Policiales

Imputaron a un policía que mató a un arrebatador con un tiro por la espalda

Es un subcomisario que el martes presenció un robo y ejecutó al asaltante, hijo de otro policía, sin darle la voz de alto. Los fiscales pidieron perpetua.

Viernes 01 de Noviembre de 2019

El subcomisario Francisco Olivares, quien el martes mató con un tiro por la espalda en Santa Fe a un adolescente de 17 años, hijo de otro efectivo policial, fue imputado ayer bajo figuras penales que prevén la prisión perpetua. Los fiscales Ezequiel Hernández y Martín Torres le atribuyeron haber disparado con su arma reglamentaria al chico que se encontraba "de espalda y a unos 50 metros de distancia" y recibió el disparo "sin ningún tipo de advertencia" y estando desarmado.

El crimen ocurrió el martes a la mañana en el barrio Guadalupe, en la zona noreste de Santa Fe. Según fuentes oficiales todo comenzó a las 10.30 en Risso entre Belgrano y República de Siria, donde una mujer de 73 años fue interceptada por un muchacho que, tras un forcejeo, le sustrajo un monedero con algo de dinero y documentos (ver aparte).

El joven escapó corriendo pero la acción fue vista por el subcomisario Olivares, de 51 años y vestido de civil, que estaba como custodio de un repartidor de gaseosas. Fuentes de la Unidad Regional I dijeron en ese momento que el subcomisario dio la voz de alto pero el joven no se detuvo, algo que fue desmentido ayer en la audiencia. El policía sacó su arma reglamentaria, se parapetó y disparó una sola vez.

El proyectil calibre 9 milímetros alcanzó al adolescente en la espalda, a la altura de la segunda vértebra lumbar. El joven fue asistido por los vecinos y trasladado al Hospital José María Cullen, donde fue identificado como Lautaro Saucedo, de 17 años e hijo de un agente que presta servicios en la seccional 9ª de Santa Fe. El joven falleció poco después de las 15.

Un solo tiro

Olivares, que prestaba servicios en la Unidad Regional V del departamento Castellanos, fue arrestado en el lugar del hecho y le incautaron el arma reglamentaria. Ayer al mediodía fue sometido a una audiencia imputativa ante el juez penal José Luis García Troiano. Los fiscales lo acusaron como autor de un homicidio agravado por el uso de arma de fuego, calificado por la alevosía y por haber abusado de su función como miembro de una fuerza de seguridad. Las dos últimas figuras prevén prisión perpetua.

Además dijeron que el subcomisario "tomó posición de disparo y apuntó al lugar en el que estaba Saucedo, quien se dirigía hacia el este por la vereda norte de calle Risso". Añadieron que "el imputado estaba en el lugar brindando un servicio informal de custodia" y argumentaron que "su accionar fue con alevosía y abusando de sus funciones". Contra lo indicado en la versión oficial, concluyeron que el policía "no se identificó como personal policial ni tampoco dio la voz de alto", por lo cual concluyeron que "actuó sobre seguro, en forma arbitraria y violando los deberes propios de su función".

"Consideramos que actuó de forma artera. El joven estaba de espalda y sin ningún tipo de advertencia se le efectúa el disparo. Además evidentemente es un tirador experto que con un solo disparo logró darle muerte", dijeron los fiscales a la prensa tras la audiencia, e indicaron que las cámaras de vigilancia del barrio registraron toda la secuencia.

La víctima, en tanto, "no tenía ningún tipo de arma de fuego ni arma blanca ni nada que se la parezca".

En tanto, el sábado se realizará la audiencia de definición de la medida cautelar al efectivo, que según adelantaron ayer los fiscales tiene "numerosos antecedentes" en su legajo e incluso estuvo en disponibilidad, aunque no se aclaró por qué tipo de delitos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario