POLICIALES

Incautan una camioneta que había sido robada en Buenos Aires

Un agente policial interesado en comprarla detectó que la documentación ofrecida por el vendedor era apócrifa

Domingo 20 de Septiembre de 2020

El interés de un agente de la División Judiciales de la Unidad Regional II por adquirir un vehículo ofrecido en una página de compra-venta de automotores tuvo una insólita derivación cuando se detectó que la documentación del mismo no era la original sino que había sido adulterada y que el propio auto había sido robado el mes pasado en la provincia de Buenos Aires, aunque su pedido de secuestro aún no estaba asentado en los registros de la Dirección Nacional de la Propiedad Automotor (DNRPA).╠

La maniobra quedó al descubierto el viernes cuando un efectivo llegó hasta un domicilio de avenida Pellegrini al 1600 para entrevistarse con el vendedor de una camioneta Mercedes Benz Vito dominio AC669HJ y cuyo precio era por demás de tentador. Al observar el vehículo el policía tuvo sus primeras dudas ya que no lo veía como original de fábrica sino que tenía algunos detalles que le llamaron la atención. Y, además, al analizar la documentación del mismo se dio cuenta de que la misma no era original.╠

Así las cosas, al retirarse del domicilio del vendedor el policía dio cuenta de todo al jefe de la División Judiciales, comisario Rodrigo Domínguez, quien tomó cartas en el asunto y mandó a la vivienda donde estaba la camioneta a agentes del Puesto de Control de Verificación Automotor para que comprueben los dichos del agente y también de la sección Sustracción de Automotores para que intervengan en el hecho, todo bajo las órdenes del fiscal de Flagrancia Enrique Paz.

>>Leer más: Le encuentran un auto robado y lo imputan por encubrimiento

En el lugar, el personal del Puesto Verificador solo pudieron observar que el chasis del vehículo tenía diferencias con el original, y al no contar con las herramientas necesarias no pudieron verificar si los guarismos del mismo presentaban alguna irregularidad. Pero al verificar la documentación notaron que la misma era apócrifa y pidieron colaboración al personal del Comando Radioeléctrico que secuestró el vehículo y toda la papelería, la que fue peritada por la Sección Scopometría, donde se confirmó que eran documentos adulterados. Asimismo, el fiscal ordenó que se demore a la persona que tenía la camioneta a la venta, Luciano Walter E., de 39 años y domiciliado en Capitán Bermúdez, quien quedó en libertad vinculado a una causa caratulada como encubrimiento agravado con ánimo de lucro y uso de documentación falsa (tarjeta verde, formulario de compra venta firmado en el puesto verificador de San Lorenzo, formulario 03, formulario 08, informe de estado de dominio, aviso de deudas de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires, contrato de prenda, una actuación notarial apócrifa, formulario de consulta de infracciones, copia del título automotor, libre multa de la Municipalidad de Rosario y una boleta de pago del seguro).

Avanzando en la investigación, los pesquisas de la División Judiciales se pusieron en contacto con la titulara de la tarjeta verde de la camioneta y así descubrieron que la camioneta en cuestión había sido robada a mano armada el 14 de agosto pasado a su esposo, Juan Carlos G.D., a quien dos hombres bajo amenaza con pistolas se la sacaron de la puerta de su casa de la localidad de Tapiales, en el partido bonaerense de La Matanza. La mujer manifestó que habían hecho la correspondiente denuncia pero ignoraba por qué la misma no había sido asentada en el Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor (DNRPA).

De acuerdo a los investigadores, ahora queda por develar si la camioneta hallada es la que se robó en Tapiales o si es una “ponchada”, es decir un vehículo de idénticas características al que se le modificaron los números de motor y chasis para usarla con copias truchas de la documentación sustraída al rodado original mientras éste circula libremente con los papeles verdaderos en algún lugar del país. “Creo que éste no es un caso aislado y podríamos estar ante la punta de un iceberg que nos lleve a descubrir una banda” como la que lideraba Esteban Alvarado, quien cumplió condena por robar autos de media y alta gama en el Gran Buenos Aires que traía a Rosario para “poncharlos” y ponerlos a la venta en el mercado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS