Policiales

Investigan golpiza a una mujer hallada inconsciente

La encontró un inquilino preocupado porque no respondía a sus llamados en Amenábar al 3200. Ella dijo que le pegaron para robarle, pero su entorno descree de eso.

Jueves 02 de Julio de 2015

Una jubilada de 59 años fue encontrada inconsciente y golpeada con ferocidad en una casa del barrio San Francisquito. Hasta ayer el caso presentaba dos versiones diferentes. Fuentes judiciales señalaron que la motivación del violento suceso fue un robo. Sin embargo, familiares y vecinos apuntaron sus sospechas hacia un hombre que la visitaba con frecuencia pero, en rigor, al cierre de esta edición no había evidencias que lo vinculen con el hecho. La víctima quedó internada en el hospital Italiano.
  Ester A. tiene 59 años y vive sola en una casa de Amenábar al 3200. Cerca de las 19 del miércoles fue encontrada por unos vecinos que le alquilan una vivienda en la parte trasera del inmueble. Estaba tirada en el suelo con golpes y hematomas en todo el cuerpo.
  En rigor, los inquilinos la habían visto el domingo pasado por última vez “con algunas magulladuras”, pero la mujer dijo que se “había caído”.

Sin respuesta. El lunes a la tarde, al muchacho que le arrienda la casa le llamó la atención no ver a Ester y que tampoco respondiera a sus llamados. “La madrugada del lunes el inquilino escuchaba que la radio estaba muy fuerte y le fue a pedir que bajara el sonido para poder dormir, pero ella no le contestó”, comentó un vecino.
  A Ester tampoco la vieron el martes. Entonces cerca de las 19 de ese día, cuando el inquilino regresó a su casa, se asomó por debajo de una puerta y vio a la mujer tirada en el piso. En ese contexto, otro vecino de la cuadra llamó a la policía y los uniformados ingresaron a la casa por una ventana.

Hormigas. “Ester estaba tirada insconciente en el suelo rodeada de hormigas. Tenía golpes en la cara, en la espalda, en los brazos y los ojos lastimados”, comentó ayer a este diario una mujer de la barriada.
  La mujer golpeada fue trasladada en una ambulancia del Sies al Hospital Italiano, donde quedó internada en una sala común. Ayer a la mañana, su ex esposo Néstor Montes (vive en Santiago del Estero pero justo estaba en Rosario porque vino a visitar a una hija) dialogó con La Capital en ese centro asistencial.
  “Los vecinos intentaron entrar pero no pudieron porque la casa estaba cerrada con las luces prendidas. Después llegó la policía y sacaron una parte de una ventana y entraron. Ester estaba toda golpeada y tenía hematomas incluso en la zona vaginal. Según los estudios que le hicieron no tiene huesos rotos. Además le hicieron una tomografía y no tiene lesiones en la cabeza”, explicó el hombre.
  “Ella no recuerda casi nada —añadió el hombre— de lo que pasó, pero los vecinos me dijeron que a un tipo que se dice parapsicólogo lo vieron varias veces en la casa de ella. El tipo se llevó algunas cosas, pero no digo que se las robó”.

Robo. La investigación del caso está a cargo del fiscal de Flagrancia David Carizza. “La mujer declaró que la golpearon para robarle”, señaló una fuente judicial mientras se esperaban más testimonios.
  “No tenemos información acerca de la vinculación de esta persona (por el parapsicólogo) con la víctima”, comentó el portavoz consultado.
  Sin embargo, algunos vecinos presumen que Ester A. no fue atacada con el objeto de cometer un atraco. “No creo que la hayan golpeado para robarle porque ella cobra unos tres mil pesos de la jubilación que otorgó el gobierno para las personas que no la tenían”, comentó un hombre que conoce a la víctima.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario