Policiales

Imputaron a un policía por difundir el video del crimen de un comerciante

El juez de primera instancia que presidió la audiencia le otorgó la libertad bajo restricciones

Sábado 14 de Marzo de 2020

Uno de los dos policías que habían sido detenidos por la filtración del video del ataque mortal a un supermercadista chino ocurrido el pasado martes en la zona sudoeste de la ciudad. El uniformado fue acusado por los delitos de violación de secretos y de la privacidad, revelación de secretos de información oficial, falsedad ideológica de instrumento público e incumplimiento de los deberes de funcionario publico. No obstante ello, .

   El episodio por el cual los agentes del Comando Radioeléctrico llegaron a la audiencia ocurrió a las 9.05 del martes pasado en el supermercado ubicado en inmediaciones de Juan XXII y Garzón, cuando el titular del comercio, identificado como Dai “Enzo” Weiqing, fue atacado por un desconocido que ingresó al local y apenas unos segundos después regresó sobre sus pasos y lo ejecutó con una pistola calibre 22 que aparentemente tenía silenciador.

   El video donde se aprecia cómo el agresor ingresó al local y a los pocos segundos regresó sobre sus pasos para correr a su víctima y darle muerte fue dado a conocer minutos más tarde por varios medios digitales de la ciudad y posteriormente en los canales de televisión haciéndose viral.

   Eso enfureció a la fiscal Gerogina Pairola, a cargo de la investigación del homicidio, quien todavía no había tenido acceso a ese material fílmico de importancia para la resolución de la causa. Por ello dispuso que los dos primeros agentes que habían llegado a la escena del crimen fueran detenidos y se les secuestre los teléfonos celulares para ser peritados.

En libertad

Así fueron apresados Manuel Cristóbal B. y Lautaro C., ambos del Comando Radioeléctrico, quienes ayer llegaron presos a la audiencia en el Centro de Justicia Penal. Previo el trámite ante el juez de primera intancia Nicolás Vico Gimena, la fiscal desestimó la imputación contra el primero por falta de evidencias; en tanto acusó a su compañero por haber grabado con su teléfono celular las imágenes registradas por las cámaras de seguridad del supermercado, donde quedó expuesto el rostro del atacante, y difundirlas por WhatsApp generando un esparcimiento masivo del mismo.

   El juez aceptó la acusación y dictó la libertad del imputado con la obligacion de firmar quincenalmente en la Oficina de Gestión Judicial y la prohibición de acercarse al lugar del hecho y a todo aquel efectivo policial que haya participado del procedimiento en ese momento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario