad y respeto", argumentó conmocionada y entre lágrimas Mailén, la hija del delegado fallecido, en diálogo con Canal 3.

E insistió: "No dejaron pasar la ambulancia. Mi papá se estaba muriendo ahí adentro y no dejaron pasar la ambulancia. Se murió como un perro, nadie lo vino a socorrer, y cuando llegamos nosotros ya era tarde".

Por su parte, la abogada de los trabajadores suspendidos Celina Tidoni rechazó las acusaciones sobre que no habían dejado ingresar a la ambulancia. "En ningún momento impedimos nada, eso no sucedió, la ambulancia pasó y entró".

Consultada por el deceso del delegado, la abogada señaló: "No sé bien que pasó con el trabajador, porque en ese momento estábamos corriéndonos, porque nos estaban apedreando esta patota que había llegado".

Y enseguida agregó: "Nosotros estábamos manifestándonos cuando vino una patota violenta. A mi me pegaron, me manosearon y tuvimos que retroceder porque la situación se puso muy violenta".

Por su parte, uno de los hombres que estuvo involucrado en la pelea argumentó con tristeza: "Nos estuvimos peleando entre nosotros, entre compañeros", mientras que una mujer reconoció que el obrero muerto era "un delegado de otra fábrica que vino a apoyarnos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario