Policiales

La historia narco detrás del crimen de un hombre en Villa Gobernador Gálvez

Juan Pablo López fue baleado la madrugada del viernes y murió horas después. Los vecinos del lugar aseguran que estaba en un quiosco de drogas

Domingo 08 de Marzo de 2020

Los asesinatos con tinte mafioso parecen multiplicarse en el departamento Rosario. Crímenes con modus operandi parecidos que tienen en el contexto de la narcocriminalidad su trasfondo y en la ferocidad su marca registrada. Juan Pablo López, de 25 años murió el viernes a la noche en el hospital Provincial tras agonizar algunas horas luego de ser baleado en una casa de Fornieles al 100, en el barrio Paladini de Villa Gobernador Gálvez, un lugar que los vecinos sindican como quiosco de venta de drogas. En el mismo hecho fue baleada una mujer de 32 años que meses atrás había sido detenida en un allanamiento de fuerzas federales en el mismo domicilio. El crimen ocurrió a menos de 200 metros de donde fuera ejecutado el 19 de febrero con más de 30 balazos Martín Bertón, hijo de la presidenta del Partido Justicialista villagalvense. Los investigadores de ese crimen lo posicionaron en una disputa territorial entre gente del detenido Luis "Pollo" Bassi y la banda de "Jerry".

El homicidio de López fue el número 50 en el departamento Rosario y el séptimo en lo que va del año en la vecina localidad, donde en los últimos años hubo un crecimiento de la violencia callejera como extensión de las disputas territoriales que se generan en el sur rosarino. También es destacable mencionar que en las localidades ubicadas al sur y al norte de Rosario hace años que hay jugadores que pugnan con peso específico en los conflictos.

Vecinos hartos

Como en el asesinato de Andrés Fabián "Pelado" Alderete, acribillado la madrugada del viernes frente a una granja ubicada en Crespo al 3800 (sindicada por los vecinos como una boca de venta de drogas), en calle Fornieles al 100 de Villa Gobernador Gálvez la sensación fue la misma. Y los pocos vecinos que contaron la que les toca vivir lo hicieron desde el hartazgo. "En ese pasillo que tiene la puerta tapada con nailon negro hace años que se vende drogas, pero mal. Esto era una autopista de autos y motos que pasaban a comprar droga adelante de todos. Nadie en la cuadra puede decir que no sabe que ahí hay un quiosco de droga", explicó una vecina de la cuadra.

"Ahí hace unos cinco o seis meses hubo un allanamiento por drogas donde inclusive se llevaron detenidos", confió otra vecina. El operativo policial al que la mujer hizo mención se produjo en octubre pasado en el mismo domicilio donde mataron a López. Según confiaron fuentes allegadas a esa investigación el operativo fue realizado por la ex Policía de Investigaciones (PDI) y la única detenida fue Sabrina Beatriz C., de 32 años, la mujer que el viernes a la madrugada recibió buena parte de las balas disparadas en la vivienda.

Otro dato que no pasó desapercibido es que el asesinato de López ocurrió a menos de 200 metros de la esquina en la que el 19 de febrero fue acribillado Martín Sebastián Bertón, hijo de la militante justicialista Mónica Cabrera. Bertón era mecánico y padre de una nena de un año y medio. Fue asesinado en el interior de su auto, estacionado frente a la casa de su madre, con ráfagas de ametralladora. Algunos vecinos e investigadores contextualizaron el hecho con la disputa territorial en el marco de la narcocriminalidad entre las huestes de Luis "Pollo" Bassi y la banda de "Jerry".

Dos horas antes del crimen de Bertón la casa de la hija de "Jerry", en Monte Hermoso al 1000 de Villa Gobernador Gálvez, fue atacada y se estima que el homicidio posterior fue parte de ese contexto.

Tras un nailon negro

Fornieles al 100 es una cuadra de apariencia tranquila por donde transitan los colectivos de la línea 35/9. Una cuadra donde unos pocos vecinos se hacen tiempo el sábado a la mañana para disfrutar de unos mates a la sombra. A unos 50 metros del frigorífico Paladini se levanta una vivienda de pasillo, humilde, casi insignificante para el desconocido. Ese punto minúsculo en el mapa es apuntado por los vecinos como un quiosco de venta de drogas. Puerta de ingreso con rejas y un tapiz de nailon negro que impide ver el interior. Tras recorrer unos 20 metros, otra puerta de rejas da a un patio abierto. Ese es el lugar en el que dicen funciona una boca de expendio de drogas y que en octubre pasado fue allanado por la ex PDI.

Según se pudo establecer, el viernes alrededor de las 2 de la mañana en el patio de esa casa estaban Juan Pablo López, con residencia a cinco cuadras del lugar, y Sabrina C., moradora de la casa. Entonces por el pasillo ingresaron tres hombres armados que habían llegado al lugar en una moto con la aparente intención de comprar droga. Fuentes consultadas indicaron que, según el testimonio de Sabrina C., ella les salió al cruce diciéndoles que ese lugar había sido un búnker pero que ya no lo era, que ya no se vendía droga. Pero el trío armado reaccionó con violencia y , según los vecinos, fue "una balacera infernal".

López recibió impactos en el abdomen, en la región toracoabdominal y en el hipocondrio derecho; mientras que Sabrina fue alcanzada en el abdomen y los glúteos. Ambos fueron trasladados al Hospital Anselmo Gamen. De allí López fue derivado al Hospital Provincial de Rosario donde agonizó hasta las primeras horas de la noche cuando falleció. Sabrina, en tanto, seguía internada.

En la escena del crimen se recolectaron 13 vainas servidas calibre 9 milímetros y dos de calibre 45. En el frente de la casa había al menos cinco impactos. "Fue una balacera muy importante. Pero no les voy a contar nada. Averigüe más adelante", dijo en tono áspero un vecino que tomaba mates a la sombra. "Se escucharon muchos tiros. Se ve que aprovecharon que éstos abrían y cerraban para vender y se les metieron", comentó un residente.

El caso quedó en manos de la fiscal de la Unidad de Homicidios Georgina Pairola, quien comisionó a efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC, ex PDI) para que trabajaran en el territorio recolectando testimonios de potenciales testigos. También se concentraron en videofilmaciones de cámaras públicas o privadas ubicadas en las inmediaciones.

Vivienda baleada

Durante la madrugada de ayer el frente de una vivienda de Pasaje 6 al 2000, en el barrio Soldado Aguirre de Villa Gobernador Gálvez fue atacada a balazos. Un Chevrolet Corsa que estaba estacionado frente al domicilio recibió al menos media docena de impactos. Al denunciar lo sucedido en la seccional 26ª el morador dijo desconocer los motivos por los cuales recibió la agresión.

Una estadística que preocupa

¿Hay un aumento de la violencia en Villa Gobernador Gálvez? Los números indican que se está lejos de los 30 homicidios que se perpetraron en la vecina localidad en 2013, en plena guerra de la banda de Los Monos contra las huestes de Luis “Pollo” Bassi. Pero durante 2018 se perpetraron 23 homicidios, el mismo número que en 2014, año que terminó de marcar el pico de violencia. En esos dos años (2013/14) en V.G.G. hubo 53 asesinatos sobre 514 del departamento Rosario. Si bien ese número bajó en 2019 (13 asesinatos), en 67 días del 2020 ya se registraron más de la mitad de los homicidios del año pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario