Policiales

Investigan si detrás de una saga de abusos sexuales hay un solo hombre

La Policía de Investigaciones (PDI) y la fiscalía especializada analizan una docena de denuncias con patrones similares en varios de los episodios. Hay al menos doce casos denunciados.

Domingo 29 de Noviembre de 2015

En medio de un silencio casi hermético, la fiscalía especializada en delitos sexuales y la Policía de Investigaciones (PDI) llevan adelante una pesquisa en torno a una serie de abusos sexuales cometidos en perjuicio de jóvenes y menores de edad desde el año pasado por un sujeto que dice ser policía para engañar a sus víctimas y obligarlas a subir a un auto en el cual las lleva a descampados donde las somete. Son al menos doce casos los que fueron denunciados en forma autónoma en los últimos dos años, aunque la fiscalía decidió unificar la investigación “al advertir patrones comunes entre ellos” y que, “al parecer, fueron cometidos por un mismo hombre”.

   Sin embargo, desde la PDI se sostiene que “no aparece tan claramente que los atacantes denunciados sean un solo hombre, que el auto que utiliza sea el mismo o que el lugar donde actúa sea en una idéntica zona”. “Hay patrones que parecen compatibles y otros que hacen de los agresores personas totalmente diferentes”, agregó un vocero que no quiso identificarse.

   Aunque oficialmente no se brindaron datos con la excusa de “no perjudicar el avance de la investigación” y ciertas fuentes policiales mostraron su enojo por la trascendencia de la información, este diario pudo acceder a al menos una de las denuncias registradas en los últimos tiempos. La misma fue presentada en la subcomisaría 24ª de barrio Ludueña, junto al barrio Toba de Juan José Paso y avenida Sabín, el 28 de mayo del año pasado.

El engaño. Según relató una chica de 19 años ante los pesquisas, alrededor de la 1.50 del día mencionado, en Juan José Paso y Argerich un hombre joven que dijo llamarse “Federico o Fernando Gutiérrez” la interceptó con un auto cuando iba caminando hacia su casa. “En esas circunstancias el hombre le manifestó ser empleado policial, de la ex Drogas Peligrosas, y le exigió que subiera al vehículo diciéndole que estaba en procura de una pareja que vendía estupefacientes por la zona y que ella tenía que reconocerlos como testigo de un procedimiento”.

   En ese marco, y aunque la joven no pudo describir en qué vehículo se movilizaba el abusador, sí pudo afirmar que se trasladaron hacia “Granadero Baigorria y bajo amenazas con arma de fuego el hombre comenzó a manosearla, la hizo desvestir y abusó de ella sexualmente”.

   Desde la oficina de prensa del Ministerio Público de la Acusación sólo se confirmó a este diario la existencia de una docena de denuncias y se manifestó que “las víctimas aún no fueron informadas de que existen otros hechos cometidos con la misma modalidad y la sospecha de que se estaría ante la actuación de un atacante serial”.

   Además, manifestaron que “hay medidas en curso y se intenta determinar si se trata de una sola persona o varias las que cometen este tipo de hechos aberrantes como así también establecer si el atacante es un empleado en funciones de alguna fuerza de seguridad, un ex integrante o sólo un simulador”.

   La investigación unificada de los hechos está a cargo de la fiscal Carla Serleani, de la Unidad Fiscal de Delitos Sexuales y es reciente. “No supera el mes y medio”, dijeron las fuentes. Y agregaron que esta semana se comenzará a citar a las víctimas para “ser entrevistadas por un equipo de psicólogos a fin de ahondar en los detalles sobre los abusos vividos y en las características del atacante para así poder determinar realmente las coincidencias y similitudes entre los casos y de esa manera avanzar en su esclarecimiento”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS