Policiales

La bronca de la hermana del comerciante ultimado por uno de los prófugos

"Los sacaron a pasear y encima los dejaron escapar", dijo Gabriela Giménez. "Es terrible no poder confiar en la Justicia".

Jueves 09 de Mayo de 2019

"Otra vez la exposición, la revictimización de los familiares de las víctimas, es terrible no poder confiar en la Justicia", afirmó Gabriela Giménez, hermana de Edgardo Giménez, el comerciante baleado en un intento de robo a su comercio de Granadero Baigorria el 30 de septiembre de 2014. La mujer se mostró conmovida por la fuga de nueve reclusos ya que uno de los prófugos es Carlos Andrés D'Angelo, uno de los cuatro condenados por el homicidio de su hermano.

En declaraciones al programa "Zysman 830" que se emite por La Ocho, Gabriela contó que en cuanto se enteró de la fuga fue hasta el lugar y aseguró que vio "una escena circense. Esto no fue una evasión, fue un abrir de puertas. Estoy convencida de que los dejaron escapar. Cualquier persona que haya estado en el lugar lo hubiera advertido. Los tenían sin esposas, el colectivo estaba detenido en lugar por donde siempre pasan".

"Los sacaron a pasear. El asesino de mi hermano tenía condena firme. Tenía que estar preso en Coronda. Los familiares tenían que ir a verlo a Coronda. Por qué lo sacaron a pasear? Qué está pasando en el sistema judicial que sacan a pasear a determinados homicidas? y encima los dejan escapar".

Carlos Andrés D’Angelo, uno de los prófugo está con condena firme por el asalto en el que fue asesinado Edgardo Giménez. El día del robo, Giménez atendía el negocio familiar “El palacio de la porcelana” cuando cerca de las 11.30 cinco hombres armados llegaron en dos autos robados. Los ladrones sustrajeron 5 mil pesos y el comerciante quiso resistirse al atraco y los enfrentó a los tiros.

En el intercambio de disparos fallecieron Giménez y el asaltante Sebastián Alva. De los otros, tres fueron apresados en diciembre después de una persecución: Néstor “Cumbia” Robledo y los hermanos Carlos y Fernando D’Angelo, quienes en marzo de 2018 fueron condenados. Robledo recibió 24 años de cárcel; Carlos D’Angelo 23 años; y su hermano Fernando 18 años de encierro.

En tanto el quinto asaltante, Joaquín Pérez, quien huyó luego de que el Servicio Penitenciario lo dejara en libertad en un supuesto error por el cual fueron condenados dos penitenciarios, fue recapturado en Córdoba en junio de 2018 y condenado a 25 años de prisión.

Gabriela Giménez junto a sus familiares llegaron anoche desde Baigorria a la esquina de Santa Fe y Dorrego con una inmensa bandera, pancartas y fotos recordaban a Edgardo. Allí aseguró que apenas se enteró del hecho fue al lugar donde sucedió la evasión. “Es claro que el Servicio Penitenciario los liberó, los presos no llevaban esposas y eso lo puedo asegurar, yo misma las vi tiradas en el piso del minibús”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});