Policiales

La Fiscalía provincial vuelve a pedir que la Justicia federal busque a un chico de 15 años

Esta semana se actualizó un reclamo para que el caso de un adolescente perdido desde noviembre de 2016, se investigue como desaparición forzada.

Jueves 24 de Enero de 2019

La próxima semana se conocerá si el expediente que investiga la desaparición de Valentín Ezequiel Reales pasará de la Justicia provincial a la federal. Nada se sabe del chico de 15 años desde noviembre de 2016 cuando su familia, asentada en el barrio Cabín 9 de Pérez, presentó una denuncia por averiguación de paradero. En una audiencia pública el fiscal Guillermo Apanowicz pidió declarar la incompetencia del Ministerio Público de la Acusación (MPA) provincial en la búsqueda y que la misma se investigue en la Justicia Federal como "desaparición forzada de persona", ya que una hipótesis es que la policía santafesina podría haber estado involucrada en el encubrimiento del hecho.

El MPA había realizado una presentación similar en la feria a la fiscalía federal que fue denegada por la Justicia Federal. En ese contexto la jueza María Trinidad Chiabrera requirió a Apanowicz que presente un informe completo sobre las medidas que llevó a cabo y una vez que cuente con ello resolverá por escrito en un plazo de cinco días hábiles.

No volvió

La mamá de Valentín, Mary, contó que vio por última vez a su hijo el martes 15 de noviembre de 2016 cuando el chico salió de su casa para hacer un mandado. Se despidió con un "ya vuelvo" pero desde entonces nadie de su entorno lo volvió a ver.

Como el pibe solía dormir en distintos sitios, recién el 28 de noviembre su madre hizo la denuncia por averiguación de paradero en la subcomisaría 18ª de Cabín 9 y luego la ratificó en la Fiscalía Regional. Desde ese momento hubo varios rastrillajes con resultado negativo. En su barrio sus allegados más cercanos lo presumen muerto.

"Valentín es adicto desde los 13 años. Nosotros sabemos cómo era: un pibe difícil. Estuvo con «Los Cuatreros» pero después se alejó de ellos. Anduvo solo, hizo sus macanas y después se acercó a la banda de Los Stinfer. Fue creando su propio camino, pero se torció y se torció. Hicimos todo lo que pudimos", explicó su mamá a este diario en enero de 2017. Los Cuatreros y Los Stinfer son bandas antagónicas que pelean, o pelearon, por el control territorial en Cabín 9. Buena parte de sus miembros están presos o muertos. Una hipótesis de la investigación es que el pibe se alejó de Los Cuatreros, que éstos no se lo perdonaron y decidieron vengarse. Valentín habría testificado contra miembros de la pandilla que fueron detenidos.

Reclamos

Dos semanas después de su desaparición se rastrilló un campo en la zona rural de Pérez y se hallaron elementos como una zapatilla similar a las que usaba Reales manchada con sangre. En enero de 2017 desde la cátedra de criminología de la Facultad de Derecho de la UNR se hizo un reclamo ante el Comité contra la Desaparición Forzada de Naciones Unidas. Con la firma de Ibrahim Salama, jefe de la subdivisión de Tratados de Derechos Humanos, se intimó "al Estado a tomar todas las medidas necesarias para localizar y proteger al niño". También intervino la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que le pidió al Estado santafesino considerar el caso como desaparición forzada de persona.

En mayo de 2017 el Ministerio de Justicia provincial ofreció una recompensa por información que ayudara a encontrar al chico. En junio de 2017 se hallaron restos óseos cerca de Cabín 9, pero no eran de Reales. Lo último que se conoció del caso fue un rastrillaje del Equipo de Antropología Forense, en diciembre pasado, con resultado negativo.

Indicios

Así, días atrás se hizo la audiencia para determinar si corresponde o no que la investigación pase a la Justicia Federal. Basado en que una de las hipótesis que se manejó sería una desaparición forzada por parte de un miembro de las fuerzas de seguridad, Apanowicz pidió declarar la incompetencia del MPA. Aunque aclaró que no cuenta con evidencia directa contra efectivos de la subcomisaría 18ª, dijo tener indicios sobre la presencia de un patrullero en inmediaciones del campo donde apareció la zapatilla ensangrentada.

El fiscal explicó que esa pericia no brindó resultado positivos ya que sobre los materiales secuestrados —también había una media— se había arrojado cal viva, que destruye las partes blandas de un cuerpo e imposibilita la recolección de muestras con las que se pueda trazar ADN.

Luego el fiscal hizo hincapié en los requerimientos del Comité contra la Desaparición Forzada de Naciones Unidas ONU y la CIDH —que apuntan a la desaparición forzada de persona— y que podrían acarrear sanciones al Estado (nacional y provincial). La querella a cargo del Centro de Justicia Judicial (CAJ), no obstaculizó el pedido del fiscal.

Por escrito la jueza Chiabrera decidirá si la búsqueda de Valentín pasa a la Justicia Federal como desaparición forzada de persona o si el expediente continúa como averiguación de paradero en manos de la Fiscalía provincial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});