Policiales

Juzgan a un joven por asesinar a puñaladas a otro en barrio Tablada

Un joven de 27 años comenzó a ser juzgado ayer por el crimen de Sergio Maximiliano Alcaraz, un hombre vinculado con una saga de crímenes en Tablada que fue asesinado de ocho puñaladas en febrero de 2014.

Miércoles 17 de Abril de 2019

Un joven de 27 años comenzó a ser juzgado ayer por el crimen de Sergio Maximiliano Alcaraz, un hombre vinculado con una saga de crímenes en Tablada que fue asesinado de ocho puñaladas en febrero de 2014. Se trata de Cristian César Albornoz, conocido como "Crispi" y detenido dos años atrás, quien llegó al banquillo acusado de homicidio simple por el fiscal Florentino Malaponte.

Según se confirmó ayer desde la Fiscalía Regional el juicio oral y público coménzó ayer en el Centro de Justicia Penal (CJP) ante un tribunal conformado por los jueces de primera instancia Román Lanzón, Facundo Becerra y María Trinidad Chiabrera. El acusado afronta una pena de 17 años de cárcel solicitada por el fiscal.

Bandas

"Checho" Alcaraz era conocido junto a sus hermanos como parte de la Banda del Tanque, una gavilla que a fines de la primera década de este siglo comenzó un enfrentamiento territorial con la llamada Banda del Puente, liderada por los hermanos Benavente, en una por entonces caliente zona del barrio Tablada.

La disputa tuvo su pico en 2012 y llegó a generar media docena de crímenes con víctimas de ambos bandos. Dos hermanos de Alcaraz habían sido asesinados a balazos en el marco de esa disputa: Joel en noviembre de 2009 y Daniel en mayo de 2012.

Si bien Checho tenía antecedentes por dos robos calificados, cuatro abusos de arma y una resistencia calificada a la autoridad, nunca llegó a ser procesado —en el viejo sistema penal— por ninguna de ellas, además de haber recibido la falta de mérito en las causas por homicidio en las que también había sido mencionado.

Sin embargo, y si bien ese violento telón de fondo se tuvo en cuenta al momento del asesinato de Checho Alcaraz, su crimen no fue luego vinculado a esa mortal saga de enfrentamientos que para 2014 ya parecía extinguida. El homicidio ocurrió el domingo 23 de febrero de 2014, alrededor de las 4.20, cuando Sergio circulaba en su moto Yamaha 125 azul junto con su novia en inmediaciones de Colón y bulevar Seguí.

Ante testigos

Según los primeros datos aportados por testigos, llegando a la puerta de un quiosco se cruzó con un viejo conocido apodado "Crispi". Ya en esos días al menos cinco testigos dijeron haber visto como Albornoz le dijo a Checho: "A ver, decime lo que me disiste ayer antes de ir a la cancha".

Mientras Crispi encaraba a Alcaraz, un hombre conocido como "Negro Víctor" le alcanzaba al homicida una cuchilla de hoja ancha. Esa versión indicaba que Albornoz tomó el arma y comenzó a apuñalar a Alcaraz, quien alcanzó a correr hacia bulevar Seguí perseguido por su agresor. Pero Checho no llegó muy lejos y cayó tendido sobre el asfalto al llegar a la estación de servicio de Alem y Seguí.

Como la ambulancia se demoraba allegados a Alcaraz lo llevaron hasta el Hospital Roque Sáenz Peña, donde no pudieron salvar su vida de las ocho profundas heridas de arma blanca que le había aplicado el asesino en la espalda, tórax, hombro, mano izquierda y mentón.

Crispi Albornoz se escapó no sólo de la policía sino también de los allegados al hombre que había matado. Fue buscado durante más de tres años hasta que la Policía de Investigaciones (PDI) lo detuvo en la zona oeste el 27 de julio de 2017.

La Fiscalía pidió 17 años de prisión para Cristian Albornoz por matar a Sergio Alcaraz en febrero de 2014

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});