POLICIALES

Incautan 30 máquinas tragamonedas a la banda que regenteaba casinos ilegales

Fue en una distribuidora de barrio Echesortu. El viernes acusaron a cinco integrantes de la asociación ilícita que extorsionó a comerciantes.

Domingo 26 de Julio de 2020

La investigación que la noche del viernes terminó con la imputación de cinco personas por integrar una asociación ilícita que, invocando su relación con la banda de Los Monos se dedicada a extorsionar a comerciantes de diferentes rubros bajo amenazas además de gerenciar y explotar los negocios de la quiniela clandestina y casinos ilegales, sumó ayer a la mañana un nuevo eslabón. En la búsqueda de uno de los cinco miembros del grupo que aún no fueron localizados se realizaron ocho allanamientos, cinco de ellos en Rosario, en los cuales se incautaron varios teléfonos celulares, computadoras, dispositivos digitales de almacenamiento de información y 30 máquinas tragamonedas utilizadas en los garitos que regenteaba el grupo.

   La persona buscada por los agentes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y el Organismo de Investigación (OI) del Ministerio de Seguridad de la provincia es Leonardo Andrés Peiti, de 46 años y con antecedentes por controlar empresas de juego ilegal, quien para los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada tenía vínculo directo con el “organizador” de la asociación, Maximiliano “Cachete” Díaz.

   Desde esa posición, dijeron los pesquisas, Peiti era la persona que se encargaba de “identificar a las potenciales víctimas de las extorsiones además de ser quien se relacionaba con integrantes de las fuerzas de seguridad o agencias judiciales a los fines de obtener de ellos algún beneficio lícito, ilícito o delictivo para los miembros de la organización”.

La distribuidora

De acuerdo a la información que trascendió de fuentes oficiales, de los ocho allanamientos realizados la mañana de ayer el más importante se llevó adelante en una distribuidora de bebidas ubicada en Mendoza al 4300, en pleno barrio Echesortu, que es propiedad de la pareja de Peiti según dijeron los voceros de la investigación. Allí se hallaron 30 máquinas tragamonedas de las utilizadas en los casinos ilegales que regenteaba la banda además de dos computadoras, tres CPU, dispositivos de almacenamiento de información en los cuales se encontrarían los datos sobre la contabilidad de la asociación ilícita y varios teléfonos celulares que deberán ser peritados.

   En el mismo barrio fue allanado un edificio de Servando Bayo al 1000 cuya propiedad se atribuye a Peiti. Allí, en un departamento del segundo piso se encontraron diez cartuchos calibre 32 y una factura a nombre de una empresa que sería una firma fantasma detrás de la cual se blanqueaba el dinero obtenido del juego ilegal. También se requisó una casa de Mendoza al 4700 y otra de la misma calle al 4300, contigua a la distribuidora de bebidas que pertenece a la mujer del hombre buscado por los investigadores.

   Los operativos que realizaron agentes de la TOE y el Organismo de Investigaciones incluyeron también un departamento del 8º piso de Paraguay al 200, en el centro de la ciudad, donde residen familiares de Peiti y del cual los policías se llevaron celulares, una tablet, una computadora y varios pen drives; una finca del country Funes Hills Miraflores, en avenida Fuerza Aérea al 2400, donde también fueron secuestrados teléfonos portátiles y dispositivos de almacenamiento; una casa de calle La Rastra al 2100 de la misma localidad (a un kilómetro del ingreso al mencionado country) donde se halló documentación de interés para la causa y un CPU; y una propiedad de Suipacha al 2300 de la ciudad de Cañada de Gómez donde se incautó otra computadora.

El rol del buscado

Según la acusación que los fiscales Matías Edery, Luis Schiappa Pietra y Gisella Paolicelli presentaron ante la jueza Valeria Pedrana en las audiencias llevadas a cabo en el Centro de Justicia Penal entre el jueves y el viernes, el rol de Leonardo Andrés Peiti en la asociación ilícita denunciada no era menor. A tal punto que fue la persona que el 10 de enero pasado se contactó mediante WhatsApp con un funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) para que intercediera en favor de dos integrantes de la banda que habían sido apresados un día antes y que ahora se encuentran prófugos: Hernán “Chema” Quinteros y Claudio Humbero Ricaldez.

   Un día antes de ese diálogo, el 9 de enero, Peiti se contactó con el imputado Alberto Alejandro “Pipi” Torrisi, un oficial retirado de la policía santafesina que llegó a ser jefe de la Unidad Regional VI de Villa Constitución y que, de acuerdo a la acusación, era el encargado de brindar auxilio a los integrantes de la organización cuando éstos eran detenidos además de administrar los negocios ilícitos relacionados con el juego clandestino, a tal punto que fue detenido el lunes pasado después de salir de un casino clandestino ubicado en calle Espora 229 de Villa Gobernador Gálvez cuando llevaba bajo su brazo un sobre con 150 mil pesos en efectivo.

