Policiales

Juicio oral por un crimen motivado en una pelea por el robo de un estéreo

Un fiscal pidió 18 años de prisión para Jonatan "Pinky" Carrizo, acusado de apuñalar con dos amigos a Leonel Núñez en agosto de 2018

Lunes 19 de Octubre de 2020

Leonel Jonatan Núñez fue asesinado hace dos años cuando increpó a unos vecinos de su suegro por el robo de un estéreo. En la discusión, tres muchachos lo arrinconaron en el fondo de un pasillo que baja al río en Villa Gobernador Gálvez y lo hirieron con varias puñaladas, una en el corazón. Los tres agresores tenían cuchillos de distintos tamaños y el ataque fue tan brusco que uno de ellos terminó hiriendo a otro por error. Jonatan David Carrizo buscó asistencia en el Hospital Roque Saenz Peña y quedó detenido. Hoy comenzaron a juzgarlo por el crimen y un fiscal pidió para él una pena de 18 años de prisión.

El juicio comenzó esta mañana en el Centro de Justicia Penal. El fiscal Luis Schiappa Pietra pidió 18 años de prisión para Carrizo, a quien le dicen Pinky, como autor de un homicidio simple. Ante el tribunal que integran los jueces Rodolfo Zvala, Alejandro Negroni e Isabel Mas Varela, el fiscal basó su acusación en el relato de tres testigos: la esposa de la víctima, el suegro y el propio padre del acusado. Según la acusación, de los tres atacantes Carrizo fue quien efectuó las heridas mortales al corazón de la Núñez con un cuchillo de 35 centímetros de hoja.

Jonatan Núñez tenía 26 años y vivía en la zona de Rouillón al 2100 de Rosario. El 5 de agosto de 2018 estaba con su novia visitando a su suegro en una casa de pasillo de Edison al 100 de Villa Gobernador Gálvez, en un asentamiento de pasillos estrechos que se bifurcan y bajan al río. Alrededor de las 14.30 los tres salieron de la casa y advirtieron que le habían robado el estéreo del auto. Según contó luego su novia, un vecino les dijo que el autor había sido un adolescente del barrio llamado Natanael y al que le decían “Nata”.

Núñez, su novia y su suegro fueron a Rosario para ver un auto en venta y al regresar encontraron al adolescente en la punta del pasillo junto a Carrizo. El dueño del auto los increpó por el robo del estéreo y comenzaron a discutir. La novia de la víctima afirmó que en un momento Natanael “se fue y regresó junto a su hermano Lautaro y le comenzaron a pegar entre los tres”. Precisó que los tres atacantes llevaban cuchillos: “Natanael tenía un cuchillo de un cabito marrón de unos 5 o 6 centímetros que en total media más que 20, el cuchillo de Lautaro era un Tramontina negro normal de cocina y el de Carrizo era enorme, de unos 35 centímetros y el cabo blanco”.

De acuerdo con ese testimonio que el fiscal citó en su acusación, “Carrizo fue quien lo hincó en el corazón y Natanael era el que estaba más drogado, se caía para todos lados”. La testigo indicó que en medio del ataque uno de los agresores gritó “pará que me estás dando a mí” y entonces Lautaro puso fin al ataque. Dijo “bueno, guacho, vamos” y se fueron corriendo. El suegro de Núñez también observó que Carrizo fue herido por error: “El Nata fue quien hincó a Pinky”, dijo.

Núñez quedó gravemente herido y fue trasladado al hospital Anselmo Gamen, donde murió poco después de las 16. Sus familiares estaban allí cuando Lautaro, Natanael y otra persona llevaron herido a Pinky, pero al verlos “siguieron de largo y lo llevaron al Roque Sáenz Peña” de Rosario. Carrizo, entonces de 21 años, fue asistido por una herida cortante en el tórax y quedó internado con custodia policial.

Es que, cuando lo llamaron para pedirle ropa para su hijo, el padre de Núñez fue a la comisaría 25ª y relató que lo que había visto esa tarde. Dijo que había regresado a su casa alrededor de las 14 y encontró a su hijo Jonatan tomando gaseosa y cerveza “con un par de pibes en la esquina”. Al bajar de su chata, según contó, vio que “Núñez estaba discutiendo por un chico llamado Natanael por un estéreo. Estaban a los empujones”. Dijo que entonces le advirtió a su hijo: “Ojo, no te metas vos ahí, sabés los problemas que tenés”, en referencia a una condena previa de Nuñez por la portación ilegal de un arma.

A partir de estos testimonios Pinky quedó detenido. En la audiencia imputativa dijo que los autores de las heridas fueron los dos hermanos y que él había sido atacado por la novia de Núñez. Sin embargo llegó a juicio acusado como el autor del crimen porque esta testigo lo señala como quien asestó la puñalada letal al corazón de Núñez. La autopsia determinó que el joven sufrió múltiples heridas punzocortantes y una herida mortal en el hemitórax izquierdo a la altura del quinto espacio intercostal, con una profundidad de 15 centímetros.

Al fundamentar su pedido de pena en el alegato de apertura, el fiscal planteó que “Carrizo deliberadamente apuñaló a Núñez por razones banales, motivado por una discusión que en modo alguno justificaba llegar a ese desenlace”. Además pidió que la pena a 3 años de prisión condicional dictada a Carrizo el 11 de junio de 2018 por la portación ilegal de arma de guerra, atenuada por falta de un fin ilícito, se acumule con la solicitada en este juicio.

Por el crimen también está acusado desde fines de septiembre como partícipe Lautaro Gabriel R., detenido como uno de los hombres de Héctor Daniel Noguera, conocido como el “Gordo Dany” y sindicado como un hombre de Los Monos que controlaba la venta de drogas al menudeo en Villa Gobernador Gálvez. Quedó preso como coautor de los disparos que causaron las muertes Daniel “Jerry” Gaeta y su yerno en agosto, doble crimen por el que Noguera está detenido como instigador.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario