Policiales

Investigan el robo de ketamina en Villa Gobernador Gálvez

La poderosa droga fue sustraída de la Secretaría de Salud municipal. Sospechan del personal que tiene acceso a los medicamentos. 

Viernes 11 de Octubre de 2019

La fiscal Lorena Aronne investiga una denuncia realizada por el intendente de Villa Gobernador Gálvez, Raúl Ricci, respecto a la sustracción de 191 frascos de ketamina de la Secretaría de Salud municipal. Marisa Bernal, a cargo del área, detectó el faltante el fin de semana pasado y el lunes Ricci presentó la denuncia ante la Fiscalía. Los frascos robados son de 50 milígramos cada uno y un costo en el mercado legal de 500 pesos por unidad, pero en el ilegal cada dosis trepa a los 2 mil pesos.

La ketamina es una droga utilizada como anestésico ya que es un depresor del sistema nervioso central, pero desde principios de los años 90 comenzó a ser utilizada como una droga ilegal por su alto potencial alucinógeno (ver recuadro). Desde 2010 está incluida entre las sustancias prohibidas por la Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas.

Desde febrero pasado, la Secretaria de Salud y Ambiente villagalvense funciona en un edificio de avenida Juan Domingo Perón 1620, y hace diez días la dependencia incorporó nueve cámaras de videovigilancia que captan lo que ocurre en los espacios comunes internos y externos, pero para los funcionarios el robo se cometió antes de eso.

Según pudo conocerse, los frascos de ketamina estaban en dos cajas en un armario cuya cerradura estaba rota y se encontraba en el despacho de Bernal. Desde esa oficina todos los meses se entrega un lote al móvil quirúrgico de Sanidad Animal para castraciones veterinarias.

Sorpresivo

El 16 de septiembre fue la última vez que se hizo un control físico sobre el contenido de las cajas. Ese día Bernal le transfirió una cantidad al móvil de Sanidad Animal, cerró las cajas y las puso en el armario. En su interior ese día había 191 frascos de 50 miligramos de ketamina cada uno.

El viernes pasado la secretaria comenzó con el protocolo mensual. Pero cuando abrió las cajas, las mismas estaban vacías. La funcionaria hizo un arqueo y se percató de que faltaban 191 frascos. Tras ello anotició de lo sucedido al intendente y Ricci radicó la denuncia ante la fiscal Aronne.

"Desde el viernes no puedo dormir pensando en el daño que puede hacer esa droga en la calle. Yo doy la cara porque soy una persona que no tengo nada que ocultar y por eso quiero que se investigue", dijo ayer Bernal tras reunirse con la fiscal.

Sospechas

"Esto tiene que haber sido un robo hormiga, un hurto porque no hubo violencia. Quien se llevó los frascos lo hizo de a poco y dejó siempre las cajas en su lugar. Nadie sospechó porque las cajas estaban a la vista", explicó la funcionaria. Y explicó que "es una oficina en la que circula gente pero en la que siempre estamos yo o mi secretaria. Da mucha bronca porque hacemos un gran esfuerzo".

"No tenemos la fecha precisa del hurto, pero fue antes de que se instalen las cámaras de videovigilancia, hace diez días, ya que no captaron nada", explicó Ricci. "Dejaron las cajas en el armario como si estuvieran intactas. Sólo se llevaron los frascos", reveló el intendente.

"Este hecho fue cometido por gente que conoce los movimientos de la Secretaría y que sabía dónde estaban esos medicamentos", dijo el jefe municipal y confió que se abrió un sumario interno que abarcaría 30 empleados.

Investigación

Desde la Fiscalía Regional confirmaron que la denuncia fue realizada el 7 de octubre en la sede de Villa Gobernador Gálvez y que la fiscal Aronne convocó a Bernal para que aportara más detalles sobre el lote de ketamina sustraído. También se indicó que "se tomará declaraciones a personal de la Municipalidad y al encargado de compras".

La fiscal requirió un informe con identificación del personal que tenía acceso al lugar donde se encontraba la ketamina, oficio a la droguería de origen para que de cuenta de la compra de la droga y de la fecha de entrega, y comisionó a efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) para que relevaran cámaras de videovigilancia en las inmediaciones de la Secretaria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario