Policiales

La Cámara resuelve sobre la apelación de los condenados por el triple crimen de Villa Moreno

Familiares y amigos de Jere, Mono y Patóm concentran mañana en las escalinatas de Tribunales provinciales. Los autores de los homicidios fueron recibieron condenas de 24 a 33 años.

Domingo 30 de Agosto de 2015

Mañana tendrá lugar en Tribunales Provinciales —Pellegrini y Balcarce— la lectura de la resolución de Cámara en relación a las apelaciones interpuestas al fallo del Tribunal de primera instancia, por el cual se resolvió condenar a penas de 24 hasta 33 años de prisión a los autores materiales del triple crimen de Villa Moreno.
 
Bajo el lema "Hicimos justicia. Ahora vamos a confirmarla", familiares y amigos de Jeremías Trasante, Claudio "Mono" Suárez y Adrián "Patóm" Rodríguez se concentrarán mañana a las 9 en las escalinatas de Tribunales para acompañar la lectura de la Cámara. "Aquel 4 de diciembre de 2014 expresábamos nuestra conformidad no sólo con la casi totalidad de la sentencia, sino que además -y por sobre todo- nos declarábamos abiertamente satisfechos con la posibilidad de haber acercado las distintas instancias del proceso judicial a la ciudadanía toda, demostrando que existe otra forma de la justicia: una justicia que no necesariamente se corresponde con transacciones abreviadas y circunscriptas a esos sombríos pasillos tribunalicios", señalan desde el Movimiento 26 de Junio en un comunicado.
 
En el juicio oral por el triple crimen de Villa Moreno fueron condenados en diciembre pasado por homicidio Sergio "Quemado" Rodríguez (44) a 32 años de prisión; Brian "Pescadito" Sprío (24) a 33 años de prisión; y Daniel "Teletubi" Delgado (26) a 30 años. El cuarto acusado, Mauricio "Chupín" Palavecino (23), resultó condenado a 24 años de cárcel como partícipe necesario de los asesinatos de los militantes sociales cometidos la madrugada del 1 de enero de 2012. Los abogados defensores pidieron que se revoque el fallo y que se absuelva o reduzca la pena a sus clientes. Jere, Mono y Patóm militaban en el Movimiento 26 de Junio (Frente Popular Darío Santillán) y fueron acribillados a balazos la madrugada de Año Nuevo al ser confundidos con integrantes de una banda presuntamente dedicada al narcotráfico que se disputaba con la liderada por el "Quemado" Rodríguez el control de Villa Moreno, en la zona sur de Rosario.
 
En comunicado de la organización social agrega que el juicio oral que condenó a los autores del triple crimen "se ha visto oscurecido por distintos hechos que contrastaron con una claridad pasmosa las distintas formas que puede asumir la justicia", y menciona al respecto "el cuestionado acuerdo abreviado con la banda Los Monos, pasando por la desaparición y muerte de Franco Casco (con sus irregularidades consabidas y cambio del fuero de la investigación), la desaparición y muerte de Gerardo "Pichón" Escobar y la eximición de prisión preventiva a los ocho procesados por la desaparición de Paula Perassi".
 
"En este último hecho —agregan— un sector de la justicia santafesina mostró con crudeza su verdadera cara: no ya a través de fallos o resoluciones controversiales, sino invitándonos con absoluto desparpajo a conocer su íntima idiosincrasia moldeada al calor de los repetidos -intocados- privilegios". Sostienen además que el camarista Prunotto Laborde —integrante de la Sala que deberá pronunciarse sobre las apelaciones del triple crimen, junto con Georgina Depetris, Daniel Acosta— "fustigó a Alberto Perassi por «someterlo al escarnio público». Y continuó: «Yo defiendo mi honor y el de mi familia, en la que tuve un padre camarista y una hija fiscal y otro abogado». Todos ellos, desde ya, laureles y pergaminos con peso específico propio y excluyente; tanto que resulta indignante recordar que Alberto no tiene ni una hija fiscal, ni camarista, ni abogada: Alberto tiene una hija desaparecida, por la cual peregrina reclamando justicia hace más de cuatro años".
 
"El lunes nos enfrentamos a una nueva instancia en este largo proceso de lucha por Justicia: la resolución de Cámara por las apelaciones interpuestas a la sentencia de primera instancia. El paso del tiempo no ha modificado en nada nuestras aspiraciones y nuestros modos: esperamos, una vez más, que la Justicia esté a la altura de las lamentables circunstancias históricas que atraviesan a nuestra provincia, y a la ciudad de Rosario en particular. La lucha por Justicia para Jere, Mono y Patóm demostró las enormes potencialidades de una experiencia nacida del corazón mismo de los entornos periféricos, desde allí mismo fue que iniciamos una pedagogía de la búsqueda de justicia, que ni por un segundo se degeneró en venganza. Es, ni más ni menos, que la posibilidad de tener una experiencia desde la cual establecer un parangón. La materialidad de un proceso que establece los contornos de otra justicia posible, y a esta altura de las circunstancias, urgente y necesaria. Ese proceso, esa valiosísima experiencia, es lo que entre otras cosas deben refrendar los camaristas el próximo lunes. Por nuestra parte, no estamos dispuestos a dar ni un paso atrás", cierra el comunicado de la organización social de Villa Moreno.
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario