Policiales

Juzgan desde ayer a tres correntinos por traer 249 kilos de marihuana

Dos hermanos y una mujer oriundos de la provincia de Corrientes comenzaron a ser juzgados ayer por el transporte de casi 250 kilos de marihuana.

Jueves 10 de Octubre de 2019

Dos hermanos y una mujer oriundos de la provincia de Corrientes comenzaron a ser juzgados ayer por el transporte de casi 250 kilos de marihuana hallados el 30 de junio de 2013 luego de un tiroteo con policías santafesinos en el macrocentro de Rosario. Se trata de Rubén Angel Tabarez, de 39 años; su hermano Darío Héctor Oscar Tabarez, de 37; y la entonces pareja de éste, Valeria Evelyn Ratti, de 30.

   Darío y su pareja fueron detenidos aquel día en Avellaneda y Montevideo a bordo de un Volkswagen Bora. Para los investigadores ese era uno de los autos en los que se movían los traficantes que habían detectado en un hotel del macrocentro en el que habían montado una guardia que culminó en Córdoba y Suipacha con un enfrentamiento a tiros entre la policía de la ex Drogas Peligrosas con los ocupantes de un Honda Accord que fue abandonado con la carga de droga: 275 panes de marihuana.

   Seis años después, lapso en el que los acusados —algunos mencionados en la causa conocida como “Operativo Sapucay” que investiga el tráfico de marihuana desde Itatí a siete provincias argentinas— estuvieron presos y liberados, ayer comenzó el juicio oral ante el Tribunal Oral Federal Nº 2 conformado por los jueces Osvaldo Facciano, Germán Sutter Schneider y Beatriz Caballero de Barabani. La acusación está en manos de la fiscal Federica Tiscornia.

Tiroteo

A partir de un dato sobre la llegada a la ciudad de una carga de marihuana, efectivos de la ex Drogas Peligrosas montaron la noche del 29 de junio de 2013 una guardia en torno a un hotel de Callao al 200. Los pesquisas estaban atentos a tres vehículos: un Honda Accord, un Volkswagen Bora y un Renault Logan.

   Sobre las 11 del día siguiente el Honda salió del hotel y los policías comenzaron a seguirlo. En un trayecto de diez cuadras se sumaron los otros dos autos a la caravana. Hasta que en Córdoba y Suipacha los ocupantes de los tres vehículos se percataron de la situación e intentaron dispersarse. Los policías fueron sobre el Honda y cuando se acercaron a identificar a sus ocupantes, fueron recibidos por balazos. El conductor intentó esquivar a los policías y los atropelló. Finalmente los sospechosos escaparon del lugar a pie y dejaron abandonado el auto en el que se halló la carga.

   Minutos después cayeron Darío “Laco” Tabarez y su novia. Luego se establecería que el hombre organizaba envíos de marihuana hacia la provincia de Santa Fe por medio de “bagalleros” y trabajaba con Carlos Alberto “Cachito” Bareiro, uno de los líderes de las tres bandas que operaban en Itatí (las otras dos son las de Federico “Morenita” Marín y la de Luis “Gordo” Saucedo, desbaratada días atrás) que surtían de esa droga a Los Monos. La investigación posterior determinó también que Rubén Tabarez, detenidos horas despés de la persecución, era quien conducía el Honda abandonado con la carga.

“Ellos no sabían”

En el juicio iniciado ayer el primero en declarar fue Tabarez, quien purga una condena a seis años por transporte de drogas a raíz de una causa originada en Paraná. El acusado se centró en desvincular a los dos coimputados; aseguró que ellos no sabían la razón por la cual los había invitado a Rosario. A Valeria ratti le había propuesto ir a visitar a familiares en Villa Gobernador Gálvez, previo paso por Rosario para encontrarse a charlar con dos personas.

   Contó que habían llegado en un Bora, que no conocía la ciudad y que preguntando llegaron a un hotel. Que al día siguiente él tenía que encontrarse con dos personas, pero su hermano se bajó del auto para recorrer la ciudad a pie. “Laco” relató también que tenía que oficiar de enlace entre un tal “Oscar”, un rosarino que andaba en un Honda Accord, y un correntino oriundo de Goya que se movía en un Renault Logan y al que nombró como “Port”.

   Más allá de los vínculos que en ese momento y también con posterioridad se trazaron con Los Monos, ayer no hubo alusiones a la banda del barrio Las Flores.

   Por su parte los otros dos imputados se abstuvieron de declarar y responder preguntas en la primera jornada del juicio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario