Policiales

Indagan a detenidos por una balacera frente al río

Los cuatro detenidos por una balacera sobre la barranca a la altura de avenida Francia, en la que un joven fue herido de bala y desapareció en el río, serán indagados hoy por el delito de homicidio. Es que aunque no fue hallado el cuerpo, los investigadores tienen casi la certeza de que el chico de 16 años murió.

Sábado 26 de Enero de 2008

Los cuatro detenidos por una balacera sobre la barranca a la altura de avenida Francia, en la que un joven fue herido de bala y desapareció en el río, serán indagados hoy por el delito de homicidio. Es que aunque no fue hallado el cuerpo, los investigadores tienen casi la certeza de que el chico de 16 años murió. Su hermano de 20, quien sobrevivió a la balacera, dijo que lo vio hundirse con cuatro disparos en el pecho.
  Así lo indicó anoche el oficial Ariel Sánchez, a cargo de la comisaría 8ª, que investiga el suceso. El hecho ocurrió poco antes de las 20 del jueves en las barrancas de Francia y el río. En una precaria vivienda estaban Juan Jesús Sosa, de 20 años, y su hermano Antonio, de 16, en compañía de dos chicas. A esa hora llegaron cuatro jóvenes que se hicieron pasar por pescadores para buscar revancha por un incidente previo.
  Los agresores comenzaron a disparar e hirieron al menor de los hermanos, quien se arrojó al río y desapareció. En tanto que Juan Jesús, baleado en un brazo y una pierna, también se tiró al agua y como no logró salvar lo se sostuvo en un fierro, hasta que otros pescadores dieron aviso a la policía y agentes de Prefectura lo rescataron.
  “Sabemos que Antonio falleció porque los testigos dicen que recibió cuatro disparos en el estómago y lo vieron caer al río. El hermano, que se tiró a rescatarlo, dijo que la correntada se lo fue llevando y que el muchacho le decía que no podía nadar más. A unos 30 metros estuvo a punto de alcanzarlo, pero el chico se hundió y no volvió a emerger”, relató el oficial.
  Ayer los efectivos de Prefectura reanudaron sin éxito la búsqueda del adolescente. Mientras que su hermano fue trasladado al Heca, donde quedó fuera de peligro.
  En tanto, uniformados del Comando Radioeléctrico apresaron en Junín y Travesía a cuatro sospechosos. Se trata de Angel Eduardo Zevallos, de 26 años; Walter Báez, de 31; Diego Oscar Romero, de 24 y Cristian Z., de 15.
  El primero de ellos, según la policía, admitió haber estado en el lugar y arrojado “piedrazos” a la víctima. Dijo que el muchacho desaparecido le había efectuado dos disparos en el estómago (donde le quedó al cicatriz de una cirugía) y quemado su rancho en la zona de la comisaría 32ª. La policía buscaba ayer las armas usadas en el incidente, que según el joven sobreviviente serían una pistola calibre 6.35 que al parecer portaba Báez y un revolver 32 Special con tambor de siete alveolos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario