Policiales

Irrumpen en la casa de una pareja de jubilados y se llevan 11 mil pesos

En una violenta entradera, los ladrones subieron al techo de la vivienda y rompieron una reja de una ventana interna. Fue el domingo a la tarde en Italia al 3300, en la zona sur de Rosario.

Martes 09 de Junio de 2015

Un matrimonio de jubilados fue sorprendido por dos delincuentes que irrumpieron en su vivienda de la zona mientras estaban durmiendo la siesta. Los intrusos ingresaron tras romper una reja y, luego de golpear y maniatar al dueño de casa, huyeron con once mil pesos que las víctimas tenían ahorrados.

El hecho ocurrió la tarde del domingo en una casa de Italia al 3300 donde los maleantes ingresaron luego de trepar por el frente hasta el techo y desde ahí ganar un patio interno y violentar una reja.

Segura. Ramón Abbud tiene 77 años y su esposa Asunta Frijo, 83. Ambos son jubilados y viven en Italia 3373. El llegó a Rosario hace 54 años desde su Líbano natal. Y ayer a la mañana estaba sorprendido de que los ladrones hayan ingresado a la casa que consideraba "la más segura del barrio" porque tiene rejas.

Cerca de las 16.30 del domingo, los dueños de casa descansaban en su habitación cuando fueron despertados por dos jóvenes que aparecieron de repente. Dormidos, los ancianos no podían entender lo que estaba sucediendo. "Pensamos que eran mi hijo o mi nieto que a veces vienen y nos hacen bromas", explicó Asunta.

Pero enseguida Asunta y Ramón comprobaron que no era ningún chiste de sus familiares cuando uno de los ladrones exhibió un cuchillo de cocina. "Nos levantaron de la cama a los empujones", recordó ella.

Los hampones actuaron con crueldad. Ramón recibió un puntazo que le provocó un corte en la sien derecha. "Me tiraba todo el tiempo con el cuchillo mientras me decía «dame la plata». Yo estaba preocupado por ella, porque la forzaron para llevarla al comedor. No pude reaccionar. Lo único que pensaba era «¿cómo puede estar pasándome esto a mí que tengo la casa más segura del barrio?»", comentó Ramón.

Además, a Ramón le ataron las manos y los pies con los cordones de sus zapatillas. Así, a merced de los intrusos, debió entregarles once mil pesos que había en la casa. "Mi señora tenía 9 mil en un sobre y yo dos mil en la mesita de luz", recordó.

Con el efectivo en su poder, los ladrones se marcharon. Cuando Ramón zafó de las ataduras llamó a la policía. También acudió a la casa de España al 3300 una ambulancia del Sies para atender a Ramón. "Perdí mucha sangre", se lamentó.

Mal soldada. Al principio, Ramón y Asunta no podían salir del asombro de cómo habían irrumpido en su casa que ellos consideraban fortificada. Pero luego pudieron reconstruir cómo entraron los delincuentes, que primero treparon por el frente de la casa hasta el techo y luego alcanzaron un patio que se conecta con la cocina. Una vez allí, forzaron una reja que protege una pequeña ventana y se metieron por el hueco. "Una reja estaba mal soldada y la sacaron con una palanca", explicó Ramón.

Ingresan cuando guardaban el auto

Un hombre de 56 años fue emboscado por dos ladrones la noche del domingo cuando guardaba el auto en su casa de Buenos Aires al 5600. Tras inmovilizar a la familia, los hampones se llevaron dos consolas de juegos, un televisor de 32 pulgadas, un anillo de oro, tres celulares, una carabina con mira telescópica y una caja con cien cartuchos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS