Policiales

La Justicia descartó que un crimen haya sido un caso de gatillo fácil

Se trata de la muerte de Brian Saucedo, ocurrida el 11 de septiembre pasado en Ludueña. Un testigo, después asesinado, había dado esa primera versión de los hechos.

Jueves 13 de Marzo de 2014

Brian Saucedo tenía 18 años y no fue ejecutado en un caso de gatillo fácil sino que su muerte fue el resultado de un enfrentamiento con un agente de la policía rosarina ocurrido atrás en un pasillo de barrio Ludueña. Esa fue la conclusión del juzgado de Instrucción interviniente luego de valorar los dichos de los testigos, la autopsia y el testimonio del efectivo que enfrentó a la víctima. La actuación del uniformado había sido puesta en duda a partir del relato de Emanuel Cichero, un joven de 25 años que señaló a un policía como autor del balazo que terminó con la vida de Saucedo. El testimonio del muchacho tuvo estado público en Rosario/12 y en La Ocho, pero pese a eso nadie del fuero penal en Tribunales lo convocó para explicar sus dichos. Esa omisión no pudo ser remediada porque a Cichero lo mataron de un balazo cuando iba en una moto por barrio Industrial.

El relato oficial señaló que la muerte de Saucedo sobrevino luego de que cometiera dos atracos con un cómplice que nunca fue localizado. Según la versión policial, el 11 de septiembre pasado dos jóvenes asaltaron a dos personas en Cullen y Tucumán. Los ladrones huyeron en una moto Honda Wave y las víctimas dieron aviso a la policía, que también le atribuyó a los muchachos haber asaltado un lubricentro en Eva Perón y Magallanes. Entonces los uniformados salieron a buscarlos y, al ver una moto similiar, comenzó una persecución.

Cruce de balas. En el escape los maleantes chocaron con un auto en Tucumán al 6100, se desplomaron al pavimento y continuaron la huida a la carrera. Entonces apareció en escena un hombre de esa cuadra que abrió fuego contra los chicos. Un proyectil atravesó la pierna izquierda de Saucedo, que corrió hasta una casa de pasillo de Navarro 6033. Los vecinos contaron que desde allí les disparó a los policías y que uno respondió la agresión y lo mató. Al joven, según una fuente oficial, le hallaron un revólver 32 y las billeteras robadas.

Esa versión fue corroborada, según una fuente judicial, por la dueña de la propiedad donde Saucedo se refugió antes del tiroteo. El relato es coincidente con lo afirmado por el agente que disparó en una declaración informativa que brindó en el juzgado de Instrucción Nº14, a cargo de la investigación del hecho. "El policía entró a la casa y vio a Saucedo. En ese momento el chico tiró y el efectivo para resguardar su vida y la de la mujer abrió fuego", contó el vocero consultado. Para concluir que el muchacho murió en un enfrentamiento con la policía los investigadores judiciales valoraron la reconstrucción integral del suceso que realizó la sección Criminalística que incluyó la pericia balística.

Otra visión. Sin embargo, Cichero contó una historia totalmente distinta. Su relato llevó en noviembre pasado al fiscal Donato Trotta a requerir a los pesquisas de Homicidios que se investigue la relación de las muertes de los dos jóvenes. Fue después de que el muchacho contara en una entrevista cómo mataron a Saucedo. "El chico nunca se tiroteó con la policía, sino que lo remataron en el piso cuando se había entregado. Le pegaron un tiro en la nuca y varios en la espalda. Eran dos policías de la comisaría 12ª y no del Comando. Uno era Sebastián P. y otro morrudo más petiso, que fue el que tiró", dijo Emanuel, cuyo testimonio grabado nunca judicializado.

Emanuel recordó la escena que terminó con la vida de Saucedo: "Entraron dos pibes en el pasillo de Navarro 6033. El pibe se entregó, lo sacaron y lo golpearon. (Brian). Puso los brazos hacia atrás y les pedía que lo engrillen (esposen) y que le dejen de pegar porque ya había perdido. Y los policías le gritaban «¿dónde está tu compañero?» mientras le seguían pegando. Entonces uno de los policías sacó su arma reglamentaria y le pegó un tiro en la nuca, y varios tiros más en la espalda mientras estaba indefenso en el suelo".

El testigo comentó en esa entrevista que tras matar a Saucedo los dos policías se fueron y volvieron a los diez minutos con agentes del Comando Radioeléctrico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario