Policiales

Inseguridad: la policía reforzará el control en centros comerciales

La Asociación Empresaria de Rosario se entrevistó con el nuevo titular de la fuerza, Danilo Villán. Mecheras y trapitos, en la agenda.

Viernes 21 de Febrero de 2020

El jefe de la policía de Rosario, Danilo Villán, se comprometió a reforzar la vigilancia en los centros comerciales. Tras reunirse en su despacho con representantes de la Asociación Empresaria, el uniformado aseguró que agregará personal motorizado y caminantes.

   Como ya es una tradición, los comerciantes nucleados en la AER se presentaron formalmente ante la máxima autoridad policial de la ciudad. Tras el cónclave, el jefe de la UR II se comprometió a reforzar la presencia policial en los centros comerciales, aunque aclaró que se hará con “los recursos disponibles con los que se cuentan”, una acción que en el centro representa 12 unidades motorizadas, y 14 binomios policiales.

   La Agrupación Cuerpos, la Brigada de Orden Urbano y la Motorizada, la Policía de Acción Táctica y el Comando Radioeléctrico participan con personal a su cargo de los binomios que recorren el centro. “Estoy dando directivas en relación al teléfono celular y los policías; hay que ver las formas en que se usa. Deben tener actitud de observación”, admitió.

   “Si fuera por mí, tendría un efectivo cada cuatro habitantes, pero no puedo. Espero que algún día tengamos más recursos humanos y logísticos”, reveló Villán para indicar que en la actualidad existen 140 móviles para toda la ciudad.

   En la reunión llevada a cabo en la tarde de ayer en el despacho de Villán en Jefatura, integrantes de la Asociación Empresaria de Rosario, liderados por su titular, Ricardo Diab, y representantes de centros comerciales a cielo abierto de Rosario y de la Cámara de Estaciones de Servicio, los referentes expusieron sus problemáticas y analizaron junto al jefe policial distintas alternativas.

   Los representantes de cada una de las zonas le comentaron al jefe de la Policía de Rosario los problemas particulares de cada sector junto a un diagnóstico en general. De allí se concluyó que los horarios más vulnerables son el cierre comercial y la tarde, sobre todo en los centros barriales.

   Además se hizo hincapié en el tema de los cuidacoches y la utilización de inhibidores de alarmas de autos. Los comerciantes y empresarios destacaron que “el desafío es abordar estos temas con averiguación de antecedentes” a lo que Villán respondió que se encontraba abocado a esa problemática.

   Tras el cónclave, Villán enfrentó a los periodistas y destacó: “Quiero llevarles (a los comerciantes) la tranquilidad por parte de la Unidad Regional II de que vamos a poner todos los recursos humanos y logísticos para tratar de solucionar este problema”.

   “Ya se están implementando desde la semana pasada operativos conjuntos en la zona centro con el ámbito municipal de control aleatorio de motociclistas y personas”, dijo para explicar algunas de las medidas que está llevando adelante su unidad.

   En tanto, Diab destacó “la vocación y buena voluntad (de Villán), porque entendió la problemática y por eso se estableció una mesa de diálogo semanal que será permanente. Acompañaremos al jefe policial ante las autoridades municipales y provinciales para destrabar problemas que tengan que ver con estas competencias. A Villán lo vimos muy permeable con esta problemática”, destacó para referirse a temas reiterados que ayer volvieron sobre la mesa de acción conjunta: mecheras, trapitos que “son los que más trastornan la seguridad del sector”.

   Muchos de los presentes destacaron que la preocupación principal es la presencia policial. “Notamos una disminución preocupante en la cantidad de uniformados teniendo en cuenta que es un espacio de encuentro social significativo. No estamos exentos de la violencia, pese a que no es el mayor epicentro de los delitos. Por eso, lo preventivo es lo fundamental”, indicó Alejandro Pastore, desde el Paseo Pellegrini,

   También se hizo hincapié en el tema ligado a los cuidacoches. En el encuentro se evaluó que “hay un sector que hace esta actividad desde un perfil de subsistencia, pero otro la usa para la extorsión; y son dateros para el robo de autos y mobiliario”.

Proponen una fuerza de élite

La intervención de fuerzas territoriales urbanas en Rosario y Santa Fe fue propuesta en la Legislatura provincial con el objetivo de “pacificar” ambas ciudades. El diputado Gabriel Chumpitaz (Juntos por el Cambio) solicitó quna combinación de los grupos élite Alacrán (de Gendarmería Nacional), Albatros (Prefectura Naval), Geof (Policía Federal) y la TOE, Tropa de Operaciones Especiales de Santa Fe.

Piden normas locales más rigurosas

Convocados en el Concejo Municipal y con la presencia del intendente Pablo Javkin, los concejales del interbloque de Juntos por el Cambio pidieron integrar la mesa de trabajo semanal de seguridad y analizar normativas municipales de control más rigurosas.

   “Exigimos ser parte de la mesa para hacer frente entre todos a este grave flagelo que desde hace años estamos padeciendo los rosarinos y que ha recrudecido a niveles extremadamente alarmantes en lo que va del año, con 40 muertes”, afirmó el presidente del interbloque, Alejandro Rosselló al referirse a la situación de violencia y criminalidad que vive Rosario. “Estamos ante una situación límite, que necesita del trabajo de todos”, subrayó el edil. Los concejales macristas también pidieron avanzar en una legislación municipal de control más estricta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario