Policiales

Irá dos años a prisión por matar a un vecino

Tiene 37 años y en un juicio abreviado le dieron esa pena por el crimen de Claudio Acosta, ocurrido en Alvear en febrero pasado.

Viernes 04 de Abril de 2014

Un cartonero de 37 años fue condenado a dos años de prisión efectiva en un juicio abreviado por el homicidio de un vecino al que apuñaló en un precario asentamiento rural de la localidad de Alvear, en febrero pasado. En una discusión por una deuda de 50 pesos, y tras ser golpeado con tres puñetazos en el rostro, el hombre sacó un cuchillo de su cintura con el que hirió de muerte a la víctima en el abdomen. Por esta mecánica del hecho se evaluó que actuó con exceso en la legítima defensa y, bajo esa figura, la fiscalía y la defensa acordaron la pena sellada ayer en una audiencia oral.

Con la admisión formal de ese acuerdo entre las partes, Luis Andrés González fue condenado por el crimen de su vecino Claudio Alejandro Acosta. Ocurrió el 15 de febrero pasado en el kilómetro 2 de la ruta 18, en un camino de tierra donde se levanta un humilde caserío en el que vivían la víctima y el imputado. Según se planteó ayer en la audiencia, todo se originó por varios reclamos de dinero que ese día González le formuló a Acosta.

Este al parecer negó adeudarle a su vecino 50 pesos y alrededor de las 20 fue a buscarlo a su casa, donde González estaba con su familia. Allí se originó una discusión en la que Acosta agredió de tres puñetazos a González, quien a su vez sacó un cuchillo e hirió a la víctima en el abdomen. El hombre herido, de 35 años, murió camino al hospital Roque Sáenz Peña de Rosario.

El agresor, en tanto, fue detenido en el lugar por personal de la subcomisaría 8ª que en los primeros minutos de la investigación pensó que el detenido apuñaló a Acosta al defenderse de una agresión.

Bajo ese supuesto, el de una actuación en legítima defensa pero con exceso en la reacción, el fiscal Adrián Spelta y la defensora oficial María Laura Blacich celebraron un acuerdo de juicio abreviado sobre las circunstancias del hecho, la figura penal, las pruebas reunidas y la pena a aplicar. Esa propuesta fue presentada ayer al juez Carlos Leiva en una audiencia a la que no asistió público: sólo estuvieron las partes, el magistrado, el imputado y sus custodios.

El juez leyó los términos del acuerdo y le preguntó a González si estaba de acuerdo con ese relato de los hechos y esa solución penal. La aceptación del convenio implica que el detenido asume haber cometido el hecho y admite la pena impuesta. "Sí, estoy de acuerdo", respondió el acusado, sin antecedentes penales. La pena es de 2 años pero será efectiva, es decir, el detenido deberá cumplirla en prisión.

Se le impuso pena porque si bien su reacción se consideró comprendida dentro de una defensa legítima, se evaluó que se excedió en el medio empleado. "Es una reacción frente a una agresión que sigue siendo reprimida por el Código Penal", le explicó el juez, que declaró admisible el acuerdo y en 24 horas determinará si es procedente y brindará sus fundamentos.

El abreviado es un recurso alternativo al juicio oral promovido en el marco del nuevo sistema de enjuiciamiento penal en la provincia. Por ese medio, González terminó condenado a un mes y veinte días de ocurrido el hecho.

El tercer crimen resuelto

El de Claudio Acosta es el tercer caso de homicidio resuelto desde la reforma penal del 10 de febrero pasado. El primero fue el de Oscar Alberto Muñoz, por el que su vecina Irma K., de 77 años, fue sobreseída por actuar en legítima defensa en un robo. En tanto, el lunes pasado, Miguel Angel Santi fue condenado a 2 años y medio de prisión por el homicidio preterintencional de su vecino Ramón Sequeira, de 59 años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario