Policiales

Joven prófugo por tres crímenes fue detenido por otro ocurrido ayer

La víctima, de 24 años, fue asesinado a balazos en barrio Godoy , donde fueron heridos sus tres hermanos. Más tarde arrestaron como sospechoso a un joven de 20 años imputado de otros tres homicidios.

Lunes 20 de Agosto de 2012

Un muchacho de 24 años fue asesinado a balazos la madrugada de ayer en una esquina del barrio Godoy. En el ataque resultaron heridos tres hermanos del joven fallecido. Horas más tarde la policía arrestó como sospechoso a un joven de 20 años que está imputado de otros tres homicidios ocurridos en junio y julio de este año. Fuentes policiales lo identificaron como Sergio Pototo P., quien quedó detenido a disposición de tres juzgados de instrucción.

La víctima del crimen fue identificada como Héctor Domingo Núñez, de 24 años, quien recibió un balazo que le ingresó por la nuca y atravesó su cráneo. Fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, pero murió poco después.

Además, tres hermanos de Núñez fueron alcanzados por los disparos del agresor: Sergio Darío, de 27 años, recibió un proyectil en el brazo derecho; Hugo Raúl, de 31, sufrió un tiro que le perforó el lado izquierdo del tórax; por su parte, Raúl Ignacio, de 29, recibió un impacto en la mano izquierda. Al cierre de esta edición permanecían internados en el Hospital Centenario, dos de ellos en estado crítico.

Pelea. Según un vocero policial, el crimen tuvo su origen en una pelea desatada alrededor de las 4 de la madrugada del domingo. Los hermanos Núñez estaban tomando cerveza en la esquina de Arturo Jauretche y Manuel González cuando apareció en escena Pototo.

En ese momento afloraron viejos rencores entre Raúl Núñez y el recién llegado. Primero intercambiaron insultos, pero el conflicto fue creciendo hasta convertirse en un aluvión de trompadas del cual, al parecer, Pototo se habría llevado la peor parte.

Revancha. Sergio P. decidió marcharse de esa esquina, relató una fuente del caso, pero al rato regresó para tomarse revancha por la paliza recibida. Apenas llegó, pulsó el gatillo de un arma y desató una lluvia de plomo. Los tiros dieron de lleno en los tres hermanos Núñez.

En medio de la balacera, Héctor fue alcanzado por una bala en la cabeza. Desesperados, vecinos y familiares del muchacho lo subieron a un auto y lo llevaron al Hospital de Emergencias. En el centro asistencial, los esfuerzos de los médicos por salvarle la vida resultaron infructuosos y el muchacho falleció a poco de llegar.

Al cierre de esta edición, al menos dos de sus hermanos permanecían internados en el Hospital Centenario en estado crítico, según indicaron los voceros consultados.

Buscado. Horas más tarde, los investigadores del crimen localizaron a Pototo en una villa de la zona sudoeste, en inmediaciones de Avellaneda y las vías del ferrocarril Mitre. Fuentes policiales indicaron que hacia allí se dirigieron efectivos de la comisaría 32ª —donde ocurrió el hecho— con apoyo del Grupo de Infantería de Respuesta Inmediata (Giri).

Es que la policía presumía que el sospechoso podría intentar fugarse al encontrarse cercado. Y si bien Pototo trató de huir, el operativo culminó con su detención.

El joven de 20 años está imputado de haber matado a tres personas, en un mes y medio, en el barrio Las Flores. Tal como publicara este diario en su edición del pasado 29 de julio, Pototo era buscado por el crimen de Jonatan Abalos, de 17 años, asesinado de dos tiros el 7 de junio último en inmediaciones de Melián y Caña de Ambar.

Además estaba apuntado por el doble homicidio de Héctor Miguel Gómez, de 29 años, y Diego Martín Fernández, de 33, asesinados el 20 de julio pasado en la plazoleta ubicada de Arrieta y el Pasaje 518, a metros del Casino City Center.

Las fuentes consultadas confirmaron que, previo paso por la comisaría 32ª, el muchacho fue trasladado a la alcaidía mayor, donde quedó a disposición de los juzgados de instrucción Nº 1, Nº 7 y Nº 14.

Está imputado de los cuatro homicidios mencionados y también lesiones gravísimas a los dos hermanos de Núñez que anoche seguían internados en estado reservado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario