Policiales

Investigan la muerte de un empresario en su vivienda

Un empresario de 67 años fue asesinado en su casa de un club de campo de la localidad bonaerense de Open Door, en el partido bonaerense de Luján.

Miércoles 14 de Agosto de 2019

Un empresario de 67 años fue asesinado en su casa de un club de campo de la localidad bonaerense de Open Door, en el partido bonaerense de Luján. El crimen ocurrió a las 2 del lunes y según denunció la viuda de la víctima, cuatro delincuentes ingresaron a la casa y los obligaron a recorrer la casa para buscar objetos de valor para luego cargarlos en su auto y obligarla a sacarlos del country escondidos en el baúl. En ese marco, los pesquisas trataban de esclarecer algunas contradicciones entre el relato de la mujer y lo recabado en la escena del crimen.

El cuerpo de Rolando Josué Nusbaum fue hallado acostado en la cama y tapado con sábanas y frazadas, lo que abre la posibilidad de que haya sido asesinado mientras dormía y eso se contrapone con el relato que su esposa, de quien se estaba divorciando. Además, el empresario que administraba un coto de caza en La Pampa no presentaba ningún signo de defensa.

Su esposa Gabriela Moreyra, de 39 años había contado que cuatro ladrones ingresaron a su casa los despertaron y sacaron de la cama para recorrer la vivienda en busca de dinero y elementos de valor. Dijo que se llevaron 30 mil dólares, dos celulares y varias armas de fuego, algunas de ellas largas, por la actividad de caza de su marido

La mujer dijo que mientras ella estaba en la planta baja recorriendo los ambientes con uno de los asaltantes, escuchó un disparo pero no pudo ver qué sucedió. En la casa estaban los hijos del matrimonio, de 16 y 9 años, que dormían en la planta alta y no llegaron a escuchar nada: ni la llegada de los asaltantes, ni el disparo, según contaron las fuentes.

La mujer relató que luego de escucharse el disparo, dos ladrones cargaron los elementos robados en su auto, un Ford Focus viejo, y la obligaron a ella a sacarlos del barrio encerrados en el baúl, para que no los viera los guardias, mientras que los otros dos se quedaron en la casa con el marido y los hijos.

Moreyra dejó a los ladrones en la ruta 6 y recién cuando la liberaron y regresó con el auto a la casa encontró a Nusbaum asesinado de un disparo y llamó a la policía.

El fiscal a cargo de la causa analizaba ayer los videos del barrio cerrado y espera el resultado de pericias.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario