Policiales

Imputaron por tentativa de estafas al joven que provocaba lesiones para cobrar seguros

El martes lo habían detenido en su casa y ayer lo acusaron en Tribunales. Los fiscales plantearon al menos dos casos concretos.

Jueves 04 de Septiembre de 2014

Ezequiel Fabián L., el hombre de 27 años detenido el martes en la localidad de Villa Gobernador Gálvez bajo la sospecha de estafar a compañías aseguradoras de riesgos del trabajo (ART) denunciando falsos robos o accidentes, fue acusado ayer por los delitos de tentativa de estafa y portación ilegal de arma de fuego. En la audiencia imputativa los fiscales Andrea Vega y Patricio Serjal ventilaron dos casos en los cuales un par de operarios realizaron falsas denuncias en la subcomisaría 26ª en las que describían haber sido heridos en hechos delictivos n itinere (en el trayecto de su casa al trabajo), y luego encausaron el reclamo a la ART. Según la acusación, Ezequiel Fabián L. era el encargado de generar esas heridas que justificarían el reclamo y en un allanamiento a su domicilio le incautaron instrumental quirúrgico y una pistola calibre 22 con municiones. Mañana se realizará la audiencia en la que se valorará si al joven impostor se le impone la prisión preventiva.

El lunes al mediodía César Eduardo L., de 30 años y empleado de una agencia de seguridad, llegó a la subcomisaría 26ª para denunciar un robo ocurrido el pasado sábado en la intersección de las avenidas Temporelli y San Martín, en cercanías del cementerio villagalvense. Según indicó el hombre, cuando él iba a trabajar dos personas le salieron al cruce para robarlo y una de ellas le efectuó un profundo corte en la mano derecha que le afectó ocho tendones. Al relatar el robo sufrido, el denunciante presentó documentación médica ya que por el corte fue atendido en el hospital Anselmo Gamen. Pero al brindar detalles del episodio incurrió una serie de contradicciones que alertaron al personal policial. El hombre, finalmente, no pudo sostener su coartada y admitió que, al tener serios problemas económicos, aceptó que un vecino le cortara los tendones de una mano con un bisturí para poder estafar a la ART que lo cubre por su trabajo.

Desde la sub 26ª se realizó entonces una consulta a la fiscal de Flagrancia en Turno, Andrea Vega, quien ordenó la detención del vecino del denunciante, quien fue identificado como Leandro L. y apodado "El Enano", Tras ello la funcionaria dispuso que se allanara la vivienda del detenido, ubicada en Marcos Paz al 2200, en el barrio Soldado Aguirre de Villa Gobernador Gálvez. En el lugar los efectivos incautaron ampollas de anestesia, guantes de látex, bisturíes y dos armas de fuego: una pistola calibre 22 y un revólver. Asimismo, comprobaron que el detenido no posee título habilitante alguno en ninguna de las áreas de la medicina.

Dos casos. Ayer al mediodía, Leandro L. se sentó en el banquillo de los acusados ante el juez Hernán Postma, asesorado por el abogado Juan Ubiedo. La acusación estuvo a cargo de los fiscales Serjal y Vega. Y esta última fue la encargada de formular la imputación: tentativa de estafa en dos casos en perjuicio de la ART La Segunda y portación ilegal de arma de fuego de uso civil.

Uno de los hechos ventilados fue el del vigilador César Eduardo L., que dio origen a la investigación. Para ello mencionaron un acta preventiva de la sub 26ª en la que el vigilador describe que padecía serios problemas económicos, que El Enano junto a un abogado de nombre Ezequiel lo contactaron para realizar la maniobra y estipularon cuánto le iban a pagar. Luego Leandro L. lo anestesió y le cortó ocho tendones de la mano. También se destacó que la casa del falso denunciantes fue allanada y se incautaron celulares y folletería de la ART perjudicada.

El otro caso mencionado fue el de Mauricio Ariel V., un chofer de colectivos ocurrido el 28 de julio. Respecto a este caso se describió que el hombre fue víctima de heridas en las piernas en un hecho delictivo.

A su turno, el defensor Ubiedo no objetó la calificación penal que se le dio al caso aunque planteó su derecho de ir en queja sobre la validez probatoria de lo secuestrado en el allanamiento en la casa de El Enano. Esto le permitiría a la defensa realizar un planteo ante la Corte Suprema de Justicia de la provincia, en primera instancia, y posteriormente ante la máxima Corte Nacional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario