Policiales

La abuela de la nena asesinada en Wheelwright, la principal acusada

Wheelwright.— Un nuevo e inesperado giro tomó la investigación por la muerte de Lourdes María Pallotta, la nena de 7 años hallada sin vida el lunes tras estar desaparecida desde el jueves último. Es que la policía detuvo a la abuela de la pequeña, María de Galeano, a quien le imputan haber golpeado en el cráneo a la menor con un elemento contundente provocándole la muerte...

Miércoles 12 de Diciembre de 2007

Wheelwright.— Un nuevo e inesperado giro tomó la investigación por la muerte de Lourdes María Pallotta, la nena de 7 años hallada sin vida el lunes tras estar desaparecida desde el jueves último. Es que la policía detuvo a la abuela de la pequeña, María de Galeano, a quien le imputan haber golpeado en el cráneo a la menor con un elemento contundente provocándole la muerte. Y todo eso por una discusión menor. La mujer había sido arrestada apenas hallado el cuerpo pero recuperó la libertad rápidamente. Sin embargo, con el pasar de las horas volvió a ser apresada y ahora es la principal sospechosa del horrendo crimen que conmocionó al sur santafesino.
  El cadáver de Lourdes fue hallado durante la siesta del lunes dentro de la cabina para tubos de gas envasado de una vivienda de Rosario al 500, a media cuadra de donde vivía. La familia que allí reside se sorprendió por el olor nauseabundo que emanaba del lugar y al abrir el sitio se sorprendió con el hallazgo.
  El cadáver estaba en avanzado estado de putrefacción y envuelto en una bolsa de arpillera similar a las halladas después en la casa de la madre de la nena. La autopsia reveló luego que había recibido un fuerte golpe en la base del cráneo con un elemento contundente y que ese impacto le produjo la muerte.
Testigos. Al menos tres testimonios incriminaron a la abuela de Lourdes en el crimen y, para los pesquisas, con la detención de la mujer el caso estaría a punto de esclarecerse totalmente. Claro que aún faltan evidencias que permitan comprobar lo que los investigadores sostienen y establecer el grado de participación de los otros dos imputados: la mamá de la nena y su concubino, Nélida y Carlos Obregón.
  Sin embargo, las manchas de sangre halladas en las ojotas de María, en el palo de madera de un escurridor de pisos utilizado en su casa y debajo mismo de la cama de la mujer, parecen ser pruebas contundentes.
  Uno de los testimonios que da pie a la pista de la policía es el de una íntima amiga de María de Galeano. La mujer señaló en sede policial que la acusada le había confesado que mató a la nieta. La testigo dijo que no lo contó antes a la policía por temor a represalias ya que, supuestamente, María la había amenazado de muerte si abría la boca.
  Los otros dos testimonios forman parte del entorno familiar de la menor y al igual que la otra testigo ratificaron que la abuela era una mujer golpeadora y que también habían sido amenazados por María. Incluso, una de esas testigos admitió que vio el cuerpo sin vida de Lourdes debajo de la cama de la abuela.
Allanamiento. En el domicilio de los Galeano la policía realizó un par de allanamientos y halló un escurridor de pisos cuyo palo de madera tenía manchas de sangre. También se encontraron rastros hemáticos debajo de la cama de María.
  La mujer fue trasladada a la alcaidía de Melincué al igual que su hija Nélida, que cursa un embarazo de siete meses, y la pareja de ésta, Carlos Obregón.
  A la hora de pensar en los motivos que llevaron a semejante crimen, la policía no descarta que la pequeña haya mantenido una discusión con su abuela y ésta, como respuesta, le dio un fuerte golpe en la cabeza que le ocasionó la muerte en el acto. Al respecto, dicen los voceros que la nena le habría reprochado a la mujer no estar en la casa cuando se desató la fuerte tormenta que asoló Whellwright el jueves pasado por la noche.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario