Policiales

Investigan el derrotero de un hombre que murió tras sufrir una feroz golpiza

Hernán Sobrero, de 30 años, falleció el 11 de marzo en el Heca tras estar detenido después de ingresar a dos viviendas por motivos que aún se desconocen.

Jueves 28 de Marzo de 2019

Tres hombres serán imputados hoy en el marco de la investigación de la muerte de Hernán Ezequiel Sobrero, un hombre de 30 años que murió horas después de haber sido detenido en un confuso incidente, dos semanas atrás. Si bien primero trascendió como causa del deceso una sobredosis de drogas, y aún faltan conocer análisis toxicológicos que den cuenta de ello, la autopsia reveló que fue brutalmente golpeado antes de morir en el Hospital de Emergencias. Lo mismo habían dicho a este diario familiares de la víctima, que apuntaron contra vecinos que residen en una casa a la que Sobrero habría ingresado.

Días atrás la fiscal de Homicidios Dolosos Georgina Pairola recibió la investigación iniciada por su par de Homicidios Culposos Mariana Prunotto. A partir de testimonios, el martes se allanó una vivienda de Vera Mujica al 2700 donde se hallaron restos de sangre en un patio donde pudo haber sido golpeado Sobrero antes de ser detenido. También fue demorada una mujer, dos hombres fueron detenidos y un tercero ayer se puso a disposición de la Justicia.

Hasta el momento, los tres hombres serán imputados por la golpiza bajo la figura de homicidio preterintencional (cuando el asesino golpea o lesiona sin querer ocasionar la muerte). Sin embargo, los investigadores no descartan otras hipótesis en un caso que asoma muy complejo y con testimonios contradictorios.

Confuso

Sobrero murió el pasado lunes 11 de marzo a las 13.30 en el Heca. Había sido detenido a las 3 de la mañana por personal del Comando Radioeléctrico a partir de una denuncia por presuntos disturbios que generaba en Vera Mujica al 2900.

La información oficial de ese día daba cuenta de que había sido apresado tras ingresar a una casa en forma violenta, "intentando agredir a los presentes y luego darse a la fuga". Al llegar, según fuentes policiales y judiciales, los efectivos recibieron el aviso de una situación similar en una casa de Vera Mujica al 2700 donde también "ingresó con violencia y agredió físicamente a una mujer embarazada que, con ayuda de un familiar, repelió el ataque" hasta que llegó la policía y lo detuvo.

Al ser detenido, la policía no pudo identificar a Sobrero porque "estaba muy drogado". Trasladado a una dependencia policial, un médico legista ordenó que lo llevaran al Heca porque la vida del muchacho corría peligro, y allí quedó internado por "exceso de consumo de estupefacientes", se dijo.

Conocida su muerte, se ordenó realizar la autopsia según el Protocolo de Minnesota ya que el joven "estaba bajo custodia al momento del deceso".

Contradicciones

Las primeras versiones encontradas surgieron esa misma tarde. Mientras la información oficial no daba cuenta de que Sobrero haya estado golpeado, sus familiares aseguraron a este diario que cuando lo vieron "estaba desfigurado y lo reconocimos por un tatuaje".

Además de confirmar que Sobrero "tenía problemas de adicción", indicaron que "no tenía antecedentes" y hasta unos días antes había trabajado de chofer. Respecto del incidente que le atribuían, sostuvieron que "no había entrado a esa casa a robar". Y sobre la agresión a la embarazada, dijeron que entró a esa casa pero que se acostó en una cama.

Además, según fuentes policiales, los "vecinos agredidos" por Sobrero declararon que no lo conocían de antes y sus familiares deslizaron que sí. Y agregaron: "Dicen que adentro de esa casa le pegaron y le robaron", a la vez que dudaban sobre si no había sido golpeado por policías. En ese orden, a partir del resultado de la autopsia que confirmó golpes previos al deceso, la investigación se encaminó a establecer cómo fue detenido Sobrero.

A partir de un testimonio que indicaba que al hombre le habían pegado y robado en la última casa donde había estado, en Vera Mujica al 2700, la fiscal ordenó allanarla. Allí, los efectivos hicieron una pericia de luminol que detectó restos de sangre "en el patio donde, según las pruebas, la víctima estuvo maniatada mientras lo golpeaban", confió un vocero policial. Allí fueron detenidos Federico José C., de 24 años; Fernando Raúl C., de 29; y Verónica Andrea C., de 36. Otro joven que no estaba en ese momento se presentó ayer.

Voceros allegados al caso señalaron que no se encontraron en la casa elementos robados a la víctima, según dijeron sus familiares. Y sobre la mancha de sangre, que había sido lavada, se deberá analizar si corresponde a Sobrero. No obstante, la fiscal cuenta con elementos para imputar a los tres detenidos (la mujer fue liberada) por la golpiza que pudo desembocar en la muerte.

"El caso es muy complejo, con muchos testimonios contradictorios y varias hipótesis que atender. Hay que reconstruir paso a paso el derrotero de la víctima desde que salió de su casa, al anochecer del domingo, hasta que murió en el Heca", dijo ayer una fuente de la investigación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});