   Aquel día Peiti le pidió a Torrisi que se comunique con “Cachete” Díaz porque quería conseguir algún beneficio para las dos personas arrestadas y el oficial retirado gestionó ante la comisaría 21ª de la zona sur rosarina la posibilidad de que liberen a los dos hombres ese mismo día, cuando se disponían a realizar un atentado contra el casino City Center, hecho que finalmente se concretó el día 11 y que le costó la vida al contador Enrique Encino, un apostador que se encontraba fumando en un balcón externo de la casa de juegos de la zona sur rosarina.

   Como desde la seccional no obtuvo respuesta, Torrisi volvió a comunicarse con Peiti y éste, ante la novedad, estableció un diálogo mediante WhatsApp con un funcionario del MPA que, según los dichos del ministro de Seguridad de la provincia Marcelo Sain, “es un fiscal”. Ese diálogo es el siguiente:

   — Funcionario: Hernán Quinteros es el detenido?

   — Peiti: Si.

   — Funcionario: Dejame que me fijo.

   — Peiti: Buenísimo, si se puede darles una mano mejor.

   — Funcionario: Te aviso en un rato que historia.

   — Peiti: Gracias.

   — Funcionario: Y Hernán Horacio Quinteros. En esta se comió un encubrimiento por andar con un auto robado y tenía una 9 mm cargada, le metieron portación de guerra. Fue ayer, por protocolo tenía que pedir prisión preventiva, pero aparentemente se puede cerrar después de peritar el arma. No tengo la causa yo, pero dejame ver como metemos un comentario ahí. En 1 mes le podrían dar la libertad, no tiene antecedentes así que seguramente.

   Este último mensaje Peiti se lo reenvió a “Cachete” Díaz para que le quedara claro no solo que había efectuado la consulta sino que se la habían respondido mostrando los contactos que tenía dentro del MPA.

   En los mensajes previos a las tratativas para liberar a los detenidos, el propio Peiti —según consta en la acusación— se compromete a vincular al organizador del grupo con el policía retirado Torrisi, con quien se reunieron en un bar de Mendoza y Río de Janeiro para llevar adelante toda la trama.

Asimismo, en cuanto a las extorsiones que llevaba adelante la asociación ilícita, a Peiti se lo menciona participando en solo uno de los cinco hechos presentados por los fiscales ante la Justicia. De ese episodio fue víctima el empresario Pablo F. quien tenía una casa de cambios en la zona de Entre Ríos y Santa Fe al cual entre el 8 y el 9 de enero pasado le exigieron 5 mil dólares para no balearle el local.

Tras la amenaza, el empresario se reunió con integrantes de la banda en un bar de Echesortu, cónclave del que habría participado Peiti y allí le remarcaron que si no pagaba estaba en juego la seguridad de su familia. Tras cumplir con las exigencias, Pablo F. abandonó el país.

Imputados

El viernes a la noche, tras dos jornadas de audiencias, la jueza de primera instancia Valeria Pedrana le dictó la prisión preventiva por el plazo de ley (un máximo de dos años) a los cinco miembros de la banda por ahora detenidos ya que según la pesquisa aún quedan otros cinco prófugos.

Maximiliano Damian "Cachete" Díaz, quien ya estaba preso por el crimen del contador Enrique José Ensino cometido el 11 de enero en el ataque contra el casino City Center, fue acusado por asociación ilícita en carácter de organizador, extorsión en calidad de coautor en grado consumado y extorsión en calidad de coautor y en grado de tentativa en cinco 5 hechos.

Alejandro Alberto "Pipi" Torrisi, ex jefe de la Unidad Regional VI de policía en Villa Constitución, por asociación ilícita en calidad de integrante, organización y explotación de juego ilegal y tenencia ilegítima de arma de guerra. José Sebastian Perlo, por asociación ilícita en calidad de integrante, extorsión en calidad de coautor y consumada. Flavia Broin, pareja de "Cachete", por asociación ilícita en calidad de integrante y extorsión en calidad de coautor en grado consumado. Otnniel Almonte De León, de ciudadanía dominicana y preso como coautor del homicidio del policía Cristian Ezequiel Ibarra en julio de 2019, por asociación ilícita en calidad de integrante y homicidio agravado por uso de arma de fuego en carácter de partícipe primario en grado consumado, en concurso real con portación ilegítima de arma de fuego por el asesinato de Ensino.

“Nuestro cliente no está prófugo”

Los abogados Luis y Angelo Rossini, quienes defienden a Leonardo Peiti, dijeron a La Capital que su cliente “no está prófugo sino en la Capital Federal, adonde viajó el martes por cuestiones laborales y debió quedarse tras tener un accidente con su auto cerca del peaje de Zárate por lo que no pudo regresar”. Asimismo, dijeron que mañana Peiti se pondrá a disposición de la Justicia y que “no es ningún extorsionador sino un empresario de la construcción y con muchos años en el negocio del juego. Tiene dos casinos en Formosa, alquila máquinas a un conocido hotel de Mar del Plata y a otros empresarios del sector, y hasta hace dos años explotó la sala del valle de Las Leñas”. Finalmente, los letrados dijeron que los allanamientos de ayer en casas de varios familiares de su cliente son “un circo endeble que será aclarado en la audiencia imputativa” y que las máquinas halladas “son arcaicas y sacadas de circulación”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS